Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
48 MADRID LUNES 9 s 7 s 2007 ABC DIMES Y DIRETES Antonio Sáenz de Miera Presidente Amigos del Guadarrama LO DICE EL FINANCIAL TIMES o todo en la vida es economía, pero casi. Así son las cosas en estos tiempos. Todavía cotizan los valores y los sentimientos humanos pero parece necesario, traducirlos a algo tangible, al alcance de mentes más utilitarias y realistas. Le damos más valor a la cita económica que la pancarta emocional o al argumento sociológico. Que lo vamos a hacer. Quede bien claro que, en esta ocasión, hablaré con la autoridad que proporciona un campeón de la prensa económica. Mi rector, que es el de la Nebrija, no me podrá reñir esta vez: la cita es del Financial Times ahí es nada. Además de la autoridad económica está la autoridad de lo que viene de fuera, que esa es otra. Unidas ambas circunstancias, estamos ante la Biblia en verso, como si dijéramos. El artículo del que hablo hace grandes elogios de lo conseguido en España en todos estos años Hemos logrado un espectacular crecimiento de la renta y del nivel de vida, nuestras empresas salen al mundo, nuestras carreteras han mejorado, el clima social es excelente, se puede observar una notable madurez democrática... Es decir, nos ponen por las nubes como si todo esto fuera un escenario inimaginable, para un país como España. Hay un pero una objeción, sin embargo. Cabía esperarlo después de tanto elogio: que uno de los principales problemas de la sociedad española, como es el de la corrupción relacionada con el boom de la construcción, quede fuera del debate político Adviértase: La cuestión de fondo no es ya el binomio diabólico corrupción urbanismo, sino el hecho de que de no se hable de ello en la esfera pública. Y es que todos los partidos políticos están ya, desgraciadamente tocados por casos de corrupción urbanística. Hasta en el PNV quien lo hubiera pensado, se han descubierto escándalos que han obligado a dimitir a algunos cargos institucionales. Todo lo cual nos da la clave de un fenómeno circular. Lo más grave no es la corrupción inmobiliaria en sí misma sino que no se quiera o se tema hablar de ella. Un mal rollo, permítaseme expresarlo así, para la protección de la naturaleza, del paisaje. Aquí en Madrid, Esperanza Aguirre ha decidido según parece, tomar las riendas del urbanismo. ¿Habrá leído el Financial Times N Un minusválido comprueba la accesibilidad del hotel en el baño de una de las habitaciones El reto de la accesibilidad total El hotel Confortel Pío XII ha recibido la certificación AENOR que garantiza que se han eliminado las barreras físicas y arquitectónicas. Una persona en silla de ruedas lo probó y dio su veredicto positivo POR L. TOSCANO FOTO SIGEFREDO MADRID. Ajustar el nivel del aire acondicionado, guardar algo en la caja fuerte o, simplemente lavarse los dientes, son actividades que realizan habitualmente los clientes de cualquier hotel. Parecen gestos fáciles, casi automáticos, pero no todo el mundo puede hacerlos porque, desgraciadamente, la mayoría de los establecimientos hoteleros no están adaptados a las necesidades de las personas con discapacidad. Así lo confirmó Eugenio Ramos, un ingeniero de obras públicas que lleva 25 años en silla de ruedas a causa de un accidente de tráfico y que suele encontrar dificultades de acceso a restaurantes, bares, comercios y transporte público. Después de tantos años luchando contra las barreras arquitectónicas, Eugenio no dudó en poner a prueba al primer establecimiento turístico de España que cuenta con el certificado AENOR de accesibilidad, el hotel Confortel Pío XII de Madrid. El examen comenzó en la entrada. Nada que objetar. Está a nivel de la calle, es amplia y cuenta con una rampa que se puede subir fácilmente. Una vez dentro, la recepción pasa la segunda prueba. Cuenta con mostradores de dos alturas y Eugenio se fija en un detalle que para la mayoría pasa casi desapercibido: los espacios comunes cuentan con alarmas visuales para las personas sordas. Es la primera vez que lo veo. Ni siquiera la mayoría de las administraciones públicas dispone de este sistema afirma complacido Eugenio antes de subir a las habitaciones. El hotel dispone de 214 habitaciones en total, de las que cuatro están completamente adaptadas y tres semiadaptadas. Para subir, el cliente puede utilizar los dos ascensores que disponen de señalización acústica y visual. Tienen los números en relieve y un sistema sonoro para invidentes. Eugenio visitó la habitación 313, una de las cuatro que están completamente adaptadas. En estos espacios se ha cuidado hasta el último detalle. Se ha bajado la altura de los reguladores de la calefacción y el aire acondicionado. Los armarios no se abren con pomos, sino con tiradores, de forma que los tetrapléjicos no tengan ningún problema y hay dos niveles de estanterías. Además, se ha instalado una caja fuerte a unos 30 centímetros del suelo, en lugar de las habituales, que suelen estar en las zonas más altas. La habitación es espaciosa y el cuarto de baño está completamente acondicionado. Los miembros de la organización aseguran que lo más complicado ha sido conseguir el reto de la accesibilidad total, es decir, integrar las necesidades de todas las discapacidades, no sólo las de los minusválidos, sino también, las de los discapacitados auditivos y visuales en sus distintos grados. Al entrar nada llama aparentemente la atención. La decoración es sobria, equilibrada, destacan los colores tierra, y esto no es casualidad. Las esquinas de las paredes están pintadas en un color más oscuro, de forma que destaquen para que puedan verlas las personas con visibilidad reducida. Lo mismo ocurre con los cantos de los muebles. Lo importante es que se identifiquen los volúmenes, las puertas, las paredes... Eugenio encuentra los primeros fallos en los aseos de la entrada del hotel. El cierre de seguridad es redondo. Considera que un tetrapléjico no podría accionarlo ya que no hay espacio suficiente La cafetería tampoco pasó la prueba. Las mesas, en lugar de ser cuadradas y con cuatro patas, para las sillas de ruedas, presentaban un pie central que impedía a los minusválidos aproximarse. Como dato positivo, el hotel presenta una oferta de menús para personas con necesidades especiales, como es el caso de los celíacos. El veredicto: un nueve sobre diez, realmente han conseguido eliminar las barreras físicas y arquitectónicas. Ahora, queda lo más difícil: superar las barreras psicológicas, que suelen ser más duras. Desde la cadena hotelera, afirman que están trabajando para conseguir crear la habitación adaptada para todos, atractiva para los que no padezcan ningún tipo de minusvalía. Esperan presentarla el próximo año. Detalles en la habitación El año que viene esperan presentar una habitación adaptada que sea atractiva para todo tipo de clientes Se han tenido en cuenta las alturas, los tamaños y hasta los colores del mobiliario y de las paredes