Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 9 s 7 s 2007 Malestar en la carrena diplomática ESPAÑA 19 Los últimos ascensos a embajador provocan malestar en los diplomáticos El Gobierno se saltó a destacados miembros de la carrera, situados antes en el escalafón s Una decena de afectados escriben a Moratinos para quejarse LUIS AYLLÓN MADRID. Los últimos ascensos al grado de embajador dentro de la Carrera Diplomática- -distinto de los nombramiento de embajadores en un país determinado- -han provocado el malestar de una gran mayoría de los diplomáticos, que consideran que no se han respetado los criterios profesionales que deben ser tenidos en cuenta. Al menos una decena de ellos que, al haber sido saltados se han visto perjudicados por la decisión del Consejo de Ministros, se han dirigido por escrito o por teléfono al titular de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, o a su subsecretario, Luis Calvo, para expresar su malestar, según supo ABC de fuentes diplomáticas solventes. El Ejecutivo aprobó el 8 de junio el ascenso al grado de embajador el más alto dentro de la Carrera, a once ministros plenipotenciarios de primera algunos de los cuales se encontraban en el escalafón muy por debajo de otros diplomáticos con antigüedad y méritos. Los elevados al grado de embajador han sido José Ignacio Benavides, Rafael Linaje, Inocencio Arias, Manuel de Luna, Fernando Belloso, José Manuel López- Barrón, Manuel Piñeiro, Jorge Fuentes, Ramón Ansoáin y Aurora Bernáldez. Con excepción del primero, nacido en 1941, todos los demás nacieron en el año 1940, que parece haber sido el dato elegido para su ascenso. La Junta Directiva de la Asociación de Diplomáticos Españoles (ADE) mayoritaria en la Carrera Diplomática, ha difundido un comunicado, al que tuvo acceso ABC, en el que, tras señalar que no ponen en entredicho los méritos de los ascendidos, expresan su sorpresa por el hecho de que no se haya incluido a funcionarios con más antigüedad en la Carrera y con una destacada hoja de servicios del Estado Entre los afectados por este salto que en algunos casos ha sido de más de 60 puestos en el escalafón, se encuentran diplomáticos con una destacada carrera, varios de ellos, además, considerados muy próximos al Gobierno, por lo que no se trata de una selección por criterios políticos. Es el caso del embajador en París, Francisco Villar, que fue secretario general técnico en Exteriores con un anterior gobierno socialista y embajador en la ONU y ante la OEA y la Unesco, entre otros destinos; o el embajador en Londres, Carlos Miranda, también ex director general para Iberoamérica y de Seguridad y Desarme y ex representante permanente ante la OTAN, también con el PSOE. También han sido saltados dos ex subsecretarios de Gobiernos del PP, Carlos Carderera y José de Carvajal. El primero se encontraba en los primeros puestos del escalafón y ha sido también embajador en Buenos Aires y Lisboa. El segundo ha sido embajador en Roma y hoy lo es en Dublín. Otro de los afectados es el actual embajador en Moscú, Javier Elorza, que tanto con gobiernos del PSOE como del PP, estuvo al frente de las negociaciones de España en la UE en momentos trascendentales y fue también embajador en París. Igualmente se encontraban más adelantados en el escalafón diplomáticos como Eugenio Bregolat, que ha ocupado varias embajadas importan- Moratinos se desplazó ayer a Dubrovnik (Croacia) para asistir a una conferencia regional tes, como las de Moscú o Pekín. Las fuentes consultadas pusieron de relieve que, con dos o tres excepciones, los promocionados no han desarrollado una carrera especialmente significativa e incluso, en algún caso, no cumplen con lo previsto en el artículo 47 de la normativa que regula los ascensos, en el sentido de que deben haber sido antes embajadores en algún país u organismo internacional o haber tenido un puesto directivo en el Ministerio. Asimismo, indicaron que parece haber pesado más el hecho de que estén más próximos a la jubilación que otros compañeros que comenzaron antes su carrera diplomática. Todos los nacidos en 1940 se jubilarán en 2010, al cumplir los 70 años. En ocasiones anteriores, el Gobierno solía ascender a los primeros en el escalafón de ministros plenipotenciarios de primera y además añadía a uno o dos diplomáticos a quienes les quedaban pocas fechas para jubilarse. Según la nota de la ADE esto no ocurre en ninguno de los ascensos de junio en los que parece haberse primado la edad La ADE estima, además, que, al situarse los ahora ascen- EPA Otros afectados didos por delante en el escalafón pueden encontrarse, durante los dos años y medio que aún les quedan de carrera, en situación privilegiada a la hora de pedir destinos. ADE considera que, si bien el Gobierno puede actuar discrecionalmente, debe utilizar criterios profesionales (mérito y antigüedad) para determinar los ascensos del grado de embajador Fuentes próximas a Moratinos indicaron a ABC que la decisión de los ascensos fue adoptada por el propio ministro, quien piensa que debía romperse con la norma no escrita de que los ascendidos deben ser siempre los primeros en el escalafón por el simple hecho de que sacaron antes una oposición que otros, y sin atender a otras circunstancias a lo largo de su carrera. Estas fuentes reconocieron que la medida había provocado malestar pero redujeron a cinco o seis el número de diplomáticos que habían escrito al ministro para expresarle su disconformidad. En cualquier caso, anunciaron que, previsiblemente, a comienzos de año se produzca el ascenso a embajador de siete u ocho diplomáticos, entre los que podrían estar algunos de los que han podido verse afectados y que reúnen las condiciones para ser ascendidos. Decisión del ministro No han primado criterios de afinidad política, sino de edad al margen de los méritos o la trayectoria Antigüedad La obsesión por la paridad llega a los ascensos La obsesión del Gobierno por lograr la paridad puede estar en el origen de los ascensos. Así lo piensan las fuentes informantes de ABC al señalar que uno de los diplomáticos ascendidos es Aurora Bernáldez, que se encontraba bastante atrás en el escalafón, pero que también nació en el año 1940. De hecho, las mencionadas fuentes próximas a Moratinos pusieron de relieve que, en estos momentos, no había ninguna mujer con el grado de embajador Aurora Bernáldez ha sido embajadora en Pakistán y Etiopía y recientemente fue nombrada embajadora en Indonesia. Teresa Fernández de la Vega, está presionando desde hace tiempo para que aumente el número de mujeres al frente de las Embajadas. La misión tropieza con el hecho de que de los 881 diplomáticos con que cuenta España sólo 153 son del sexo femenino, aunque sigue aumentando el número de mujeres que accede a la carrera Diplomática. También de las 126 embajadas y representaciones permanentes de España en el exterior, sólo una docena están ocupadas por mujeres.