Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 ECONOMÍA LUNES 9 s 7 s 2007 ABC España bajará del segundo al cuarto puesto del turismo mundial en 2020 Ahora nuestro país es la segunda potencia turística, pero el avance de China, que en 2020 recibirá 130 millones de visitantes, nos hará perder posiciones MAITE VÁZQUEZ DEL RÍO MADRID. En menos de 12 años nuestro país dejará de ser la segunda potencia mundial del turismo para ser la cuarta. Los cambios en los hábitos de las vacaciones, la fuerte competencia de los países emergentes y hasta la edad de los turistas serán factores determinantes, según las proyecciones realizadas por la Organización Mundial de Turismo (OMT) China, por su parte se habrá convertido en 2020 en la primera potencia mundial del turismo con 130 millones de visitantes previstos, muy por delante de los 106,1 millones que llegarán a Francia y de los 102,4 millones que acudirán a Estados Unidos. A España llegarán 73,9 millones de turistas, una cifra nada desdeñable si se compara con los 58,5 millones de turistas extranjeros que llegaron en 2006, y que gastaron 48.227 millones de euros. En la Secretaría General de Turismo ya están trabajando para ver qué se va a hacer. De momento, se ha elaborado el Plan del Turismo Español Horizonte 2020, presentado ya al sector, que sirvió de base para el Plan Nacional de Turismo 2008- 2012, llegando a la conclusión de que la meta a alcanzar es ser más competitivos y sostenibles, aportando el máximo de bienestar social Preocupa la inexistencia de un sistema de ordenación territorial, con un desordenado aumento del número de plazas, la dificultad para asegurar las infraestructuras y suministros de servicios básicos, una utilización intensiva del territorio y los recursos naturales y el riesgo de percepción negativa del turismo, entre otros temas. Paralelamenteestán surgiendo nuevos destinos, con un incremento de la planta hotelera, de la oferta de alojamiento rural, del turismo urbano, de la inversión en desarrollos urbanísticos, cascos históricos, rutas y espacios naturales... pero todo ello aún de forma descompensada. Internet también ha revolucionado el sector turístico. Los visitantes tienen mayor capacidad de elección y pueden realizar su compra de forma directa, pero además se están produciendo nuevos roles de viajeros, que fraccionan los periodos vacacionales. También se registran nuevas modalidades de organización del viaje, mientras se produce una fuerte expansión y abaratamiento del transporte aéreo y aparecen nuevos actores y sistemas de relaciones, como la concentración de operadores o la proliferación de operadores especializados. El perfil del turista extranjero es el de europeo, de clase media y estudios secundarios o superiores, de mediana edad, Un buen punto de partida El punto de partida es bastante bueno. España es el primer destino mundial en turismo de vacaciones y el segundo destino mundial por número de llegadas y de ingresos. Emplea a 2,8 millones de personas y genera más del 11 del PIB español (40.710 millones) lo que le lleva a ser el primer país del mundo en superávit por turismo. Estos datos se sustentan en ocho autonomías (Andalucía, Canarias, Cataluña, Valencia, Baleares y Madrid) que concentran el 80 de la oferta turística. Mientras que el crecimiento del sector se dirige a la gama más alta, aumentan las segundas residencias en el Mediterráneo y se avanza en la modernización y ampliación de las infraestructuras. LLEGADAS INTERNACIONALES DE TURISTAS 2020 En millones China Francia Estados Unidos España Hong Kong- China Italia Reino Unido México Rusia República Checa 130 106,1 102,4 73,9 59,3 52,9 48,9 47,1 44 ABC Fuente: OMT 52,8 Se deberá conseguir un posicionamiento diferencial de la oferta ante el desarrollo que se prevé de más destinos alto nivel de satisfacción y repetición en el destino. El nuevo turista es más independiente, pasa menos tiempo en el destino, se informa y reserva por internet. España ha comenzado a posicionarse en los segmentos medio- alto y alto de la demanda europea tradicional, caracterizada por un mayor componente cultural, gastronómico y de naturaleza menos estacional. Y tampoco hay que olvidar que el turismo doméstico representa el 50 del total. Para 2020 están previstos 1.500 millones de viajes y que 345 millones de turistas viajen a la zona mediterránea en busca de sol y playa. Sin embargo, habrá un importante crecimiento de la región Asia Oriental y Pacífico y una mayor oferta, con precios más bajos. En ese año ya habrá empezado un envejecimiento progresivo de la población, sobre todo europea: uno de cada tres ciudadanos de la UE tendrá más de 55 años, mientras que Brasil, Rusia, India y China el 20 de su población superará esa edad. Ante estos cambios, España deberá prepararse, y- -con un posicionamiento diferencial de la oferta- acoger viajes fuera de temporada, escapadas de corta duración. Destinos cercanos, de fácil acceso, seguros, con servicios sanitarios avanzados a un coste menor y unas ofertas de ocio, cultura, salud y relax apoyada en un trato humano diferencial. Vamos a tener una posición mejor de la que tenemos hoy Amparo Fernández s Secretaria general de Turismo M. V. R. MADRID. El Plan del Turismo Español Horizonte 2020 incluye las previsiones de la Organización Mundial de Turismo, que aventuran un descenso de España como potencia mundial de turismo. ¿Le preocupan estas previsiones? -Es una previsión. Mi perspectiva del sector turístico español en 2020 es que va a tener una posición mejor que la que tiene hoy. Tenemos todos los ingredientes para competir, años de experiencia y liderazgo. Las llegadas son un indicador a tener en cuenta, pero hay otros más importantes como el volumen de ingresos, su impacto en la economía y el empleo y su aportación al PIB. El turismo ha aportado muchísimo, pero puede aportar mucho más. ¿Qué medidas se pueden adoptar para conseguirlo? -Necesitamos una nueva manera de enfocar las políticas turísticas. Es necesario tener una orientación sobre el entorno y el mercado y reconocer el perfil del turista que nos interesa. Hay que estar muy atentos a elementos como la estructura del sistema turístico, donde cada vez tiene más importancia la competitividad. ¿Está previsto cómo financiar este plan? -Los Presupuestos Generales del Estado incluirán aportaciones por parte del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, pero también habrá otras partidas ministeriales, y de las autonomías, entes locales y hasta del sector privado. La primera aplicación del plan para el periodo 2008- 2012 contará con una primera dotación que ya se incluirá en los presupuestos del próximo año ¿Qué cambios más signifi- La secretaria general de Turismo asegura que lo importante es mejorar la aportación del sector a la economía y al empleo, más que ver cómo aumenta el número de visitas. Asegura que, en el sector, tenemos todos los ingredientes para competir cativos se producirán en las ofertas turísticas? -Es en la realidad emergente donde se espera el mayor crecimiento, sobre todo en las comunidades del interior o la cornisa cantábrica. Por este motivo se está destinando dinero para infraestructuras e invirtiendo en rehabilitación de cascos urbanos, aunque lo más importante que se debe mejorar es la gestión de los recursos. El objetivo es llegar a más mercados y descentralizar las ofertas. Y sólo se conseguirá si se desarrollan productos diferentes y únicos. España es uno de los pocos países que lo puede hacer. ¿Por qué los españoles pagamos más por los paquetes turísticos que los extranjeros? -Se debe a cuestiones de volumen de mercado, aunque las ofertas ya se están igualando porque hay más transparecencia de precios. Internet lo facilita. Hay que aprovechar al máximo estas tecnologías, para que se puedan combinar soluciones a la medida de las necesidades de cada turista, tanto en servicios como en productos. Ésta es la punta del iceberg que está por venir y donde hay que hacer un mayor esfuerzo.