Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 INTERNACIONAL www. abc. es internacional LUNES 9- -7- -2007 ABC Pakistán asegura que hay chechenos y uzbekos en la Mezquita Roja Los rehenes son la única razón que impide al Gobierno asaltar el edificio ABC ISLAMABAD. Una noche de tensión, nuevas explosiones, guerra de cifras y una creciente amenaza de asalto son los caminos por los que se dirige la toma de la Mezquita Roja de Islamabad a un final que se prevé cada vez más sangriento. Las informaciones que llegaban ayer de Pakistán, oficiales y no oficiales, dejaban cada vez menos espacio a la esperanza de una salida pacífica. En este sentido, la agencia France Presse citando fuentes gubernamentales, señalaba ayer que el núcleo duro de los militantes extremistas refugiados en la mezquita había tomado el control por encima del que hasta ahora se considerabe líder Abdul Rachid Ghazi. Lo grave es que en este núcleo duro hay elementos chechenos y uzbekos alineados con Al Qaida. Fuentes oficiales paquistaníes citando informaciones del interior de la mezquita, aseguraban que además hay elementos del grupo radical Harkat ul Yihad al Islami, sucursal de Al Qaida en Pakistán, declarado ilegal por el Gobierno de Pervez Musharraf. Parece, por tanto, que el asalto final está cada vez más cerca. En este sentido se expresaba ayer en rueda de prensa el viceministro de Información, Tariq Azeem: ante la resistencia de los militantes- -que parecen bien entrenados- -el gobierno puede replantearse la estrategia. Visto que la situación derivó totalmente en una toma de rehenes Hasta el momento Musharraf ha ordenado que no se lance un asalto ante el temor de provocar una masacre entre las mujeres y niños retenidos como escudos humanos. El presidente pidió el sábado la rendición: No deben continuar, se tienen que rendir y entregar las armas. Si no, se arriesgan a que los maten El domingo abordó la situación con su primer ministro Shaukat Aziz. Analizaron los medios para resolver rápidamente la crisis, entre ellos la posibilidad de un asalto declaró un alto responsable paquistaní. El presidente destacó que las fuerzas gubernamentales han tenido hasta ahora mucha paciencia y contención y cifró en 1.300 las personas que se han rendido hasta el momento. Un estudiante palestino arrestado en la Mezquita Roja se asoma tras los barrotes del coche celular de dos habitaciones de la madrasa femenina debido a un asalto militar. El Gobierno se apresuró a desmentirlo en rueda de prensa, en la que además informó que la pasada madrugada- -como las anteriores- -las fuerzas especiales encargadas de la Operación Silencio contra la mezquita recurrieron a explosiones y operaciones de comando para ir derribando los muros del recinto y tomando posiciones para un asalto. La última operación, efectivamente, había afectado a un muro próximo a la madrasa femenina. El portavoz del Ejército, el general Wahid Arshad, dijo que dentro de la madrasa había un gran arsenal de armas y explosivos por lo que es posible que se hayan producido algunas muertes pero refutó la versión de Ghazi. El ministro del Interior, Aftab Sherpao, citado por Efe, señaló que el clérigo está intentando ganarse la simpatía popular y descartó por razones de seguri- Tensión en el interior Por otra parte, un alto responsable de los servicios de seguridad paquistaníes señalaba ayer que ...creemos que hay militantes de Harkat ul Yihad al Islami en el interior de la mezquita. Según nuestras informaciones hay dos comandantes de ese grupo Fuentes del interior señaladas por el Gobierno dijeron que entre los resistentes de la mezquita hay una gran tensión sobre la manera de conducir la lucha. Fuentes del interior del edificio señalan que existe una gran tensión sobre la manera de conducir la lucha Rashid Ghazi, según informa Efe, aseguraba ayer que un total de 280 alumnas y 25 alumnos habían muerto de madrugada al derrumbarse el techo Relaciones públicas Escudos humanos EE. UU. suspendió en 2005 en el último minuto una operación secreta contra dirigentes de Al Qaida EFE WASHINGTON. Las autoridades norteamericanas cancelaron en el último momento por considerarla muy peligrosa una operación secreta que se pretendía ejecutar en 2005 en Pakistán para capturar a varios líderes de la red terrorista Al Qaida. Según informó el diario The New York Times citando responsables militares y a un miembro de los servicios de inteligencia involucrado en la planificación de la operación, el objetivo era una reunión de líderes de Al Qaida a la que iba a acudir el número dos de la red, el egipcio Ayman Al Zawahiri. El diario sostiene que la operación fue cancelada en el último minuto a petición del entonces secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, quien declinó una solicitud del que era entonces director de la CIA, Porter Goss, para que los planes siguieran adelante. Según fuentes citadas por el periódico, Rumsfeld creía que la misión, que pasó de involucrar a un pequeño número de agentes a varios cientos ponía en peligro las vidas de demasiados estadounidenses. Rumsfeld también estaba preocupado en aquellos momentos con las relaciones entre Estados Unidos y Pakistán, un país aliado pero reticente a la presencia estadounidense en sus áreas tribales. El diario afirma que la decisión de Rumsfeld causó frustración a altos funcionarios de los servicios de inteligencia y a los responsables de las operaciones especiales del Ejército. El periódico dice que no está claro si el presidente de EE. UU. George W. Bush, tuvo conocimiento de la operación.