Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 INTERNACIONAL VIERNES 6 s 7 s 2007 ABC Los minaretes y el perfil de Colonia La creciente comunidad musulmana proyecta una gran mezquita. Algunos temen que varíe el legendario perfil junto al Rín de la ciudad con la tercera mayor catedral del mundo POR RAMIRO VILLAPADIERNA CORRESPONSAL BERLIN. Bajan revueltas las aguas de Colonia, bajo los puentes del Rín que refleja el indeleble perfil de su catedral. Un superviviente del Holocausto se enfrenta a la construcción de la mayor mezquita del país, precisamente en la capital católica de Alemania, y la moderna socióloga turca Necla Kelek defiende al escritor judío y se enfrenta a su comunidad, que ahora la amenaza. Pero el debate multicultural sólo se complica cuando la organización ProColonia- -un grupo de extrema derecha al que Ralf Giordano había calificado como la variante actual del nacionalsocialismo -sale en defensa del escritor judío y la autora turca y contra la islamización. Perseguido por nazis y ahora por islamistas, el escritor y cineasta Giordano, hamburgués de origen judío de 84 años, que sobrevivió a las torturas de la Gestapo, vuelve a verse amenazado de muerte. Pero su campaña contra la construcción en su barrio colonés de Ehrenfeld de una rábida de 4.500 metros cuadrados ha encontrado además comprensión en el arzobispado, respaldado después de que el Papa Benedicto llamara a la ciudad, con sus 12 iglesias románicas, la Roma del norte Pero ante la seriedad de seis amenazas islamistas, el autor de Die Bertinis -que dice haber recibido 1.300 amenazas en su vida por decir su opinión- -se encuentra desde hace meses bajo protección policial. El pasado 16 de mayo Giordano había tomado la palabra en un programa de televisión para condenar con toda seriedad los planes de un morabito cuya cúpula tendrá 34 metros, y cuyos minaretes de 53 metros pueden variar definitivamente la vieja línea del cielo de su catedral reflejada en el Rín. Dijo que sería hora de decir en alto que la integración ha fracasado y la mezquita es la señal equivocada Al día siguiente en el Bild deploraba que muchas personas que no tienen mi origen (de perseguido) piensan igual de la creciente sociedad paralela que simboliza la mezquita, pero no se atreven a expresarlo por no verse arrojados al mismo rincón que la extrema derecha racista Antes había escrito en el Frankfurter Allgemeine que no tenía la más mínima gana de ver un solo burqa o chador, ni escuchar la llamada del muecín en las calles de Colonia El ex comunista que hizo sus cuentas con su ideología en el libro El partido siempre tiene razón ha hablado y escrito contra una exageración de la corrección política actual y calificado la historia del islám como la de la institucionalización de la degradación de la mujer en lo que ha encontrado el respaldo de la conocida socióloga progresista Kelek y otros del ramo como el movimiento Hemos abjurado (del islám) pero los musulmanes de a pie se sienten ofendidos. El director de la organización turca Ditib ve un agravio tener que justificar que necesitemos un lugar para orar y encuentran práctica para el uso, y de justicia, la nueva mezquita para 2.000 fieles. Alegan que 2,7 millones de musulmanes, en Alemania, requieren ya un complejo suficientemente representativo. La rábida de Ehrenfeld, que aún carece de permiso pero encuentra comprensión municipal, ha relanzado el debate sobre hasta qué punto la política de acogida y trabajo en Alemania ha servido realmente a la integración o a la segregación en mundos paralelos. En estos países también se repiten en los últimos años reacciones contra nuevas mezquitas y, en Colonia, el caso sucede al sensible hallazgo, en la estación de trenes, de una maleta bomba dejada por estudiantes libaneses que planeaban luego ir a combatir a Irak. Pero en la cotidianeidad, los musulmanes tienen el problema. Cada viernes, en la mezquita de Ditib, en la que sólo caben 600 fieles, otro número similar sigue la predicación por altavoces desde la calle, extendiendo su alfombrilla en el aparcamiento de enfrente. Los ultraderechistas de Pro- Colonia han organizado una movilización internacional y han recogido 18.000 firmas en contra. El arzobispo Meisner constata en la radio que la inmigración musulmana ha creado una brecha en nuestra cultura alemana y europea pero varios concejales se expresan a favor de facilitar al vecino musulmán un lugar digno del que pueda sentirse orgulloso en esta capital. Ralf Giordano, escritor y superviviente del Holocausto, se opone a la construcción de la gran mezquita Un joven palestino atiende al periodista de Al Aqsa Tv herido de gravedad ayer durante el ataque israelí en la franja AFP La última ofensiva de Israel en Gaza deja al menos once palestinos muertos LAURA L. CARO CORRESPONSAL En una incursión catalogada por el ejército como una operación de rutina de búsqueda de terroristas decenas de tanques israelíes, apoyados desde el aire por helicópteros Apache artillados, lanzaron ayer en Gaza un ataque contra los campos de refugiados de Al Bureij y y Al Magazhi, que dejó una ventena de heridos y acabó con la vida de al menos once palestinos. Entre ellos un civil, un militante de la Yihad Islámica y seis de Hamás, incluido Mohammed Siam, jefe del Movimiento Islamista en el centro de la franja. Durante la incursión, la televisión qatarí Al Jazeera registró cómo un cámara de la cadena vinculada a Hamás Al Aqsa TV Imad Ranem, era herido de gravedad y vuelto a disparar, al menos dos veces, por los soldados israelíes cuando yacía en el suelo. De acuerdo con fuentes médicas de Gaza, la víctima se encuentra en estado crítico y sufrirá la amputación de ambas piernas. La irrupción de las Fuerzas Armadas hebreas en la franja, se producía 48 horas después de que Hamás y la Yihad reivindicaran el lanzamiento de varios cohetes kassam y un misil de fabricación rusa contra posiciones del Ejército en Israel, en señal de desafío ante la presunta intención del Gobierno judío de clausurar definitivamente el paso fronterizo con Egipto de Rafah, única salida de Gaza al mundo exterior, y que permanece sellado desde el estallido de violencia interpalestino del pasado mes de junio. Israel lanzaba esta última operación 24 horas después de la gran victoria de Hamás con la liberación del corresponsal de la BBC Alan Johnston, y de que los carceleros del periodista, el Ejército del Islam hayan asegurado que recientemente vendieron al Movimiento Islámico al soldado hebreo Gilad Shalit, atrapado en la franja desde junio de 2005, a cambio de seis millones de dólares y armas sólo para ser utilizadas contra Israel según fuentes consultadas en Gaza.