Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
78 VIERNES deESTRENO VIERNES 6 s 7 s 2007 ABC La ambición es una enfermedad que te dificulta ser feliz El final del espíritu EE. UU. 2005 110 minutos Género- -Drama Director- -Jim Hanon Actores- -Louie Leonardo, Chad Allen Eric- Emmanuel s Director Odette, una comedia sobre la felicidad da todo lo que promete su título. autor teatral y escritor, reivindica el optimismo y se desmarca de las masturbaciones intelectuales propias del cine francés FEDERICO MARÍN BELLÓN MADRID. Cuenta Eric- Emmanuel que Odette nació mientras firmaba libros en Alemania. Una mujer tan arreglada como nerviosa empezó a tartamudear y acabó dándole una carta escrita en el papel más hortera posible, con un corazón de espuma dentro del sobre. El autor francés confiesa que llegó a sentir vergüenza de tener una lectora así Por aquel entonces yo era un snob aclara. Hasta que leyó la misiva y descubrió a una persona inteligente, profunda y se sintió ridículo. Yo, que escribía contra los prejuicios, me sentí como un idiota. Poco después empecé el guión Así, el autor de la novela El señor Ibrahim y las flores del Corán se convirtió en director de cine, algo que no ocurrió antes por miedo Como escritor, si un día no me apetece trabajar, no hago nada explica, pero no sabía si soportaría un horario artístico estricto En el filme, Catherine Frot- -aunque su nombre no les diga nada, seguro que la han visto- -es esa mujer poco refinada, admiradora incondicional de un escritor que diluye su éxito en la infelicidad, maltratado por la crítica y por su esposa. -He tenido malas críticas, es normal, pero a mí me descubrió la crítica y luego me adoptó el público. Es verdad que si tengo 18 comentarios buenos y el decimonoveno es malo, me obsesiono con ese último. Ingenuos cuervos blancos JAVIER CORTIJO Érase una película que arranca como Apocalypto toca techo en plan Grizzly Man y planea plácidamente hacia La misión Un tres en uno que, considerando a cuánto está el kilo de entrada de cine, se podría hasta agradecer. Sin embargo, este semidocumental trabajo del novato- veterano Hanon (basado en hechos reales, claro) no acierta a cuajar ninguno de los palos que toca, quedándose en una finústica estampa amazónica con incómodo moho de clemencia catequista y ponedor de la otra mejilla. Ciertamente, la tragedia de unos misioneros yanquis en el Ecuador profundo de 1956 (aunque podía ser 1456) a manos de unos salvajes y paganos waodani, tiene potencia de saque, mas la artificiosidad de la puesta en escena impide que suba a la red y remache como era de esperar. Eso sí, la fotografía, para caerse de espaldas. flanqueado por los protagonistas de la película, Albert Dupontel y Catherine Frot seguir abierto al público, pero tengo ganas de enseñar otra cosa. Es muy violento tener éxito. (Pasan unos segundos. Su cabeza se llena de ideas, suda, pero su boca sólo dice: No una mujer y no un creador. ABC -Un creador sensible, incluso doctor en filosofía, como usted, ¿está incapacitado para ser feliz? -La ambición es una enfermedad que te dificulta ser feliz, porque crear es ensanchar los límites y para ser feliz tienes que conformarte con los que tienes. Yo tengo una frustración que me creo a mí mismo, porque mi finalidad no es ser feliz, sino crear. Nunca estoy satisfecho con el trabajo y el éxito no me tranquiliza. Creo que en mi vida habrá siempre esta frustración, pero es una frustración enriquecedora. -En el fondo rechaza ser como Odette, aunque no la desprecie. ¿Las mujeres son más capaces de conseguir la felicidad? -Yo no le desearía mi vida a nadie. Me paso el día desanimando a mis sobrinos para que no sean artistas, pero no desprecio la felicidad ajena. Otros estrenos ¿Por qué se frotan las patitas? Vuelve a las carteleras este singular musical español dirigido por Álvaro Begines; una comedia que fue recibida con división de opiniones pero de la que todos aplaudieron su desenfado y su originalidad. -Están menos frustradas porque tienen el poder de fabricar la vida. El hombre se convierte con más frecuencia en creador porque no lo puede ser con su cuerpo y tiene esa necesidad, no porque tenga más talento. ¿No cambiaría su capacidad artística por la felicidad? ¿Es una película para mujeres, como los libros del protagonista? -Sí. En el fondo sueño con ser -Todos compramos clichés de felicidad y de éxito sin saber si nos convienen y luego nos damos cuenta de que no nos aportan nada. La felicidad es como un camino. A veces te sales, vuelves a encontrarlo... Pocos saben llegar directamente. Por cierto, si alguien quiere saber qué fue de la verdadera Odette, recibió el libro hace un mes y no sé qué ha sido de ella, pero me da miedo haberle dado ideas Más información sobre la película: http: www. notrofilms. com -El filme también dice que para ser feliz hay que aprender a aceptarse y dejar de buscar la felicidad según los demás. Odette Francia 2007 104 minutos Género- -Comedia Director- -E. -E. Actores- -Catherine Frot, Albert Dupontel, Jacques Weber Ritmo salvaje Bryan Barber dirige este musical, hecho para mayor gloria de los miembros del grupo Outkast, y que viaja a los años treinta y la época de la prohibición en EE. UU. -Como escritor, ¿ha tenido críticos como el de la película? Una tía segunda de Amèlie E. R. M. Odette está leyendo un libro del vitalista y algo empalagoso escritor Balthasar Balzan, que le ha devuelto la alegría de vivir; va sentada en el autobús y de repente empieza a flotar hacia el techo. Y en ese tono tan Amèlie tan cotidiano y tan irreal es en el que hay que ver esta película que ha dirigido Eric- Emmanuel también escritor de pegada, como Jindabyne Película australiana, protagonizada por Laura Linney y Gabriel Byrne. El director es Ray Lawrence, y está basada en un relato de Raymond Carver centrado en un ambiente pescador. ¿El éxito de Odette le hace sentirse como el autor de esos libros fáciles ¿Y eso le provoca algún sentimiento de culpa? -Es una ambigüedad. Me apetece seguir siendo yo mismo y- -Quizá. Balzan. Odette es una película amorosa, en la que lo bueno se sobrepone a lo malo y la felicidad le enseña el camino a la infelicidad. A pesar de ello, la mejor escena es una de las más crueles vistas últimamente: un crítico literario destroza en un programa televisivo al escritor Balthasar Balzan; pero lo destroza por completo, como escritor, como persona, como marido... Salvo esa insoportable incorrección, el resto de la película de es sumamente correcta la hija grunge de Odette, el hijo homosexual, el marido muerto, el ambiente hogareño, la pobreza digna, la vida vista con los ojos limpios y cristalinos de Odette, que son los mismos que los de Amelie, pe- ro sin la retranca, la visita al mar, el concepto de casa familiar, el buen amor como contrapunto al mal social... en fin. Casi todo el trabajo de la función se lo cargan ellos, la lectora hortera y el escritor prepotente e impotente, Catherine Frot y Albert Dupontel, y ambos derrochan grandes dosis de ese tono que recubre el tapiz de esta historia, entre el humor blanco y el humor patético. El éxito inmenso de Odette en Francia es comprensible, pues se trata de una película de grandes sentimientos, moderadamente loca y divertida, con su puntito sobre cada i con sus risas sobre lo risible (los escritores cursis, por ejemplo) y con el toque buenista de la Francia de hace unos meses.