Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 10- -7- -2007 Las tomas de posesión de los nuevos ministros ESPAÑA 21 Molina: Trabajaré con entusiasmo e imaginación, escuchando a todos El ministro de Cultura afirmó que España debe ocupar el lugar que le corresponde S. GAVIÑA MADRID. Carmen Calvo, la ministra de Cultura saliente, en presencia de la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega; el ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos; y la ministra de Administraciones Públicas, Elena Salgado, empezó su discurso dando la bienvenida a su sucesor, el escritor y hasta ahora director del Instituto Cervantes, César Antonio Molina, para continuar con los agradecimientos a los ciudadanos. Sus votos, dijo, han permitido a mi partido ganar las elecciones, y a mí desarrollar doce años de gestión cultural También elogió a Rodríguez Zapatero y a sus colaboradores, que se han dejado la piel a lo largo de estos tres años y dos meses Como balance de estos doce años de gestión, Calvo reveló cuál había sido su principal enseñanza: Las políticas culturales son siempre el dificilísimo equilibrio que le toca encontrar al político, en cada caso, entre los intereses de los que generan la cultura, que son los creadores y los productores de ese lado industrial, y los intereses de los ciudadanos También tuvo palabras para el nuevo ministro: No necesitas consejos y mi ayuda la tienes cuando me la demandes. Sé que cumples un sueño y por eso quiero decirte que te deseo la suerte que te mereces como ministro de un gobierno socialista Por su parte, Molina reconoció la labor de Calvo, que ha vuelto a inventar un Ministerio que durante ocho años no existía. Recuperar esa idea de la cultura ha sido una labor de recreación y reconstrucción, así como la de entablar relación entre todos los creadores artista e intelectuales Yo- -añadió- -soy un escritor, vengo del mundo de la cultura, he pasado por todas la etapas, y soy uno más de ellos. Siempre he escuchado y he abierto las puertas a todo el mundo, he compartido sus inquietudes. No voy a hacer nada más. Trabajar como siempre, con imaginación, entusiasmo, y escuchando permanentemente a todo el mundo El nuevo ministro prosiguió afirmando que nuestra cultura es universal, no es de provincias, representa al menos a 500 millones de personas. Nuestra lengua común, y otras lengujas, como la mía, pues soy gallego, tienen tras de sí a grandes escritores y artistas y tenemos que colocarnos en el lugar que debemos tener en el mundo y debemos ser también el motor de todas aquellas personas que hablan y expresan en nuestra lengua Salgado, Molina, Soria y Chacón, ante los Reyes, Zapatero y el ministro de Justicia JAIME GARCÍA Salgado ve apasionante el modelo de Estado de Zapatero Guiño de la ministra de Administraciones Públicas a la Generalitat: No nos gustan las leyes que no se aplican MARIANO CALLEJA MADRID. En la toma de posesión de Elena Salgado en el Ministerio de Administraciones Públicas no hubo vino, ni alcohol ni malos humos. Fue un acto tan discreto, sobrio y funcional como el propio Ministerio, del que se despidió Jordi Sevilla con un secreto Me lo he pasado muy bien estos tres años que ya tiene mérito. Por eso no extrañó que luego confesara a los periodistas, en tono jocoso, que a partir de ahora trabajará para volver a ser ministro Podéis encontrarme en mi despacho del Congreso, seguiré trabajando ahí Quizás lo decía por si alguien le buscaba en Valencia. La recién llegada, Elena Salgado, no se quedó atrás y puso en sus primeras palabras todo el entusiasmo posible para acometer su nueva tarea. Llego en un momento apasionante del proceso de configuración del modelo de Estado afirmó. Salgado demostró ser una forofa de la política territorial de José Luis Rodríguez Zapatero, y del nuevo modelo que surja de ella. Así, prometió que en estos ocho meses que quedan de legislatura culminará los procesos de reformas de estatutos que se han iniciado, el nuevo modelo de financiación autonómica y el desarrollo de las comisiones bilaterales entre las Comunidades y el Estado. Las quejas de los nacionalistas catalanes en el último debate sobre el estado de la Nación por la parálisis del desarrollo del nuevo Estatuto no han caído en saco roto. En menos de una semana, ministra nueva y mejores palabras: No nos gustan las leyes que no se aplican, ni queremos frustrar las expectativas de autogobierno de millones de españoles Salgado recordó que en los últimos 25 años se ha producido un proceso espectacular de transferencias y traspasos del Estado a las Comunidades Autónomas. Nadie añora ahora un pasado en el que el afán de uniformidad y la centralización de las decisiones limitaban proyectos e iniciativas comentó. Sevilla, que se va con la conciencia tranquila y la satisfacción de vivir en un país donde dos días después de su destitución pudo ir al Ministerio en Metro, le dio dos consejos, cada cual más misterioso: que se atreva con aquello que él no tuvo valor de abordar, y que haga lo que él no supo siquiera que había que hacerse. La ministra Salgado tiene dos principios a los que siempre se acoge: el trabajo y la colaboración, en un marco de diálogo comprometido y sincero Calvo a Molina: Sé que cumples un sueño, y por eso quiero decirte que te deseo la suerte que te mereces