Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 8- -7- -2007 Asocian el virus del sida a un elevado riesgo de desarrollar cáncer de pulmón 93 Una de las primeras imágenes tomadas por el Opportunity el mismo día de su llegada a Marte, muestra una panorámica de 365 grados de la región de Meridiani dolas a través de millones de kilómetros de vacío. Los gemelos nos han revelado cómo son el clima y el suelo marcianos, y lo más importante, nos han confirmado que un día existió agua allí, y que el líquido aún podría esconderse a un kilómetro bajo la superficie, según comentaba esta semana Jack Farmer, profesor de la Universidad de Arizona implicado en el proyecto Mars Science Laboratory, que se lanzará en 2009. En su camino, el Spirit más alejado del ecuador que su hermano y sometido a temperaturas más extremas, perdió la funcionalidad de una de sus seis ruedas, y el brazo robótico se resiente de la ruptura de una conexión eléctrica causada por la dureza de sus condiciones de trabajo. de travesía total- -la mayor jamás cubierta por un vehículo rodante fuera de nuestro planeta- Opportunity ha viajado desde el pequeño cráter Eagle, donde aterrizó, bordeando el Endurance, hasta el Victoria, un impacto meteorítico de unos 750 metros de diámetro y 70 de profundidad. Su descenso al fondo del cráter permitirá a los científicos leer los estratos de roca de sus paredes, y tal vez alguna página hable de cuando hubo agua allí. NASA Diseñado para funcionar durante 90 días, el Opportunity cumple hoy 1.260 días marcianos de trabajo AMPLIAR HORIZONTES EN BUSCA DE ALIEN Desde el clásico marcianito verde hasta E. T. un grupo de científicos afirma que nuestra idea de la vida extraterrestre podría estar muy equivocada J. Y. MADRID. En su obra Cosmos el astrónomo norteamericano Carl Sagan proponía un ficticio ecosistema joviano -en alusión a Júpiter, el gigante gaseoso- -donde vivían seres flotantes basados en el amonio en lugar del agua. Otros, como el escritor Arthur C. Clarke- 2001, una odisea del espacio han especulado con el silicio como ladrillo biológico sustituyendo al carbono. Un panel de científicos convocado por el norteamericano National Research Council ha publicado un informe titulado Los límites de la vida orgánica en los sistemas planetarios en el que alientan a las instituciones- -en especial a la NASA- -a variar su enfoque para buscar lo que llaman vida extraña organismos que quizá utilicen una química radicalmente diferente de la nuestra. Como ejemplo, mencionan Titán, la luna de Saturno, donde llueve metano. Este hidrocarburo, como el amonio, podría soportar la existencia de seres que escaparían a los métodos actuales de detección de vida, según los científicos. El metano existe también en otros planetas, como Marte. Los expertos van más allá al afirmar que debemos relativizar el ADN. El más sencillo ARN, o incluso una versión con arsénico en lugar de fósforo, podrían sostener la vida no sólo fuera de la Tierra, sino incluso bajo los fondos marinos de nuestro propio planeta. Contra viento y marea El Opportunity ha sobrellevado mejor la intemperie, aunque en abril de 2005 estuvo en trance de quedarse varado en la arena. Los expertos conductores a control remoto del JPL supieron maniobrar el aparato hasta desenterrarlo de la duna. Es este elemento, la arena, uno de los enemigos más temi- bles. El riesgo de que el polvo cubra los paneles fotovoltaicos y prive de energía a los vehículos es su mayor amenaza. Steve Squires, del JPL, explica que una capa del grosor de un pelo bloquea el 96 por ciento de la luz en las células solares. Por fortuna, el viento también barre ocasionalmente los depósitos de las placas, y es esta brisa marciana la que ha concedido a los rovers tan larga vida. Pero el tiempo no siempre juega a favor, y en estos días es una violenta y descomunal tormenta de polvo la que mantiene a los vehículos a la espera. Cuando el polvo se pose, quizá el viernes próximo según el responsable del programa, John Callas, Opportunity afrontará una nueva misión, la más arriesgada, y tal vez la última. En sus más de 11.300 metros Un probable adiós Alen Stern, administrador de la NASA, habla de un riesgo calculado que merece la pena correr aunque Duck Bay, el lugar elegido para el descenso y el regreso, tiene una pendiente suave, es posible que el voluntarioso cochecito no logre remontar, y que sus ruedas encallen para siempre. El Opportunity se habrá ganado así, tras una vida de duro trabajo, su único derecho: que se le recuerde como a la Pinta o al Endurance no como una lavadora. Más información sobre el Opportunity http: marsrovers. jpl. nasa. gov Fotografía tomada por el Opportunity del cráter Victoria: en primer término, la bahía del Pato, por la que el rover penetrará en la que puede ser su última misión NASA