Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 8- -7- -2007 MADRID 65 Opinar sobre rumores Los vecinos del Barrio del Aeropuerto sólo conocen vagos anuncios de intenciones sobre los planes que transformarán su barrio. Algunos están encantados de recibir pisos nuevos a cambio de viejos. Otros temen el coste del traslado y el nuevo recibo de la comunidad POR MARÍA J. PÉREZ MADRID. El Barrio del Aeropuerto es un pueblecito encajonado entre torres de oficinas que lleva treinta años a punto de ser demolido. Desde hace tres décadas, responsables municipales anuncian que se va a tirar y reconstruir esta parte del distrito de Barajas con torres de pisos. Sin embargo, hoy sigue siendo el mismo barrio de bloques viejos, de tres y cuatro alturas donde se vive en familia como le gusta decir a una de sus vecinas. Allí se han acostumbrado a oír hablar de unos planes de derribo que los políticos anuncian cuando se acercan elecciones. La posición respecto a la última propuesta del Ayuntamiento no es unánime. Éste ofrece a los vecinos pisos nuevos, que serán gratuitos, si tienen la misma superficie que su antigua vivienda. Pero el Ayuntamiento anunció que la superficie media de las viviendas nuevas será superior a las antiguas. Si los vecinos acceden a un piso de mayor superficie o quieren una plaza de garaje, deberán pagar la diferencia. Es lo que aquí se llama el metro por metro. El terreno libre se utilizará para nuevos aprovechamientos que financiarán la operación; los vecinos sospechan que se levantarán más oficinas. Más que de planes, los vecinos hablan de rumores, de condiciones que dicen que han dicho que van a fijarse. Se rumorea que nos pueden mandar fuera del barrio. Los vecinos no se fían. No les van a mover asegura Juan Carlos Domínguez, que ha vivido 23 de sus 34 años en el barrio. Aunque en principio apoya el proyecto, teme que les obliguen a cambiar sus pisos, la mayoría en torno a los 50 metros cuadrados, por otros más grandes. Y es que, aseguran los vecinos, en la caseta que la Empresa Municipal de la Vivienda ha instalado para dar información, apenas les ofrecen datos concretos. Que venga alguien del Ayuntamiento con planos y proyectos, y luego ya veremos... Josefina Yuncal y su marido regentan un restaurante de aires castellanos. No están en el bando de quienes apoyan el proyecto. Para que me den lo mismo, yo no me muevo Afirma Josefina que su casa está en perfectas condiciones, que ha hecho muchas reformas y denuncia que nadie le sufragará los costes de trasladarse y desplazar su negocio. Es fácil trasladar una mercería, pero volver a montar un restaurante tiene muchos gastos. Y lo mismo lo llevan a quién sabe donde... Yo ya tengo mi clientela Tampoco quiere que nos entierren entre oficinas, ni perder la tranquilidad del barrio Tiene sus sospechas sobre el motivo de las demoliciones: Hay un hotel de lujo. Imagino que asomarse a la ventana y mirar el barrio viejo no les debe gustar. Pero nosotros estábamos antes No se fía ni de la asociación de vecinos ni del Ayuntamiento. Dice que el colegio desapareció. Al igual que el ambulatorio, antaño instalado en un barracón en el que, a veces, se colaban la lluvia y las ratas. Ahora, los jubilados deben coger el autobús o el coche para llegar al de Alameda de Osuna. Josefina asegura que quienes están a favor del cambio no han hecho un arreglo en sus casas en 30 años: Que nos traigan una propuesta que nos interese. No pedimos 150 metros cuadrados. Lo que no puede ser es que no nos compense Sobre el estado de los pisos, los vecinos se quejan, sobre todo, de humedades. Afirman que en algunas casas hay grietas y hay quien asegura que al construirlos se escatimó cemento. Pero dejan claro que no hay problemas de seguridad. La gente con la que hablo está de acuerdo con el trato de casa por casa afirma Joaquín Arata, de 73 años, que pasa parte de sus tardes en un centro de mayores montado en un caseta. Ve algunos problemas: Los pisos nuevos tendrán calefacción, jardines, y eso hará que suba la comunidad. Hay muchas viudas y jubilados, que tienen una casita y se conforman, y si hay más gastos, no van a hacer nada con una pensión de 450 euros De todos modos, afirma, la gente piensa que, cuando lo hagan, ya nos habremos muerto la mitad. Jesús Rodríguez, miembro de la Asociación de Vecinos, situada en la caseta contigua, piensa que si el Ayuntamiento ofrece metro por metro, la gente se va a tirar para atrás. Pero si le dan algo mejor, lo cogería con los ojos cerrados Cuenta que una empresa particular les ofreció pisos más grandes y garaje gratis hace unos años, pero que el Ayuntamiento no concedió las licencias. Él tiene una solución para que los pensionistas hagan frente al aumento de gastos: Si ofrecieran una plaza de garaje gratis, la podrían alquilar También le gustaría que, en el terreno libre, construyeran pisos en vez de oficinas. Pablo Prado, vecino y dueño de una concurrida peluquería de caballeros se queja de que el problema del aparcamiento lo ha creado la Concejalía de Urbanismo. Dieron licencias para las oficinas, pero los aparcamientos no son suficientes y, además, cobran, y los trabajadores no aparcan ahí. Ahora no se puede aparcar y el Ayuntamiento pide tres millones y medio de pesetas por plaza Asegura que también tendrían que pagar las escrituras, pero reconoce que él saldría ganando y que le encantaría que los planes se ejecutaran. No es el único entusiasmado con el proyecto. David Torrado, un cliente, asegura que le gustan los planes si los nuevos pisos se construyen en el barrio. Es lógico que si te dan algo más, lo pagues Ángela Vallejos, una madre de 31 años, afirma en el parque infantil que los cambios le parecen fenomenal a pesar de que reformó su casa no hace mucho. Pablo Prado cree que la mayor parte de la gente lo aceptaría, pero no toda. O convencen a una mayoría amplísima, casi unanimidad, o no se hace. Y yo creo que con el trato de metro por metro no les convencen Más comunidad A favor FRANCISCO SECO La transformación o mejora de sus 34 bloques ha sido una reivindicación continua de sus vecinos a lo largo de los últimos 40 años. El convenio firmado el pasado marzo entre la asociación de vecinos y el Ayuntamiento parece marcar el arranque definitivo de la operación que transformará esta zona. Pagar la diferencia Algunos piensan que, para cuando lo hagan, ya nos habremos muerto la mitad Para otros, es lógico que, si te dan algo más, lo pagues Intentos privados Respecto a si ha habido en anteriores ocasiones planes privados para rehabilitar el barrio, como dicen los vecinos, el responsable municipal asegura que sí, los privados lo intentaron en su día, pero no se hizo efectivo porque no llegaron a pedir las licencias La caseta de información recientemente instalada por el Ayuntamiento tiene una doble finalidad: por un lado, explicar a los interesados en qué consiste el plan que se llevará a cabo; por otro, realizar el estudio socioeconómico de la zona, para fijar si los vecinos cumplen los requisitos para ser titulares de una vivienda de protección oficial, lo que cumplen prácticamente el cien por cien de quienes residen allí aclara De Gracia. El primer edificio que se construya ya tiene novios un primer bloque donde tenemos acuerdo, por unanimidad, para el realojo. Esperamos que, a la vista de este caso, los demás se vayan animando Planos y proyectos Uno de los bloques del Barrio del Aeropuerto, en el distrito de Barajas ÁNGEL DE ANTONIO