Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
88 DEPORTES Tenis s Wimbledon LUNES 9 s 7 s 2007 ABC Nadal llegó a tocar la corona de Federer Llevó al campeón suizo a cinco sets y estuvo a punto de quebrarle el servicio en la manga decisiva R. FEDERER R. NADAL 74726 66662 9- 7 7- 3 vor, listo para rematar al rival, que estaba acorralado, casi sin salida. Casi... Entonces sacó el servicio a pasear, que es el arma de los verdaderos campeones cuando ya no les quedan recursos. El saque de Federer no es como el de los sacadores, tipos toscos y planos, sin argumentos técnicos: palo al colchón y tente tieso. No tienen más. El de Roger es tan potente como el de ellos, pero colocado, liftado, variado, una gama enorme que lo hace impredecible. Pues a pesar de todo esto, Nadal se los restó y siempre le puso en un brete, pero luego falló en los golpes cruciales. Al primer set del otro, conseguido en una muerte súbita en la que Roger hizo valer su experiencia en la hierba, contestó el español con una subida de adrenalina, con bolas profundas y golpes muy duros de derecha, buscando muchas veces el revés del suizo, que pasó las de Caín. En el décimo juego del segundo set el español logró el break y se hizo con la manga. Duración: 3 horas, 45 minutos. Evento: Final del torneo masculino de Wimbledon. Pista Central. 13.500. Roger Federer Rafael Nadal 71 primer servicio 71 24 Aces 1 3 Dobles faltas 2 3 8 Break points a favor ganados 4 11 71 puntos con primer saque 69 62 puntos con segundo saque 57 35 puntos ganados al resto 31 JOSÉ MANUEL CUÉLLAR ENVIADO ESPECIAL LONDRES. Tan cerca y tan lejos. Cuatro bolas de break en el último set y ninguna entró al saco de Nadal. Federer ganó la final de Wimbledon, pero el español demostró que está más cerca que nunca del suizo. Será el próximo año. Cuestión de detalles, de un centímetro por aquí, de una caña mal dada, de llegar por un pelo o de no llegar. Así están las distancias ahora entre Federer y Nadal, pero en los pastos de éste, porque en la arcilla del español hay más diferencia a favor de Rafa. Fue un partido duro, tenso como las cuerdas de un violín, sin apenas respiro para ninguno. El servicio de Federer acabó siendo decisivo, 24 aces contra uno del español, sobre todo porque le salvó el cuello en los momentos más dramáticos, cuando tenía la soga puesta. Eso sí, Rafa tuvo que trabajar mucho más cada punto, con el consiguiente desgaste, lo que le hizo pedir ayuda al médico a mitad del encuentro, lógico si se tiene en cuenta que ha estado en pista seis horas más que el campeón. Es cierto que Federer jugó mejor los puntos decisivos, los del tie break y, sobre todo, esos malditos, cenizos, de la última manga. En el tercer y quinto juegos del set decisivo, Rafa llegó a tener dos 15- 40 a fa- A cara de perro Otra vez a remar, otra vez cada uno con su servicio, eso sí, más sencillos los del suizo, y repetición de la historia en la muerte súbita, con el saque llegando en ayuda de Roger. Con el cansancio acechando y Federer respirando, Nadal se echó sobre él, le rompió por dos veces el servicio y se fue directo hacia la manga decisiva. En ese tramo nunca estuvo tan cerca el español, tocaba la corona con paralelos continuos sobre los intentos desesperados del suizo de cerrar el encuentro, y bolas y más bolas para conseguir una rotura que le llevaba directamente a la gloria. Pero ese autobús se le escapó, a veces con buenos saques del suizo, pero también con errores propios. Era la cercanía del trono, que te agarrota el brazo o te lo acelera en exceso, que te nubla la vista y, sobre todo, el co- Federer celebra su título sobre la hierba, al más puro estilo Nadal nocimiento para elegir el mejor golpe. Y tener enfrente al otro, que te la juega en cuanto te descuidas. Es lo que tienen las estrellas: si les perdonas en vez de rematarlos cuando los tienes listos, te lo hacen pagar. Un tanto ofuscado por las ocasiones perdidas, a Rafa se le fue el partido de la vista. Fue muy poco, unos segundos, y Federer se metió por ahí para lograr el break definitivo e irse directo hacia el título con un festival de aces Un triunfo más, pero la alegría tremenda de la victoria denota que las pasó moradas, que ya siente el aliento del otro en el cogote, que le come la tierra, y la hierba, año a año. Estuvo tan cerca... La lucha por el número uno continúa de aquí a final de temporada Tras el torneo de Wimbledon y hasta el final de temporada, Roger Federer debe defender 3.285 puntos de su ranking, mientras que Rafael Nadal sólo tiene que proteger 795. Eso quiere decir que tiene mucho más que perder el suizo y que las diferencias podrían recortarse. Estos son los puntos que defiende cada uno. Roger Federer (3.285) Canadá (500) Cincinnati (35) US Open (1.000) Madrid (500) Masters Cup (750) Basilea (250) y Tokio (250) Rafael Nadal (795 puntos) Canadá (75) Cincinnati (125) US Open (250) Madrid (125) Masters Cup (200) y Estocolmo (20) Pese a perder la final de Wimbledon, el español sigue siendo el número uno del año pues tiene 886 puntos y Roger, 801. Sin embargo, es de suponer que el suizo adelantará el manacorense como reconocía el propio tenista: Seguro que me adelanta porque a partir de ahora vienen una serie de torneos en superficies que a él le vienen mejor que a mí, así que lo normal es que defienda bien los puntos que tiene