Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 7 s 7 s 2007 INTERNACIONAL 33 Japón pierde las cotizaciones de 50 millones de pensionistas Los escándalos amenazan con derribar al primer ministro, Shinzo Abe, tras las elecciones legislativas del 29 de julio PABLO M. DÍEZ CORRESPONSAL PEKÍN. ¿Se pueden perder 50 millones de pensionistas? Por extraño que parezca, eso ha ocurrido en un país tan avanzado como Japón, donde ni sus ordenadores ni sus calculadoras están sirviendo para aclarar un escándalo que ha sacudido a la Seguridad Social y que podría derribar al Gobierno. En 1997, la Hacienda Pública reformó sus sistemas de información tributaria y emitió un número de identificación personal para cada contribuyente, pero con el tiempo se detectaron numerosos errores y ahora resulta que no se sabe a quién pertenecen 50 millones de expedientes sobre fondos de pensiones. De momento, ése es el número de personas que reclaman su dinero, pero muchos corren el riesgo de no ver ni un yen cuando se jubilen al no haber constancia en los registros de que hayan cotizado durante el tiempo que han trabajado. Sin duda, una auténtica catástrofe social para este archipiélago de 127 millones de habitantes y un terremoto político que amenaza con tumbar al primer ministro, Shinzo Abe. En el cargo desde el pasado mes de septiembre, cuando relevó al carismático Junichiro Koizumi tras dejar éste la presidencia del Partido Liberal Demócrata (PLD) Abe no es responsable del monumental escándalo, pero este grave problema se ha unido a los numeroel titular de Defensa, Fumio Kyuma, dimitió el martes tras decir que las bombas atómicas que Estados Unidos lanzó contra Hiroshima y Nagasaki durante la Segunda Guerra Mundial eran inevitables Igual de torpe se mostró este año el ministro de Sanidad, Hakuo Yanagisawa, al referirse a las mujeres como máquinas de parir y pedirles un esfuerzo para combatir el bajo índice de natalidad en Japón, pero no llegó a perder su puesto. Todos estos episodios han hecho que Shinzo Abe dilapide en menos de un año la aceptación popular con la que gozaba en septiembre, superior al 60 por ciento. Según una encuesta publicada ayer por el periódico Yomiuri Shimbun su aprobación había bajado al 32 por ciento, uno de los niveles más bajos de la legislatura. Tales resultados son especialmente negativos porque el próximo 29 de julio se celebran unas elecciones trascendentales a la Cámara Alta de la Dieta, el Parlamento nipón. De perder estos comicios, Abe podría verse obligado a renunciar y volverían así a Japón los tiempos de la inestabilidad política y de los breves mandatos de los primeros ministros. Para evitar la derrota, Shinzo Abe ha prometido que revisará en un año todos los expedientes de pensiones En lo que ya se vaticina como un plebiscito sobre el primer ministro, el líder del opositor Partido Demócrata de Japón (PDJ) Ichiro Ozawa, ha anunciado que dimitirá si no vence en las elecciones, en las que se renovará la mitad de los 242 escaños del Senado. Baja popularidad Chantal Bernard y Didier Charron, el día de su boda REUTERS El primer ministro Shinzo Abe, EPA antes de una rueda de prensa sos casos de corrupción que acosan al Ejecutivo nipón. Sin ir más lejos, el ministro de Agricultura, Toshikatsu Matsuoka, se ahorcó a finales de mayo justo antes de comparecer ante una comisión parlamentaria para explicar sus excesivos gastos oficiales. Poco antes, otros dos asesores de Abe renunciaron al cargo por verse implicados en unos negocios algo turbios, mientras que Dos muertos en el congelador Asesinó a su esposa y al hijo de ésta y metió los cadáveres en el arcón frigorífico, hasta que una invitada bienintencionada se ofreció a recoger la mesa después de cenar y encontró los cuerpos POR ENRIQUE SERBETO CORRESPONSAL BRUSELAS. Con la mejor intención, la invitada a la cena se dispuso a recoger los platos y a guardar los restos de comida aprovechables en el congelador. Al fin y al cabo, puesto que el anfitrión está solo en la casa, en ausencia precisamente de su esposa, creyó que le hacía un favor. Pero en lugar de eso la compasiva invitada se llevó una sorpresa de aúpa: la esposa en cuestión estaba muerta, dentro del congelador. La historia es de las que dejan sin respiración a los belgas, que aunque viven en un apacible país, cada vez que aparecen en las páginas de sucesos es porque ha sucedido un crimen de lo más extraño. Éste, uno más de los que pueden ponerse en la lamentable clasificación de violencia doméstica, fue descubierto el martes por la noche en la localidad de Verviers, al este de Bruselas, cerca de la confluencia de las fronteras con Holanda y Alemania. Según las últimas revelaciones, la esposa, Chantal, de 46 años, estaba muerta desde el mes de abril. No se ha aclarado todavía qué sucedió exactamente con el hijo de ella, Bryan, de 12 años, cuyo cadáver apareció también en el arcón congelador. El principal sospechoso- -de hecho ya ha empezado a confesar a la Policía- -es Didier Charron, de 42 años, que ya era conocido en la comisaría de Verviers por su tendencia a las discusiones violentas con su esposa. El 12 de septiembre del año pasado ya había sido amonestado por el juez por ello. Ahora dice que se trató de una discusión que se le fue de las manos y acabó cosiendo a cuchilladas a su esposa y no se sabe si antes o después de hacer lo mismo con el hijo de ésta, que vivía con el nuevo matrimonio. La invitada que descubrió los cadáveres tuvo la sangre fría de hacer como si no hubiera visto nada, acabar de recoger la mesa y despedirse de Didier con una excusa banal. El objetivo era acudir a la Policía antes de que éste pudiera sospechar nada. Dicho y hecho, la invitada acudió a la Policía federal, les contó a los agentes lo que había visto y éstos se personaron inmediatamente en la casa. La sorpresa fue que no había solo un cadáver, sino dos. ¿Que pensaba hacer el asesino con ellos? Si los tenía allí desde el mes de abril significa que probablemente no había pensado en nada, excepto en seguir disimulando sobre la ausencia de su esposa y su hijo, hasta que tal vez el vecindario se olvidara de ellos. Ahora ya sabe que el congelador no es buen sitio para esconder cadáveres. Sólo un tercio de la población aprueba al Ejecutivo nipón, por los sucesivos errores de sus ministros La Reina y los Duques de Lugo, en el 70 cumpleaños de Sonia de Noruega CARMEN VILLAR MIR CORRESPONSAL ESTOCOLMO. La Reina Sonia de Noruega, que declara ser más feliz que nunca, puso el broche final a los cuatro días de celebraciones de su 70 cumpleaños con un animado crucero por aguas nórdicas que termina esta mañana. La Soberana ha celebrado además sus 39 años de matrimonio con el Rey Harald, con quien se casó el 29 de agosto de 1968, después de diez años de noviazgo durante los que fue rechazada por los Reyes, el Parlamento y el pueblo, que querían ver al heredero casado con una dama de sangre azul. Relajada y contenta, atrás han quedado aquellos sinsabores relacionados con las operaciones de corazón del Monarca y la elección de esposa del benjamín, Haakon. Entre los invitados, una de las mayores representaciones del Gotha, figuraron las Reinas de Dinamarca, España, Grecia, Holanda y Suecia; Príncipes y Princesas europeos; los Grandes Duques de Luxemburgo y los Duques de Lugo. La insistente lluvia, que no ha dejado de caer durante estos días, no quitó brillo a las fiestas que comenzaron el pasado martes en Stavanger, Capital de la Cultura en 2008. El Ayuntamiento de esa ciudad, que decoró el pavimento de su Stor Torg (plaza mayor) con un enorme retrato con flores de la Soberana, echó la casa por la ventana y ofreció a los ciudadanos gorras, globos, caramelos y banderas decorados con una imagen de la Reina.