Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8- 9 S 6 LOS SÁBADOS DE tarra sólo la supera las manos sobre la piel del cuerpo amado O cuando el guitarrista Gerardo Núñez cuenta que el desgarro y quejío de este arte nacieron de la humillación, la pobreza y el desprecio: el flamenco es el sentimiento más intenso para darse consuelo ¡Con lo necesitados que estamos de él, chinos y no chinos! Núñez y Cortés han formado parte del desembarco del flamenco en China junto al guitarrista Salva del Real, los cantaores Jesús Méndez y Ezequiel Benítez, el percusionista Cepillo el contrabajo Yelsy Heredia y los bailaores Sabrina Fernández, José Miguel Téllez, Silvia Marín y Rafael Peral. Ellos son el tuétano del festival Flamenco Pa Tós que, organizado por SEACEX y la Fundación Gomaespuma, ha enseñado a los chinos lo mejor del toque, del cante y del baile a través de las actuaciones de estas primeras figuras, de una exposición fotográfica de la que es comisario Félix Grande, con clases prácticas de guitarra y cajón, y una buena tertulia. La convocatoria a esta invitación que llevó a cabo el Instituto Cervantes se cerró con el éxito rotundo de un no hay plazas ante la avalancha de solicitudes para aprender en carne mortal lo que habían ido asimilando por internet. Salva del Real, profesor del taller de guitarra, no se había visto en otra desde que unos finlandeses le reconocieron por el nombre como la estrella del cedé AlíKatí que no paraba de sonar en Helsinki. Me quedé helado- -confiesa el guitarrista de Castellón- -cuando me vi hecho todo un Julio Iglesias en Finlandia Lo mismo que ahora cuando se las ha visto cara a cara con Moraíto de Pekín un chino de nombre Liu Qiao que, a sus 39 años, lleva cinco viviendo de y por el flamenco en un recorrido histriónico por los bares pequineses. Jamás viajó a España, ni recibió clases y todo lo que sabe lo aprendió a través de la teórica que se puede pescar en la Red. Igual que el resto de los pupilos, que no quitan ojo a las explicaciones en la pizarra y sobre las cuerdas de la guitarra del profesor, que ha inventado una fórmula cuasi matemática para enseñar bulerías. Los ídolos de Liu: Moraíto de Jérez, como no podía ser menos, Tomatito y Paco de Lucía. Su guitarra lleva la firma que Vicente Amigo le estampó tras su concierto pequinés del pasado mayo. Es un fanático dice Salva del chino. Estos tíos están locos añade admirado por su tenacidad. ¡Todos quieren ser flamencos! Dentro de nada- -pronostica- -quien no tenga su doble en China- -como ocurre ya en Japón- no será nadie Naide. Liu Qiao, flamenco por internet Salva del Real enseña a Moraíto de Pekín el toque por bulerías, del que no pierden detalle el resto de alumnos entren en la clase. ¿Ése es el Rey? pregunta uno de los alumnos cuando ve llegar de riguroso negro el cantaor Jesús Méndez. Se pirran por la guitarra, las palmas y el baile de Carmen, y casi se les vuelven invisibles los ojitos cuando estupefactos los aprietan, como de dolor, ante las frases de Méndez. El cante, es evidente, no va con ellos. Son muy tristes esas canciones dice Michel, de 18 años, alumna de español del Instituto Cervantes, que junto a su amiga Luna, de la misma edad, espera ansiosa la concesión de una beca para viajar a Barcelona en agosto. Llevan seis meses bregando con la sintaxis castellana y parece mentira que la manejen con tal soltura. Michel- -autonombrada Micaela cuando atraviesa el umbral del Cervantes- -sueña también con México. Y ahí nos encontramos con otra de las intenciones generalizadas de los chinos: hacerse con Iberoamérica camelándose a los españoles. A Michel, a Luna, a Yuan- Yuan, a Tian- Tian y a Mao- Mao les encanta el gazpacho, la tortilla de patata y el chorizo. Y encima ahora van a poder comprar jamón serrano, gracias al flamante derribo de barreras anunciado por el presidente del país, Hu Jintao. China, no lo olvidemos, es el primer productor y consumidor de porcino del mundo y se hacen apuestas sobre cuánto tardará en copiar su propio pata negra Y puestos a pedir, los aficionados chinos sugieren que Paco de Lucía regale una guitarra a Hu Jintao, con la que encandilarle para que apoye desde las instituciones este arte español. Quiero que a nuestro presidente le encante el flamenco como a Tony Blair dijo uno de los forofos. Pero a nosotros nos parece que no hay mejor empuje que escuchar a nuestro Premio Nacional de las Letras 2004, Félix Grande, flamencólogo de alma y sabiduría, cuando diagnostica que la importancia de unas manos sobre una gui- El hechizo del duende n el marco del Año de España en China, el esfuerzo que se está realizando desde el Gobierno español para acercar nuestra cultura a los ciudadanos y ciudadanas chinos, parte de la convicción de que el mejor y más eficaz instrumento que tenemos para el conocimiento entre los pueblos es la Cultura, el medio más libre y cercano a la historia y realidad de una sociedad. En la amplia programación de la Sociedad Estatal para la Acción E Cultural Exterior no podía faltar el Flamenco, un arte que no necesita traducción, que es para todos los públicos. En esta ocasión, la Fundación Gomaespuma ha sido nuestro aliado, con ellos y el Festival Flamenco Pa Tós hemos llevado a Beijing una exposición fotográfica, comisariada por Félix Grande, Premio Nacional de las Letras 2004 y experto flamencólogo; la actuación de Gerardo Núñez y Carmen Cortés, dos de las figuras más importantes del panorama actual; veintitrés talleres para adultos y niños. Distintos formatos, educación y entretenimiento para hablar de tolerancia, de heterogeneidad, singularidad y mestizaje. Su éxito nos confirma que hemos acertado, que chinos y españoles caemos por igual bajo el hechizo del duende flamenco, y ésta es la cultura de los valores en la que creemos y por la que vamos a seguir apostando. MARIBEL SERRANO Directora General de Seacex