Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 8 s 7 s 2007 MADRID 73 Cicatrizantes y protectores contra el ordenador Una de las especies de cactus que más tirón tiene entre la clientela es la que, según los expertos, absorbe las ondas electromagnéticas del ordenador. En Cacto- Cacto hay una buena oferta. Y raro es el cliente que no se interesa por las propiedades de esta especie ya bautizada como cactus del ordenador Por lo visto, no es el único con propiedades especiales. Tina nos enseña el cactus del aloe vera que se utiliza para las quemaduras. Si en algún momento te quemas y tienes a mano una de estas plantas, no hay más que arrancar un trocito, restregarla por la zona quemada y se cura. Es el mejor cicatrizante que hay La dueña del local admite haber escuchado leyendas negras de los cactus. No es cierto. No producen nada malo. Hay que tener cuidado para no pincharse, nada más. Una vez me entró un pelillo en el ojo y me picaba pero el médico me lo sacó moda de interiores. También se llevan mucho para regalos de boda. Ahora, en lugar de regalar un cuadro o un jarrón, prefieren un cactus explica Tina Rubio. Aquí se puede elegir entre 5.000 variedades. Estas plantas son bastante asequibles. Los pequeñitos suelen costar 2,50 euros; los más grandes pueden llegar a los 700 euros. Los hay de colección, porque son especies más raras, y rondan los 30 euros. El precio de un cactus lo marcan el tamaño y la rareza. Las especies más raras son los aricactus los discocactus y los aricarpus porque se obtienen a través de semillas y tardan en crecer unos seis años. Cacto- Cacto presume también de ser la única tienda que alquila sus cactus. Si se presenta un evento especial, no hay porqué comprar. Se alquila y ya está asegura Tina. Sus productos se han prestado para rodajes de cine, publicidad, empresas de catering fiestas privadas, hoteles, escaparatismo, desfiles de moda, bodas y ferias. Alguno ha protagonizado anuncios de CocaCola, de Versace y películas de Pedro Almodovar. La tarifa para el alquiler es sencilla: se cobra el 25 por ciento del precio que marca la planta. Si en el momento de devolverla está deteriorada o rota hay que pagarla enterita. Tina Rubio, la dueña del establecimiento, explica a qué especie pertenece el cactus que tiene en sus manos Quiero alquilar un cactus En Madrid está la primera tienda especializada en cactus y suculentas de España reza en la puerta de Cacto- Cacto que no sólo vende, sino que alquila estas plantas POR MARÍA ISABEL SERRANO FOTOS CHEMA BARROSO MADRID. Son las plantas más bonitas que existen. Y, además, duras, agradecidas, vistosas. Te dan libertad. Te la dan porque, como no necesitan muchos cuidados ni atenciones especiales, puedes pasar días sin regarlas o irte tranquilamente de viaje algunos días Tina Rubio no puede evitar su pasión por los cactus. Lo lleva en la sangre y le viene de familia. Es la dueña de Cacto- Cacto que se autodefine como la primera tienda especializada en cactus y suculentas de España Entrar en este establecimiento- -en la calle Fernando VI número 9- -es como acceder a un mundo de formas y texturas. Colores, hay pocos. Manda el verde. Tampoco huele demasiado a flores o a plantas. Pero se respira un ambiente especial. A veces, da la sensación de que estás en medio de un paisaje desértico o de película del far west Anuncios y películas Los más grandes sirven como regalo de boda. Es, al parecer, la última moda El establecimiento se abastece de sus viveros en Almería. Se trata, sin duda, de una cosecha propia Se puede elegir entre 5.000 variedades de todos los tamaños y texturas desde los 2,5 a los 700 euros Muchas plantas han sido requeridas para rodajes de cine, publicidad, desfiles de moda y bodas Llevamos cinco años abiertos- -comenta Tina- -y nos va bien. Soy florista. He tenido varias tiendas y, en ellas, había cactus. Me decidí por la especialización. Mi familia tiene viveros en Almería y de allí nos abastecemos Lo de CactoCacto es cosecha propia. Mientras charlamos con Tina, no paran de entrar clientes en el local. Emplean su tiempo en admirar los ejemplares. Son muchos. Grandes, pequeños, medianos Redonditos, regordetes, en punta, con espinas, geométricos o en forma de árbol. Resulta curioso que los que más aceptación tienen son los de más tamaño. En decoración, parecen ser lo último en