Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 ESPAÑA ZAPATERO AJUSTA EL GOBIERNO ANTE LAS ELECCIONES SANIDAD Y CONSUMO SÁBADO 7 s 7 s 2007 ABC De Salgado a Soria, o de la ley del vino a la clonación Se va una gestora y llega un científico que levantará ampollas con cuestiones como la investigación con embriones humanos DOMINGO PÉREZ MADRID. Se avecina un cambio de rumbo absoluto en el Ministerio de Sanidad y Consumo. Durante estos últimos tres años, la actividad de Elena Salgado y su equipo se ha centrado sobre todo en la prevención, en la promoción de hábitos saludables y en la salud pública. La ministra, al frente de un gabinete casi exento de competencias, fagocitadas por las comunidades, apostó por ganarse un espacio frecuente y amplio en los medios de comunicación a golpe de acciones punitivas, de reconvenciones y prohibiciones. Se volcó en cruzadas que se repartieron entre algún éxito y numerosos fracasos. Triunfó parcialmente con la ley del antitabaco (750.000 fumadores menos en un solo año) pero se dio sus buenos batacazos. Salió trasquilada de una absurda batalla contra las hamburguesas gigantes. Se ha mostrado incapaz de frenar el creciente consumo de drogas, principalmente de cocaína. Y recibió la puntilla con la frustrada Ley del Alcohol que, al fin y a la postre, ha sido la que la ha desalojado del Paseo del Prado. De Bernat Soria se aguarda justo lo contrario. Su labor debería suponer en cierta medida el contrapunto al trabajo desarrollado por Salgado. Sanidad va a abandonar el populismo de las dietas milagro, las polémicas de la cerveza y el vino y va a abordar tareas mucho más ambiciosas, pero no menos controvertidas y con una marcada carga ideológica. Ocho meses son muy pocos para afrontar retos demasiado ambiciosos y todo apunta a que el nuevo ministro se dedicará de forma prioritaria a lo que domina y le apasiona: la investigación, la medicina regenerativa, la biomedicina, la bioingeniería, la clonación... Cuestiones que van a levantar ampollas y que podrán ser utilizadas en más de una ocasión de forma propagandística por el Gobierno en un periodo que, no lo olvidemos, será de marcado carácter electoral. Ayer lanzaban las campanas al vuelo las principales asociaciones de enfermos. Representantes de diabéticos, afectados por enfermedades raras o neurodegenerativas, entre otros, apostaban por que el nuevo ministro demostraría más sensibilidad e implicación Sin embargo, la actuación de Soria se desarrollará envuelta en la desconfianza. Tiene un perfil muy singular, como demuestran las declaracines que hizo nada más saberse ministro: Daría a Zapatero el Nobel de la Honestidad y la Solidaridad A lo largo de su carrera profesional se ha confesado partidario acérrimo de la investigación con embriones. Ha defendido por activa y por pasiva que un embrión de siete o 14 días no tiene cerebro y, por lo tanto, se puede investigar con ellos porque se sigue el mismo criterio que se utiliza cuando se trata de una donación de órganos de un cadáver, ya que la definición de cadáver se da cuando se produce la muerte cerebral En cuanto a la clonación humana, ha señalado en numerosas ocasiones que apoya que se aborde una norma internacional por la que se prohíba la clonación reproductiva, pero se permita la clonación terapéutica Y ha afirmado que existen razones científicas para autorizar, financiar y regular la terapéutica y la transferencia nuclear Sus propios trabajos avalan estas opiniones. Su marcada posición ideológica anuncia conflictos más que seguros con la Iglesia cató- Marcada posición ideológica Soria, ayer, en la rueda de prensa que ofreció tras su nombramiento lica y con los sectores más críticos en relación con algunas de estas prácticas. Su elección no ha sido casual. En la estrategia del Gobierno se pretende que Soria, al igual que Salgado, consiga, con un Ministerio aparentemente residual y sin competencias, mantenerse permanentemente en el ojo del huracán informativo, sólo que en este caso con contenidos de mucho mayor calado ético, moral y científico. Es más, podrá apoyarse en la Ley de Reproducción Humana Asistida y la Ley de Investigación en Biomedicina, sacadas adelante por Salgado, que en gran medida ya abren las puertas a la clonación en España Igualmente, pese a las manifestaciones de los sindicatos médicos y de enfermería en el sentido de que esperan que Soria dedique un mayor esfuerzo a cohesionar el Sistema Nacional de Salud no deberían hacerse demasiadas ilusiones, puesto que resulta evidente que ese no es el cometido que le ha encargado Zapatero El caso es que Salgado abandona Sanidad con mucha pena como ella misma reconoció ayer a los periodistas en su despedida. Se va una gestora hábil que al frente de este área se mostró obsesionada en lograr metamorfosear a los españoles a su imagen y semejanza: no fumadores, extra delgados y abstemios. Tabaco, obesidad y alcohol fueron sus pasiones. Los tres frentes en los que descargó toda su artillería, aunque por el camino dejó apoyos y credibilidad. Concretamente, con el proyecto de la ley antivino consiguió levantar en armas todos los agricultores del Bernat, tras ser designado ministro: A Zapatero hay que darle el Nobel de la Honestidad La Conferencia Episcopal ve muy preocupante el nombramiento S. N. MADRID. La designación de Bernat Soria como nuevo ministro de Sanidad fue calificada como de muy precupante por fuentes de la Conferencia Episcopal, ya que, según afirmaron, trabaja desde la ideología y no desde la ciencia Las mismas fuentes recordaron que Soria ha dedicado su carrera profesional a investigar con células madre embrionarias, cuando los mayores éxitos conseguidos hasta el momento han procedido del estudio de las células madre procedentes de tejidos adultos y de cordón umbilical. Se presenta como científico pero sus bases son insostenibles recordaron las fuentes. Los obispos han manifestado en reiterados documentos su oposición a la investigación con células madre embrionarias por considerarla un abuso contra la dignidad del ser humano Por ello, han reclamado que se respete la vida de los embriones. Secundaron ayer la posición de la Conferencia Episcopal numerosas entidades cívicas, y la Fundación Vida afirmó que nombrar ministro a Soria es un montaje más político que científico Bernat Soria es una persona muy favorecida por el bombo de los medios de comunicación afines al Gobierno apuntó en declaraciones a Ep el presidente de esta fundación, Manuel Cruz. Lo que vamos a tener a partir de ahora es una intensificación de la experimentación embrionaria y, por lo tanto, más cultura de la muerte estimó. También la portavoz de la Fundación Hay Alternativas, la doctora Gádor Joya, teme que el nuevo ministro apueste más por investigar con células madre embrionarias que por seguir invirtiendo en la investigación con células madre adultas que no suponen ningún conflicto ético Sí se mostraron satisfechos con el nombramiento la patronal de la industria farmacéutica Farmaindustria y la Sociedad Española de Diabetes. Manuel Cruz Presidente de la Fundación Vida Hacer ministro a Soria es un montaje más político que científico que intensificará la cultura de la muerte Gádor Joya Portavoz de la Fundación Hay Alternativas Apostará más por investigar con células embrionarias que con las células madre adultas, que no suponen dilema ético