Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 7- -7- -2007 Japón pierde el registro de cincuenta millones de pensionistas Shintaro Abe, primer ministro japonés 31 Nuevo registro del domicilio y el despacho de Villepin Diez horas más de inspección y varias carpetas confiscadas comienzan a perfilar la acusación contra el ex jefe de Gobierno JUAN PEDRO QUIÑONERO CORRESPONSAL PARÍS. Por vez primera en la historia de la V República, dos jueces de instrucción han registrado en dos ocasiones el domicilio personal y el despacho oficial de un ex primer ministro, Dominique de Villepin, sospechndo que es instigador o cómplice de un proceso de denuncias calumniosa contra su antiguo rival político, hoy presidente de la República, Nicolas Sarkozy. Los jueces que instruyen el escándalo Clearstream registraron los despachos de Villepin el jueves y ayer viernes, durante más de diez horas, confiscando varias carpetas de documentos calificadas de secreto defensa Todas las filtraciones judiciales parecen sugerir que Villepin se encuentra en la mira telescópica de los jueces, que continúan acumulando indicios acusadores. Las notas personales del general Philippe Rondot, y sus declaraciones ante los jueces, abundan en las sospechas judiciales: Villepin pudo orquestar y manipular unas listas falsificadas de presuntos clientes de Clearstream sospechosos de recibir millonarias comisiones ilegales, con negocios sucios. En algunas de esas notas aparece una y otra vez Jacques Chirac, presidente de la República. Los jueces Henri Pons y Jean- Marie d Huir estuvieron registrando durante diez horas el domicilio personal de Villepin, en el distrito XVII. Villepin, de vacaciones, tuvo que regresar precipitadamente a París, la noche del jueves, para acompañar a los jueces y varios inspectores de la Policía judicial hasta su despacho oficial de ex jefe de gobierno, en un edificio propiedad del Ministerio de Asuntos Exteriores. Los registros e interrogatorios oficiosos se prolongaron ayer durante seis horas. Los jueces se tomarán días o semanas para estudiar las numerosas carpetas requisadas Fulminante vuelta a París en los dos despachos personales de Villepin, antes de acusarlo o no formalmente. Villepin considera calumniosas las especulaciones avanzadas por las notas y filtracio- nes judiciales, convirtiéndolo en principal sospechoso de una vasta maquinación destinada a intentar destruir la carrera política de Nicolas Sarkozy, su viejo e íntimo enemigo. Antes de inculpar a Villepin, los jueces instructores todavía volverán a interrogar a otros dos sospechosos, y ya inculpados, Jean- Louis Gergorin, antiguo vicepresidente de EADS, el primer consorcio aeronáutico europeo, e Imad Lahoud, un informático de alto nivel, autor de las falsificaciones de listas bancarias comprometedoras, utilizadas como arma de guerra contra Sarkozy. Gergorin es un viejo amigo y cómplice personal de Villepin. Lahoud intervino en oscuras operaciones antiterroristas cumpliendo misiones en las letrinas del Estado. Ambos han reconocido varios delitos. Los jueces esperan poder probar el puesto de Villepin como director de orquesta de esta manipulación.