Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
90 DEPORTES Ciclismo s Tour de Francia SÁBADO 7 s 7 s 2007 ABC ¿Quién se atreve a ganar? Con los últimos campeones manchados por el dopaje, los favoritos para la ronda que arranca hoy deberán superar las sospechas J. GÓMEZ PEÑA ENVIADO ESPECIAL LONDRES. Llegado a un punto tan raso, el ciclismo deletrea frases como la de Alejandro Valverde: Ganar el Tour puede ser contraproducente El escándalo crónico del dopaje genera analogías llenas de veneno. Así, la lista de favoritos se parece a la lista de sospechosos. En la última década, los dorsales que han entrado victoriosos en París han acabado en la horca: Riss, Ullrich, Pantani, Armstrong y sus muestras de EPO en 1999, y Landis. El jueves, Armstrong estiraba ese pasado. Pedía a Francia, al Tour, que devolviera también los maillots amarillos de Thevenet, cercado por los corticoides, o los cinco triunfos consecutivos de Anquetil, el primer ciclista que se negó a pasar los controles antidopaje: decía que él era el propietario de su cuerpo. Ese pasado, antiguo y reciente, llena de contenido la desoladora frase de Valverde. Aquí, el que gana pierde. Sobran ejemplos. Landis no ha vuelto a competir desde su victoria en 2006. Guillotinado por su anormal índice de testosterona. Su última carrera fue el paseo triunfal por los Campos Elíseos. De ahí, a la tumba deportiva. El ciclista menonita cerró la década bautizada por Riis en 1996. El verdugo de Induráin ha confesado ahora que recurrió a la EPO. Ni él ni Landis están en Londres, en la salida hoy de esta edición. De la capital británica no se puede hablar sin citar la lluvia. Al ciclismo le pasa lo mismo con la trampa farmacológica. Así está. Convertido en un deporte marchito, casi crepuscular. Bello pero atascado. Como Londres, una ciudad coagulada. Con el tráfico más espeso. Como la sangre con EPO. Valverde, harto de la presión, se negó a responder a preguntas sobre dopaje J. GÓMEZ PEÑA LONDRES. Tal y como está el Tour, el humo quema más que el fuego. El rumor abrasa. En una de las salas del ExCel, el centro de congresos pegado al Támesis donde se concentra la carrera, Alejandro Valverde, último ganador del UCI Pro Tour, y Óscar Pereiro, segundo en la pasada Grande Boucle, pasan un doble control: médico y mediático. Pulsómetros y micrófonos. Antes de hablar, su director, Eusebio Unzúe, carraspea: Sólo vamos a responder a cuestiones deportivas La sala de prensa le escucha. ¿Primera cuestión? propone el conductor del acto. Primera flecha. Sorda, sin escuchar a Unzúe. Un periodista alemán esgrime varias fotocopias del sumario de la Operación Puerto Aquí aparece el nombre ValPiti -su supuesto apodo- ¿Por qué está usted en la salida del Tour? lanza. Sin decirlo, rescata la memoria de los excluidos: Ullrich, alias JAN en la lista de Eufemiano Fuentes; Basso, conocido como Birillo Zapatero Scarponi, o Bella Jaksche. Valverde no contesta. Unzúe chasquea el gesto. Otro reportero, francés de Le Parisiene insiste. Nadie le responde. Sólo cuestiones deportivas, por favor En eso, una decena de periodistas vocea, se levanta y se va. Hay que ponerle límite a esto. Estamos cansados de tanto oír que nuestro nombre sale aquí o ahí. Si hay pruebas, que las saquen reta Valverde después. Se nos ha acabado la paciencia prosigue, entre indignado, tenso y taciturno. Hemos llegado al límite El humo le quema. Según la Guardia Civil, el fuego de la Operación Puerto no afecta al murciano. Pero ni Francia ni Alemania lo creen. Para nosotros es una desventaja que siempre nos estén preguntando sobre lo mismo lamenta Óscar Pereiro. Contestaremos cuando nos presenten algo oficial, no sobre rumores A él, a Pereiro, no le han dejado salir con el dorsal número 1. En ausencia de Floyd Landis, le correspondía a él. Pero el Tour ha decidido empezar a pintar los dorsales desde el once. Bueno, así llevo dos números 1 bromea el gallego. Un párrafo de comedia en medio de una obra dramática. Lo importante es que saldré el último en el prólogo Sólo un consuelo. Los favoritos Alexandre Vinokourov Datos personales: 33 años, 1,77 metros y 68 kilos. Kazajo. Palmarés en el Tour: fue tercero en la general de 2004 y quinto en 2005. El año pasado su equipo fue apartado de la ronda. Denis Menchov Datos personales: 29 años, 1,80 metros y 65 kilos. Ruso. Palmarés en el Tour: Mejor Joven en 2003. Acabó sexto en la edición de 2006 y ganó una etapa. Alejandro Valverde Datos personales: 27 años, 1,78 metros y 61 kilos Palmarés en el Tour: vencedor de una etapa (Courchevel) en 2005. No pudo acabar ese Tour ni el del año pasado (caída) Carlos Sastre Datos personales: 32 años, 1,70 metros y 60 kilos Palmarés en el Tour: cuarto la pasada edición. Ganó la etapa de Bonascre en 2003. Andreas Kloden Datos personales: 32 años. 1,83 metros y 63 kilos. Alemán. Palmarés en el Tour: segundo en 2004 y tercero el año pasado. Es su sexta participación en la ronda. Frank Datos personales: 27 años. 1,86 metros y 66 kilos. Luxemburgués. Palmarés en el Tour: debutó el año pasado y ganó la etapa que acabó en Alpe d Huez. Fue undécimo en la general. Valverde examina a Pereiro: los líderes del Caisse d Epargne tres pedalea en el otro grupo. El de la bruma. El primero, según los directores y las casas de apuestas, es Vinokourov, el kazajo que siempre brilla en los años impares. La mirada acerada que, ya con 33 años, sabe que es su último Tour. A mi edad, Armstrong ganó el séptimo Lo tiene todo a favor: un equipo millonario, apoyado por un país, Kazajistán; un gregario como Kloden, a su servicio por contrato; un heredero como Kashechkin... más experiencia de sobra (es su duodécimo Tour) y la rabia por su exclusión en 2006 (su equipo, el Astana, fue apartado de la carrera) Sólo tiene algo en contra: la duda. Vinokourov lleva días explicando su relación con Michele Ferrari, médico de Armstrong y de tantos otros campeones de los años noventa, autor de otra frase escalofriante: La EPO es como tomar un zumo de naranja Pat McQuaid, presidente de la Unión Ciclista Internacional, acaba de decir: Debido a su relación con Fe- AP Se libra Menchov Para colmo, los seis equipos franceses (Credit, Française, Bouygues, Agritubel, Cofidis y Ag 2 R) y los dos alemanes (T Mobile y Geroslteiner) acaban de decretar el cisma: al salirse de la Asociación Internacional de escuadras señalan como sospechosos al resto, sobre todo a los españoles. Quisieron expulsar al Caisse d Epargne, al Saunier, al Relax, al Karpin Galicia, al Lampre y al Discovery por no haber apartado a los ciclistas de la Operación Puerto Como no lo lograron, se fueron ellos. En Londres, los pacientes pasajeros de los autobuses viajan a dos alturas. En dos pisos de asientos. Así saldrá el ciclismo de este Tour. Estratificado: los que sospechan y los apuntados con el dedo. Paradójicamente, los favoritos figuran entre los señalados. Entre las seis escuadras francesas y las dos germanas no hay ningún aspirante al Tour. Acaso Moreau, ganador del pasado Dauphiné ya con 36 años, edad más bien de ex ciclista. El resto de los dorsales ilus- Un suizo, Cancellara, y dos británicos, Wiggins y Millar, candidatos al primer amarillo en la prólogo de hoy rrari, una victoria de Vinokourov en París sería menos creíble Esa afirmación rebotará durante toda la carrera. En el equipo Astana de Vinokourov está Kloden, quizá el ciclista más sólido de la carrera. El más cercano a Ullrich. Y también en duda: la UCI habló hace unos días de varios corredores del Astana que se entrenaban de negro, ocultos para no ser localizados por los controladores. El positivo por testosterona de Kessler, uno de los supuestos negros ha puesto nombre al último escándalo. Vinokourov y Kloden saldrán hoy cercados. Igual que Valverde. Desde hace un año, desde que debutó la Operación Puerto sus carreras empiezan siempre igual: negando su implicación. A Pereiro, su compañero en el Caisse d Epargne, le pasa lo mismo. A Sastre y el dúo del CSC, les recuerdan su unión con Bjarne Riis, su aún mánager. De entre los candidatos, sólo Menchov dribla las preguntas sobre medicina. El Tour que hoy pasea por las mejores arterias de Londres no llevará el dorsal número 1. Tras la descalificación de Landis y el proceso judicial abierto luego, aún no se sabe quién lo ganó en 2006. Palmarés en blanco. En negro. La victoria condena. ¿Quién se atreve con este Tour? Hemos llegado al límite