Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 7- -7- -2007 TOROS www. abc. es toros 83 Hermoso y Galán abren la puerta grande al grito de ¡Viva San Fermín! SAN FERMÍN Plaza de toros de Pamplona. Viernes, 6 de julio de 2007. Segunda de feria. Lleno de no hay billetes Toros de Fermín Bohórquez, de poca fuerza y casta y noble condición. Fermín Bohórquez, rejón bajo y muy trasero (saludos) En el cuarto, rejón en todo lo alto (oreja) Pablo Hermoso de Mendoza, pinchazo y rejón desprendido (oreja) En el quinto, pinchazo y rejón (oreja) Sergio Galán, medio rejón arriba y descabello (saludos) En el sexto, dos pinchazos y rejón (dos orejas) Pablo Hermoso y Galán salieron a hombros. Talavante triunfa en versión original TERUEL Plaza de toros de Teruel. Viernes, 6 de julio de 2007. Tercera corrida de la Feria del Ángel. Unos cinco mil espectadores. Toros de Los Recitales, correctos de presentación, salvo el 2 que bajó, y de juego desigual; destacó el 6 Jesulín de Ubrique, de verde y oro. Estocada trasera (pitos) En el cuarto, pinchazo, otro hondo y descabello. Aviso (ovación) Miguel Ángel Perera, de grana y oro. Estocada (oreja) En el quinto, estocada (vuelta al ruedo) Alejandro Talavante, de rosa y oro. Pinchazo, estocada y descabello (palmas) En el sexto, estocada corta (oreja con fuerte petición y dos vueltas) ZABALA DE LA SERNA PAMPLONA. Me sigue pareciendo increíble, así que pasen los años, la que tiene liada Pablo Hermoso de Mendoza en una tierra donde no había signos de afición por el rejoneo ni vestigios de amor por el caballo. La incorporación de una corrida de rejones a San Fermín es relativamente reciente, una década más o menos, a partir de la explosión de Pablo. O sea que, como en la historia del toreo ecuestre, en la Feria del Toro también hay un antes y un después de Pablo Hermoso de Navarra (foral y española) En torno al tótem de su figura, la tribu sanferminera, una marea de pañuelos rojos y camisas blancas, se concentró ayer en la monumental pamplonesa. Así que a Fermín Bohórquez, pese a su torería y temple en banderillas, no le prestaron puñetera atención después de que matase por los bajos, que eso sí que pudo influir. Pero no fue el motivo. La realidad es que su actuación transcurrió en el tiempo de espera del fenómeno navarro. Cuando irrumpió en el ruedo cambió el ambiente, y Pablo Hermoso lo enardeció con Chenel el heredero de Cagancho Perfecta la templanza a dos pistas; perfecta la noble condición mansita del toro para explotarle las querencias por los adentros; perfectos los recortes y la ligazón; perfecto casi todo menos la conexión en los medios. Fue fulminante el rejonazo. Ni en todo lo alto ni tampoco caído. Oreja de fuste y justa medida. Sergio Galán derrochó, más que temple, almíbar para cuidar y mimar sin un solo tirón al flojito tercero, que como casi toda la corrida de Bohórquez únicamente necesitó un hie- Pablo Hermoso de Mendoza entusiasmó a los veinte mil espectadores que abarrotaron la plaza rro. A Galán, elegante y certero, le faltó la emoción del toro. Fermín Bohórquez hijo se fue esta vez arriba con el acero y se anotó lo que en términos de a pie llamaríamos un fenomenal volapié. Sin puntilla rodó el toro, muerto por el mismísimo hoyo de las agujas como broche a una actuación clásica y ortodoxa. El espadazo valió la oreja. Fusilero relevó a Chenel en el quinto cuando Hermoso se dio cuenta de que no había toro para su lucimiento. Error propio: tal y como iba la corrida sobró el segundo rejón de castigo. Los sabios también yerran, y el navarro acaba de reaparecer de una grave lesión que lo ha mantenido apartado de los ruedos durante dos meses... A base de piruetas en la cara alegró al apagado muermo, alegría que contagió al personal para entregarle otra oreja, llave de su EFE enésima puerta grande en Pamplona, esta vez más amplia que grande. El mismo camino siguió Sergio Galán con una faena de garra, enfibrada y precisa. Ambición y arrojo en un serio arrimón de ajustadas y bellas suertes. Vibró la plaza, y continuó vibrando a pesar de un par de pinchazos. Salieron Galán y Hermoso a hombros al grito de ¡Viva San Fermín! Generoso Santo. Finito y Cayetano reaparecen hoy y los otros heridos siguen en compás de espera ROSARIO PÉREZ MADRID. El arranquede la temporada estival ha sido especialmente sangriento. Muchos son los toreros que han caído heridos. Finito de Córdoba, Cayetano y Pepín Liria regresan hoy a los ruedos, mientras que otros compañeros siguen en el dique seco. Finito se ha recuperado ya de su primera cornada como matador de toros tras 1.200 corridas estoqueadas. Herido en el triángulo de Scarpa en la Feria de Alicante, reaparece en la localidad cordobesa de Lucena, junto a Castella y Talavante. Cayetano, cogido en la Feria de León, se enfunda elvestido de luces en Fuentesaúco (Zamora) donde actúa al lado de su hermano Francisco Rivera Ordóñez. Liria hace lo propio en el pueblo alicantino de Algorfa, después de que un toro le partiera literalmente la boca en la Feria de Hogueras. El resto de heridos continúa en compás de espera. El Fandi fue intervenido anteayer de nuevo de la fractura en el dedo índice de la mano derecha que sufrió el 24 de junio en León. En caso de no poder cumplir su compromiso el próximo miércoles en Pamplona, su puesto podría ser ocupado por Antonio Ferrera, quien evoluciona bien de la durísima cornada que un toro le infirió a escasos centímetros del corazón en Teruel elpasado domingo. El extremeño está anunciado este lunes en San Fermín, fecha que se antoja pronta, con lo que podría posponerse su vuelta al día 11 si Fandila no estuviese a punto. José María Manzanares, herido de gravedad en la festividad de San Juan en Alicante, tiene la mente puesta en su cita del 13 de julio en Pamplona. Ésa es mi meta- -señaló a ABC- aunque la recuperación del músculo abductor es lenta. El jueves me quitaron las grapas y la próxima semana me probaré; en función de como me encuentre, decidiré cuándo reaparezco El novillero Ismael Cuevas, con disección de la ilíaca y perforación del abdomen, recibió ayer el alta hospitalaria, según informa burladero. Martín Gallo, que padeció dos cornadas- -una en cada pierna- -en El Puerto, también mejora. Ángel Teruel, cogido grave en Bilbao hace tres semanas, quiere reaparecer el próximo sábado. ÁNGEL GONZÁLEZ ABAD TERUEL. Alejandro Talavante fue una copia de sí mismo en su primero, como un primo suyo. Destemplado, pegando tirones, sin asomo de ajuste... Y eso que el de Los Recitales se empeñaba en embestir con las mejores maneras. Con el sexto cambiaron las tornas radicalmente y apareció el Talavante auténtico, el de la planta firme y la muleta trazando largas y templadas las embestidas. Soberbios algunos naturales. Un tanto acelerado con la derecha, pero siempre ligando las series y pasándose los pitones muy cerca. Y otra vez la izquierda en terrenos comprometidos. Y siempre ligado. Talavante en versión original, manoletinas de ¡ay! incluidas. El presidente confundió seriedad con falta de sensibilidad y le negó la segunda oreja más clara de toda la feria. El público enmendó el error del palco tributando apasionadas ovaciones. Los turolenses tomaron partido por el primero de la tarde en contra de Jesulín. El toro, gazapón, sin fuerza y complicado, fue aplaudido en el arrastre, mientras el torero, que pasó un mal trago, era pitado. Cosas del corazón, sin duda. Pudo mejorar con el cuarto, pese a que el toreo de lejanías que practicó apenas caló en los tendidos. Faena XL, insulsa, que se levantó con los rodillazos finales y volvió a rebajarse con la mala espada. Perera venía en sustitución de Manzanares. A su primero, de paupérrimos pitones, tardó en cogerle el aire y al final de un larguísimo trasteo se acopló en terrenos de cercanías. Allí desgranó muletazos que, tras una estocada, le valieron una oreja. También extralarga su labor al quinto. Demasiados pases y demasiada inconsistencia.