Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
46 MADRID LUNES 9 s 7 s 2007 ABC AL DÍA Pedro Montoliú Los promotores quieren negociar con Aguirre la ley de limitación de alturas Asprima cree que endurecer el urbanismo en un momento de recesión no tiene sentido ABC MADRID. No lo ven claro. Los promotores madrileños piden la palabra después que la Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid aprobaran en la semana pasada varias normativas que endurecen la legislación urbanística en la región. El Gobierno regional aprobó el jueves un proyecto de ley de limitación a cuatro alturas (tres plantas más ático) los edificios de nueva construcción que se levanten en los desarrollos residenciales. El texto también permitirá al Gobierno autonómico retirar las competencias urbanísticas de aquellos ayuntamientos que incumplan gravemente la ley. El Consistorio de la capital, por su parte, pretende gravar con un impuesto municipal sobre los bienes inmuebles aquellos solares que no estén construidos. Con todas estas novedades, los promotores consideran que ha llegado la hora de entrar en juego. La patronal madrileña del sector (Asprima) ha solicitado sendas entrevistas a la Comunidad y al Ayuntamiento de Madrid para consensuar unas normas que, bajo su opinión, pueden tener efectos perniciosos si no se tiene en cuenta el momento de recesión que sobrevuela actualmente el mercado inmobiliario. José Manuel Galindo, presidente de Asprima, manifestó ayer a Ep su deseo de mantener un encuentro con Esperanza Aguirre y Alberto Ruiz- Gallardón para conocer los detalles de las nuevas normativas. Queremos hacer las cosas bien, porque somos un sector comprometido y nos gustaría poder participar en las decisiones y ser consultados con carácter previo cuando se va a tomar una decisión en esta materia Las palabras de Galindo dejan entrever un cierto recelo a las nuevas decisiones de las administraciones. ben actuar en la manera en que sean casos muy excepcionales De lo contrario, apuntó, los privados podrían terminar por dudar de los actos de una Administración Por otra parte, el portavoz de los promotores madrileños mostró su cautela respecto a medidas como la de fijar un límite de alturas en los nuevos desarrollos urbanísticos o gravar a los solares que demoren la construcción una vez tengan todos los permisos. Este tipo de reglas, dijo Galindo, pueden parecer a priori atractivas para luchar contra los incrementos de precios, pero son medidas que pueden tener efectos perniciosos en otros momentos económicos. En una fase donde hubiera una demanda importante, encajaría, pero el riesgo es que en recesión estés obligado a sacar al mercado un producto sin suficiente garantía manifestó. Se trata de medidas como la Ley del Suelo, que están bien cuando suben los precios, pero cuando ya se ajustan al IPC, ya no tienen sentido Las medidas intervencionistas no nos gustan, aunque sabemos que cada Administración debe tomar sus propias decisiones y reconocemos que tienen sus competencias y deben fijar reglas del juego, porque no todo vale. El urbanismo es una disciplina que está muy reglada, y ahora más con todo lo medioambiental, pero dentro de un juego lógico y no en contra de la lógica económica opinó. La norma anunciada por la Comunidad establece además que los avances de los nuevos planeamientos urbanísticos deberán ser objeto de un informe de impacto territorial, a emitir por el Gobierno regional, que valorará la influencia del desarrollo local que se propone sobre la región en términos, fundamentalmente, de movilidad, dotaciones, infraestructuras y servicios. El texto limita las nuevas edificaciones a tres alturas más ático, aunque permite a los ayuntamientos autorizar construcciones más altas cuando sean singulares y se den circunstancias especiales debidamente acreditadas prohíbe la celebración de convenios urbanísticos que generen cargas u obligaciones frente a terceros; y suprime la figura del agente urbanizador. PRÓXIMA ESTACIÓN E s una opinión generalizada que todo el sistema de transporte público de un ámbito territorial debe depender de un solo organismo si se quieren aprovechar mejor las infraestructuras y las inversiones. Madrid, tradicionalmente, ha sido, sin embargo, la antítesis de tal principio. El Metro, las empresas municipales de Transportes, las Cercanías ferroviarias y los autobuses interurbanos dependen de la Comunidad, los Ayuntamientos, Renfe y distintas empresas privadas. Menos mal que en 1985 se creó el Consorcio Regional de Transportes porque hasta entonces no existía la posibilidad de crear siquiera billetes únicos y desde luego mucho menos abonos por áreas tarifarias. En los últimos años, la Comunidad de Madrid, consciente de los beneficios que supone un control más amplio, ha querido avanzar en este sentido y ha solicitado en reiteradas ocasiones al Gobierno la cesión de las Cercanías ferroviarias. Hasta ahora no lo ha conseguido, pero ello puede cambiar en los próximos meses. La aprobación de una resolución, tras el reciente debate del Estado de la Nación, para ceder la red de Cercanías catalana a la Generalitat, es un primer paso; las declaraciones de Matilde Fernández, portavoz socialista en la Asamblea de Madrid, en el sentido de que apoya las reivindicaciones de Esperanza Aguirre es otro. Ello no significa que la cesión en Madrid se vaya a conceder tan fácilmente. Mientras las cercanías catalanas han sufrido en los últimos meses numerosas interrupciones, las madrileñas cuentan con el aplauso de las tres cuartas partes de los usuarios y cada año se utilizan más. Política aparte, los usuarios sólo deberíamos preocuparnos si un cambio de gestor fuera unido a un deterioro del sistema o a alguna tentación privatizadora. De no haber tales, es posible que la gestión por parte de la Comunidad de la red de Cercanías supusiera un ahorro pues permitiría congelar algunos planes de crecimiento de Metro que parecen pensados más para competir con el tren que para complementarlo. Fijar las reglas del juego Las alturas de los nuevos edificos se limitará a cuatro rará las competencias urbanísticas temporalmente a aquellos municipios que incumplan gravemente la ley, el presidente de Asprima reclamó que se trate de una medida muy extraordinaria para ca- JAVIER PRIETO sos de reconocida gravedad y para el que no quepa ninguna duda Cada administración- -dijo- -tiene su propia responsabilidad, y las administraciones titulares superiores, sólo de- Andalucía se sorprende de que Madrid le calque la ley de retirada de competencias El Gobierno andaluz reclamó al PP andaluz más coherencia tras el anuncio de la Comunidad de Madrid de aprobar una ley sobre urbanismo calcada de la andaluza y que el Partido Popular recurrió ante el Tribunal Constitucional. El consejero de la Presidencia, Gaspar Zarrías, expresó su sorpresa por el anuncio por parte del Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid de la próxima aprobación de una ley que permitirá al Ejecutivo regional la retirada temporal de las competencias urbanísticas a los ayuntamientos que incumplan gravemente la normativa en esta materia. Sorprendente- -dijo Zarrías- -porque esta ley calca literalmente la Ley de Medidas para la Vivienda Protegida y el Suelo, aprobada por el Parlamento de Andalucía en diciembre de 2005, y que el Grupo Popular en el Congreso, a instancias del PP andaluz, recurrió ante el Tribunal Constitucional Esta ley permitió actuar en el caso del Ayuntamiento de Marbella. Tras asegurar que la Junta no tiene ninguna duda de la constitucionalidad de la ley aprobada por el Parlamento andaluz, subrayó que es asombroso descubrir ahora que, por lo visto, el PP tampoco la tiene En beneficio del interés general Con carácter general, nos gusta más incentivar en beneficio del interés general que la imposición de medidas coercitivas manifestó, por lo que esperan obtener información precisa sobre el nuevo rumbo de la reglamentación urbanística de la región y la capital. Así, respecto al proyecto de ley aprobado el pasado jueves por el Consejo de Gobierno regional, que establece que reti-