Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 7 s 7 s 2007 ZAPATERO AJUSTA EL GOBIERNO ANTE LAS ELECCIONES VIVIENDA Y URBANISMO ESPAÑA 17 Chacón por Trujillo para LA DELEGADA DE conectar Vivienda con los jóvenes ZAPATERO EN BARCELONA CARME CHACÓN MINISTRA DE VIVIENDA Y URBANISMO El cambio de rumbo refleja el fracaso político del ministerio Chacón será la más que probable candidata socialista por Barcelona en las próximas elecciones generales IVA ANGUERA DE SOJO BARCELONA. ¿Sabes quién es mi delegado en Barcelona? le preguntó recientemente José Luis Rodríguez Zapatero a un diputado catalán. Joan Rangel respondió el interpelado, aludiendo al delegado del Gobierno en Cataluña. Zapatero sonrió y respondió: No, mi delegada es Carme Chacón Esta anécdota ilustra a la perfección hasta qué punto se encuentra ligada la meteórica carrera política de la nueva ministra de Vivienda y Urbanismo a la del presidente del Gobierno. Una alianza que con toda probabilidad se repetirá en las próximas elecciones generales, puesto que el nombramiento de Chacón parece la más que probable candidata por Barcelona, lo que explicaría en buena parte su designación como ministra. Carme Chacón i Piqueras (Esplugas de Llobregat, Barcelona, 1971) marcó su destino político cuando entró en Nueva Vía, el grupo de apoyo a la candidatura de José Luis Rodríguez Zapatero a liderar el PSOE. Discreta, trabajadora y disciplinada, lo que en principio fue un encargo de su mentor político, José Montilla, acabó convirtiéndose en auténtica devoción por el nuevo líder del PSOE. Chacón entró a formar parte de Nueva Vía al estrenarse como diputada en el Congreso, en 2000, junto a Jesús Caldera, José Blanco, Jordi Sevilla y Juan Fernando López Aguilar, entre otros socialistas de la nueva hornada. Cuando Zapatero ganó el Congreso de 2000, se convirtió en una de las principales bazas del socialismo catalán en su equipo. Como secretaria de Educación de la ejecutiva federal socialista ejerció además un férreo marcaje sobre la entonces ministra del ramo, Pilar del Castillo, que emprendía la reforma de las leyes de educación. Un papel que parecía señalarla como muy probable integrante del primer Gobierno de Zapatero, pero en 2004 la cuota catalana se quedó en el jefe de filas del PSC, José Montilla. Formada políticamente en la comarca del Bajo Llobregat (Barcelona) donde se fundamenta el poder político de Montilla, Carme Chacón se conformó entonces con la vicepresidencia primera del Congreso de los Diputados, cargo desde el que ha dirigido los trabajos de la ponencia para la reforma del Reglamento de la Cámara Baja. Ayer se mostró muy ilusionada por la gran responsabilidad que le ha asignado el presidente del Gobierno. Pienso- -dijo- -dejarme la piel para afrontar el reto de garantizar a los jóvenes el acceso a la vivienda. Me tengo especial ilusión por desarrollar la nueva tarea que me han encomendado P. C. S. G. MADRID. Para apuntalar el voto juvenil- -uno de los arietes electorales con los que Rodríguez Zapatero quiere contar en las generales- el presidente del Gobierno echa mano de Carme Chacón, que sustituye a María Antonia Trujillo. El jefe del Ejecutivo parece que ha hallado la cabeza de turco ideal para pagar el fracaso en una de sus promesas electorales estrella: la vivienda, que hoy ya es, según el CIS, la segunda preocupación en importancia entre los españoles, tras el terrorismo. El presidente del Gobierno ha querido colocar al frente de este Ministerio a una persona de su máxima confianza, una mujer joven que puede conectar con más facilidad con ese sector de la sociedad que Rodríguez Zapatero necesita para revalidar su mayoría de Gobierno. Trujillo no ha sido capaz de cumplir las expectativas con que nació este departamento ministerial y, lo que es peor, ha proyectado la imagen de un Ministerio sin rumbo en el que las iniciativas han sido más fruto de la improvisación y la inexperiencia que de un sólido análisis del problema. Durante la campaña electoral de 2004, Zapatero sostuvo que su Gobierno pondría en marcha un plan que incluiría el acceso a 180.000 viviendas de alquiler a precios asequibles y de protección oficial. Además, comprometió la creación de una agencia nacional para el alquiler. La nueva ley del Suelo, en vigor desde el pasado 1 de julio, es la única promesa cumplida por Zapatero. La ministra ha intentado, sin conseguirlo, luchar contra la especulación, la corrupción y el alza de precios. Respecto a las viviendas construidas, que semanas después de la victoria electoral pasaron a ser actuaciones habitacionales y no edificación de viviendas nuevas, el fracaso es considerable. Dos años después de la victoria de marzo de 2004, Trujillo puso en marcha un plan de impulso a las viviendas de protección oficial y en ese curso se iniciaron 91.000, una tercera parte de las comprometidas. Poco antes, María Antonia Trujillo puso en marcha un Plan de Choque, dotado con Especulación y corrupción Chacón oyó su nombramiento en directo en un programa de TV 1.031 millones de euros, que incluía ayudas al alquiler de 240 euros mensuales y de 6.000 euros para la rehabilitación de viviendas destinadas a ser arrendadas, subvenciones que varias comunidadades autónomas nunca han tramitado. Además, la ministra lanzó, entre las actuaciones habitacionales la propuesta de construir minipisos de entre 30 y 45 metros, para los jóvenes, basándose en la idea de que cada etapa de la vida requiere distintas necesidades de vivienda. La polémica nacional que la iniciativa de Trujillo desató aconsejó olvidar el proyecto en unas semanas. En cuanto al alquiler, el fra- EFE caso de la Sociedad Pública de Alquiler (SPA) es rotundo. Si el organismo público, dotado de un millonario presupuesto, debía alquilar unas 250.000 viviendas al año, un millón en toda la legislatura, a día de ayer los contratos de alquiler cerrados no alcanzan los 4.800. Pienso dejarme la piel para afrontar el reto de garantizar a los jóvenes el acceso a la vivienda dijo Chacón POR QUÉ SALE, PARA QUÉ ENTRA M. Antonia Trujillo La ministra no ha sido capaz de responder a las demandas de los ciudadanos. Hoy, la vivienda es una de las principales preocupaciones de los españoles. Su trabajo no ha conseguido hacer realidad las promesas del presidente del Gobierno durante la campaña electoral: ni se han construido las viviendas prometidas ni se ha logrado dinamizar el mercado de alquiler. La aprobación de una nueva Ley del Suelo no ha sido suficiente para paliar el fracaso general del Ministerio. Carme Chacón A unos meses de las elecciones generales, Zapatero busca caras nuevas a las que no se pueda reprochar el incumplimiento de las promesas electorales. Chacón forma parte del grupo fundacional del zapaterismo y el presidente premia así su fidelidad, tras pasar la mayor parte de la legislatura en la vicepresidencia del Congreso. Chacón es el último intento de relanzar un departamento, Vivienda, sobre el que reposó una de las promesas electorales estrella de Zapatero y lanzarlo hacia el electorado joven. Los minipisos y las soluciones habitacionales han lastrado la imagen de Trujillo