Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 OPINIÓN MARTES 10 s 7 s 2007 ABC AD LIBITUM LA TERCERA ESPAÑA ENRI- PHILIPPE Pétain, mariscal de Francia, fue embajador de su país en España, en los años 39 y 40, hasta que Alemania invadió a nuestros vecinos del norte. Es histórico que, en El Escorial, ante Francisco Franco se cuadró militarmente y levantó el brazo al modo fascista para mejor saludar al ya victorioso dictador español. Sorprendió el gesto del francés a sus circunstanciales compañeros diplomáticos, que le preguntaron la razón de aquel saludo a la romana. El mariscal respondió: Pour enmerder les autres! El defensor de Verdún en la Primera Gran Guerra y presidente del GoM. MARTÍN bierno de Vichy en la SeFERRAND gunda dejó acuñada una razón que sigue siendo efectiva para entender lo que, aquí y ahora, hacen buena parte de nuestros políticos, piensan muchos de los intelectuales comprometidos y, generalizando, rige la conducta de la mayoría de la población. Siguen vivas y coleando las dos Españas de nuestra vieja tragedia colectiva e, incapaces de entenderse entre sí, la una castiga a la otra en lo que puede y la otra zahiere a la una en cuanto se le alcanza. Ambas, al alimón, pierden en disputas las fuerzas que harían falta para hacer de esta vieja Nación un ámbito para la concordia y el sosiego que merecemos sus ciudadanos. Ahí entra en juego la tercera España. Así llamó Salvador de Madariaga, en plena Guerra Civil, a las pocas personas que pudieron mantenerse al margen de la contienda y fuera de sus escenarios. Esa tercera España, hoy dispersa en el exilio interior- -en el inilio, como me gusta llamarle- -no ha querido tomar parte en la confrontación que, para su gloria y continuidad, mantienen el PSOE y el PP Dadas las estériles circunstancias presentes, en las que las minorías imponen su voluntad sobre las mayorías mientras el Estado se desencuaderna, esa tercera España, tan poco poblada como bien cualificada, tiene la responsabilidad de intervenir, aunque sólo sea como puntos para la sutura de la gran herida abierta en el cuerpo nacional. Cuando personas como Jordi Sevilla- -tal que antes José Bono o Juan Fernando López Aguilar- -son apartados de un Gobierno porque su rigor en la interpretación del Título VIII de la Constitución vigente resulta excesivo para un líder errático como José Luis Rodríguez Zapatero y puede incomodar a sus amigos y mantenedores, están sonando todos los timbres de alarma de que dispone el sistema. Los mismos que también se activan con la pasividad con que la otra media España, la que le toca en suerte a Mariano Rajoy, está más atenta a sus miserias internas que a la grandeza que, por cláusula de estilo, le compete pretender para nuestro país. Es, como digo, el momento de la tercera España. La que siempre tuvo el acierto de verlo claro y se mantiene en la distancia o, incluso, en el desdén. Esa España centrada y sin ansias obsesivas de poder puede actuar con miras más altas que el ya acostumbrado pour enmerder les autres. POR OTRA PARTE PRIMERO PAGAR, DESPUÉS ENTRAR mente se traduce en una necesidad de alargar los plazos de nadie se le ocurre pagar un coche antes de ponerse su propia financiación, y los bancos- -que nunca pierden- -tras el volante, como tampoco nadie afronta el priendurecen las condiciones de los créditos a los promotores. mer plazo del sistema home video cinema hasta que Situados en tal escenario, los expertos apuestan por una esté instalado en casa y se haya comprobado su funcionamás o menos suave desaceleración de la actividad: la oferta miento, ni tampoco se paga el recibo de la luz por adelantay la demanda se irán ajustando y los riesgos bancarios disdo. Curiosamente, la regla universal de primero tocar el minuirán progresivamente. Como consecuencia, la econoproducto y después pagarlo registra una excepción clamomía nacional bajará su ritmo de crecimiento... En fin, narosa en el mercado inmobiliario: antes de recibir las llaves da importante, un empeoramiento que meteorolóde la casa- -sin importar que sea primera, segungicamente equivale a pasar de tiempo despejado a da o quinta vivienda- -se ha pagado una porción despejado con algunas nubes. significativa del precio total. Desde luego, las opiniones son libres, pero, desEn cierto sentido esa excepción financiera de pués de tantos años de andar mirando lo que ocuprimero pagar y después entrar ha sido el motor de rre en la economía nacional, la hipótesis del aterrila promoción inmobiliaria durante los últimos zaje suave me parece mejor intencionada que reaquince años: el promotor pagaba una señal- -oplista. Este Reino de España, también en el terreno ción de compra, en lenguaje más fino- -por un soeconómico, es un país de excesos, y resulta improlar determinado, obtenía los permisos municipaJOSÉ MARÍA bable que el desaforado crecimiento inmobiliario les y los créditos bancarios para la construcción, GARCÍA- HOZ de los últimos quince años sea suave y paulatinacomenzaba a vender sobre plano y cuando llegaba mente enfriado. Al fin y al cabo fueron las grandes inmobila hora depagar alpropietario delsolar, al banco y a la consliarias las que, al avizorar un tiempo más complicado, decitructora ya había vendido más de la mitad de la promociódieron ampliar o diversificar el negocio. La ampliación n... Y empezaba otra. Dado ese esquema de negocio, para- -vía compra de otras empresas del sector- -se apoyaba en empezar una promoción no hacían falta muchos recursos la idea de que unidades empresariales más grandes tenpropios en forma de capital, sino buenas relaciones con los drían más capacidad para sortear la crisis, si es que ésta lleayuntamientos y con los bancos. Por eso durante los últigaba a presentarse. Las que emprendieron el camino de la mos años se han multiplicado los titanes de la promoción diversificación, participando en empresas energéticas o de inmobiliaria, surgidos, como suele decirse, de la nada. Esotros sectores, en España y en el extranjero, encontraron paña es, como se sabe, un país en el que históricamente musu fundamento estratégico en la idea elemental deno poner chas iniciativas empresariales se hundieron- -o acabaron todos los huevos en la misma cesta. en manos delos bancos- -precisamente porquelos emprenEn cualquier caso, tanto los que ampliaban como los dedores no conseguían financiación para aguantar el lapque diversificaban lo hicieron como siempre: tirando del sodetiempoquetranscurríaentrela inversiónen la maquicrédito bancario; desafortunadamente, las condiciones naria y las primeras ventas de productos terminados. Cohan dejado de ser las de siempre, pues la base del negocio, mo ese lapso no existe en el mercado inmobiliario, los emcobrar primero y pagar después, se esfuma; los créditos se prendedores se cuentan por docenas. endurecen- -me remito a la excelente información que El problema es que talsistemano puede funcionar igual ayer publicaba en ABC M. Larrañaga- -y los activos que indefinidamente; de hecho, el dinero ha dejado de estar base presentan como garantía de los créditos, suelo o acciorato y, consecuentemente, la capacidad de comprar casas nes, son por definición de precio volátil. Baja la demanda por parte de nacionales y extranjeros disminuye. Como cay sube el precio del dinero: demasiado cambio para que no da vez se tarda más tiempo en colocar una promoción, las pase nada. inmobiliarias ya no cobran al comprador final antes de josemaria garcia- hoz. com construir o de pagar latotalidad delsolar, lo queinmediata- H A