Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 INTERNACIONAL www. abc. es internacional DOMINGO 8- -7- -2007 ABC Un trabajador de la compañía del gas de Islamabad corta el suministro del combustible a la Mezquita Roja tras las alambradas dispuestas por el Ejército Musharraf da a elegir a los islamistas de la Mezquita Roja: rendición o muerte La oposición paquistaní en el exilio se reunió ayer en Londres y reclamó al presidente que abandone el poder ABC ISLAMABAD. Tenemos suficientes alimentos, armas y municiones para luchar aún entre 25 y 30 días y eso es lo que haremos, si Alá lo quiere. Prefiero morir antes que rendirme y ser arrestado por el Gobierno. Aún hay 1.800 estudiantes dentro de la mezquita. No nos rendiremos. El Gobierno debe darnos un salvoconducto y volveremos a nuestras regiones de origen Son las palabras que pronunciaba ayer Abdul Rashid Ghazi, el jefe de los radicales islamistas atrincherados en la Mezquita Roja- -Lal Masjid- -de la capital paquistaní, que dejan cada vez más claro que el asedio va a terminar en un baño de sangre. Al cierre de esta edición aún no se había producido el asalto al templo islámico, pero el presidente de Pakistán, Pervez Musharraf, no dejaba lugar a la esperanza: La panda de fanáticos que se esconden en la ratonera de la Lal Masjid debe rendirse o serán todos eliminados Lo decía desde la región de Beluchistán, a donde viajó en visita oficial para inspeccionar las tareas de ayuda a los damnificados por las recientes inundaciones. días que dura ya el asedio la cifra de muertos asciende a 70 la mitad de ellos mujeres según los sublevados. Fuentes gubernamentales, sin embargo, afirman que los muertos son 24. Todo comenzó hace cinco días, cuando un número de entre 70 y 80 terroristas fundamentalistas islámicos tomaron al asalto la Mezquita Roja. Se trata de un complejo religioso gubernamental que, entre otros servicios, dispone de dos madrasas (escuelas coránicas) una para varones y otra para mujeres a las que muchas gentes del campo llevan a sus hijos a estudiar. El martes, los radicales asaltaron el templo para forzar al Gobierno a imponer en todo el territorio la sharia (ley islámica) En aquel momento había unos 1.800 estudiantes en el recinto a los que el Gobierno califica de rehenes Durante los días siguientes el Ejército y la policía paquistaníes sitiaron la mezquita con tres cinturones de hombres, blindados y armas de asalto. Según diferentes informaciones las tropas regulares también horadaron los muros de la mezquita para colocar cargas explosivas y preparar el asalto. Pocos días después un total de 1.200 estudiantes salían voluntariamente y entre ellos, disfrazado de mujer, el clérigo Abdul Aziz, director de la mezquita, dirigente de los amotinados y hermano del actual jefe de los rebeldes, Abdul Rashid Ghazi. Éste, por cierto, confirmó ayer que había hablado por teléfono con alguien que le informó de que había atentado contra el avión presidencial de Musharraf, aunque resultó fallido. Portavoces gubernamentales desmintieron el atentado. Mientras tanto, en Londres, la oposición al régimen paquistaní, encabezada por Nawaz Sharif, exigió la cabeza del presidente Musharraf en un comunicado en el que culpaba directamente al militar de la creciente inestabilidad en el país Sharif, ex primer ministro depuesto por el militar tras el golpe de estado de 1999, dijo que era factible que la inestabilidad en Pakistán acabe cuajando en un atentado contra su presidente El político paquistaní dijo en Londres que tiene que marcharse, si no, los 160 millones de habitantes de Pakistán le forzarán a hacerlo Asimismo trazó las grandes líneas en las que se movió la conferencia de partidos opositores que tuvo lugar en Londres y a la que asis- Culpable de la inestabilidad Rendición incondicional No vamos a transigir, no habrá ningún compromiso- -remachaba en la prensa local- -no son más que criminales prófugos que están intentando lograr un acuerdo cuando ya es demasiado tarde. Los atrincherados en el templo deben rendirse incondicionalmente o enfrentarse a la muerte, pues no les queda una tercera opción Está claro que los ánimos están crispados y no parece, por tanto, que la crisis de la Mezquita Roja vaya a resolverse pacíficamente. Entretanto, en los cinco Todo por la sharia Tenemos suficientes alimentos, armas y municiones para luchar entre 25 y 30 días más replicó a los sitiadores el jefe de los radicales