Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 7- -7- -2007 Segundo aniversario de los atentados de Londres INTERNACIONAL 35 Brown quiere que la Union Jack ondee siempre en edificios oficiales Asociaciones musulmanas en el Reino Unido lanzan la campaña No en nuestro nombre contra la violencia E. J. BLASCO LONDRES. La Union Jack, la bandera británica, como señal de unidad en contra del terrorismo. Gordon Brown ha ordenado que en estas jornadas de recuerdo a las víctimas del 7- J y de emergencia terrorista, la bandera del Reino Unido ondee en todos los edificios oficiales. Es sólo el principio. El primer ministro desea que la bandera no sólo cuelgue de los mástiles los escasos 18 días al año previstos por la ley, sino que los edificicios públicos la exhiban los 365 días. Mientras se reforma la legislación, él va a comenzar a dar ejemplo con una Union Jack permanentemente ondeando sobre Downing Street. Brown quiere dar la batalla de la britanidad La amenaza terrorista es perfecta ocasión para intentar cohesionar una sociedad con diversas comunidades raciales y religiosas. La adhesión al orgullo nacional puede ser el cauce de muchos musulmanes para marcar distancias de los elementos extremistas islámicos. Además resulta pertinente en un momento en que el independentismo gobierna en Escocia y se extiende el uso de la cruz de San Jorge, la bandera inglesa, entre quienes demandan un Parlamento propio para Inglaterra. De acuerdo con el proyecto de reformas constitucionales presentadas el martes por Brown en el Parlamento, mientras en otros países como Francia y Estados Unidos la bandera nacional es mirada como una fuente de orgullo, en los últimos años la bandera de la Unión ha devenido demasiado a menudo en un coto de los extremistas, un símbolo de desacuerdo, más que de armonía. Es fundamental que este símbolo no sea secuestrado por aquellos que buscan actuar contra los valores de tolerancia y respeto Aunque ya constituía una de las prioridades de Brown, a veces vista como la pretensión de hacer olvidar sus orígenes escoceses entre el electorado inglés, su apuesta ha coincidido con una campaña del sensacionalista The Sun que forzó a Scotland Yard a poner en su sede la Union Jack. Por su parte, asociaciones de musulmanes británicos han lanzado una intensa campaña de anuncios con los lemas Musulmanes unidos y No en nuestro nombre con citas del Corán en rechazo de la violencia. Entre otras entidades, en la campaña participa la Asociación de Doctores y Dentistas Musulmanes, para hacer frente al descrédito generado por los detenidos por los últimos atentados de Londres y Glasgow, en su mayoría médicos. Una fuente de orgullo AFP