Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 9 s 7 s 2007 ESPAÑA 23 Madrid y Rabat abordan el problema de los menores sin Ceuta y Melilla Los dos países están incumpliendo de manera sistemática los derechos de los niños emigrantes LUIS DE VEGA. CORRESPONSAL RABAT. Toledo acoge hoy la IX reunión del Grupo de Trabajo Permanente Hispano- marroquí sobre Emigración. El encuentro llega precedido por la protesta de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, cuyos Gobiernos se sienten discriminados por no haber sido invitados. Sí lo harán, sin embargo, Andalucía y Canarias. España y Marruecos son firmantes de la Convención de los Derechos del Niño, que a menudo no es tenida en cuenta a la hora de encontrar soluciones al problema migratorio. Distintas instituciones como el defensor del Pueblo, el Consejo General de la Abogacía, el Comité de las Regiones de la Unión Europea o Unicef vienen denunciando que España desoye de manera sistemática a los menores inmigrantes durante todo el proceso, desde que llegan a territorio español hasta que son repatriados. Esta falta de audiencia invalida legalmente el proceso, como ha dictaminado ya la Justicia por medio de cinco sentencias que han sido recurridas en primera instancia. Una sexta, del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, ya es firme y condena a la Abogacía del Estado y a la Comunidad de Madrid por devolver a su país a un menor marroquí de manera irregular, algo que es considerado por el Consejo General de la Abogacía como novedoso y muy importante La gran duda, como se preguntan algunos especialistas en la materia, es saber si los Gobiernos de España y Marruecos van a avanzar en este sentido o si van a seguir diseñando planes de retorno sin tener en cuenta la opinión de los primeros afectados, los niños. Más allá del contenido, el encuentro que mantendrán hoy las autoridades de los dos países viene precedido por la polémica de quiénes asisten a Toledo. El Gobierno del Partido Socialista insiste en que Ceuta y Melilla están perfectamente representadas, pero los Ejecutivos de estas dos ciudades, del PP, insisten en la necesidad de asistir y consideran su ausencia un agravio comparativo como declaró ayer el presidente en funciones de Melilla, Juan José Imbroda, en referencia a Andalucía y Canarias. Aunque la gran mayoría de los menores marroquíes que llegan en patera lo hacen a Andalucía y Canarias, las fronteras de Ceuta y Melilla con Ma- Imbroda vuelve a referirse al agravio comparativo que sufren respecto a Andalucía y Canarias rruecos son escenario desde hace años de un constante ir y venir de niños, lo que hace que acojan una mayor concentración de estos jóvenes emigrantes que en otras comunidades. El delegado del Gobierno en Ceuta, Jenaro García Arreciado, ha llegado a preguntarse que por qué iban a estar las dos ciudades autónomas si no están Madrid, Galicia o Extremadura. Hay que recordar que Marruecos sigue reclamando a España las dos ciudades norteafricanas, que considera ocupadas La doctrina del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero ha sido sin embargo intentar polemizar lo menos posible con Rabat sobre el asunto. ¿Aceptaría el reino alauí compartir mesa en España con los Gobiernos autónomos de Ceuta y Melilla? No parece que este sea el momento de aceptarlo ni por parte de Rabat ni por parte de Madrid. Ceuta busca fórmulas para despejar el CETI C. ECHARRI CEUTA. La Delegación del Gobierno en Ceuta estudia la manera de aliviar la presión registrada en el CETI tras las últimas entradas de inmigrantes por la frontera del Tarajal. La asesora del delegado, Gema Prieto, ha anunciado que se tomarán medidas en las próximas semanas ya que el campamento del Jaral está prácticamente al cien por cien de su capacidad. Entre esas medidas que no especifica Prieto están la expulsión de los asiáticos que sean identificados en el transcurso de operaciones policiales o el traslado de las unidades familiares o de determinados grupos al centro de San Antonio que habilitó la Diócesis de Cádiz en Ceuta. El repunte migratorio sufrido está directamente relacionado con la entrada de inmigrantes en dobles fondos, que la Guardia Civil cifra en unos 15 a la semana. Tres policías custodian a uno de los últimos grupos de inmigrantes llegados el fin de semana a Canarias AP La vía de Senegal y Mauritania deja paso de nuevo a la ruta de las pateras del Sahara ERENA CALVO LAS PALMAS. Las costas del Sahara se han convertido de nuevo en el principal punto de partida de las embarcaciones clandestinas que se lanzan al océano rumbo a Canarias. Huyendo de la vigilancia de las patrulleras de Frontex, que peinan aguas mauritanas y senegalesas, miles de subsaharianos se desplazan hacia el norte de África, desde donde la salida en pateras hacia las costas españolas es más sencilla y también más segura. Lo cuentan a este periódico fuentes de la Guardia Civil y lo confirman las decenas de pateras que han desembarcado en Canarias, las más de las veces sin que se detenga a sus ocupantes, en las últimas semanas. Sólo este sábado conseguían tocar tierra firme dos expediciones con cerca de ochenta subsaharianos a bordo. Una de las pateras no fue detectada hasta que sus ocupantes contactaron telefónicamente con el servicio de emergencias de Canarias en busca de auxilio. La otra barquilla era localizada por el Sistema Integral de Vigilancia Exterior de Fuerteventura, que cuenta con radares fijos en esta isla. Ambas embarcaciones alcanzaban la costa majorera sobre las diez de la noche. Horas antes llegaba a Tenerife un cayuco con cincuenta personas, entre las que viajaban siete menores. Las tres embarcaciones dejaban 130 inmigrantes en Canarias; en lo que va de 2007 son ya unos 4.500 los africanos que han desembarcado en las Islas, cinco mil menos que el pasado año en las mismas fechas.