Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 6- -7- -2007 Operación Malaya s Corrupción en el juzgado ESPAÑA 21 Amistades peligrosas El juez Francisco Javier Urquía Peña, ahora suspendido, está muy bien considerado profesionalmente, aunque en Marbella era ya vox populi que llevaba una vida personal algo desordenada POR JOSÉ MARÍA CAMACHO MARBELLA. Francisco Javier Urquía Peña, de 38 años, casado y con una niña de pocos meses, está vinculado al mundo de la judicatura desde su infancia, ya que su padre también es magistrado y llegó a presidir la Audiencia Provincial de Alicante. El juez, que aprobó las oposiciones en 1999, llegó a Marbella joven, en 2002, con un currículo sobresaliente. Su primer destino fueron los juzgados de Vélez- Málaga, donde desempeñó su labor profesional hata finales de 2002. Ese año alcanzó la categoría de magistrado y fue designado titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de la localidad toledana de Talavera de la Reina. Fue en el año 2005 cuando llegó a Marbella. Aplicado y resolutivo, ha dictado hasta ahora autos ejemplares, según sus compañeros y abogados consultados por ABC, quienes lo califican como una persona muy buena y agradable que ha mantenido con los funcionarios un trato correcto Ayer, Urquía estuvo por la mañana en su despacho y abandonó en su vehículo particular las dependencias judiciales alrededor del mediodía en presencia de algunos funcionarios. Previamente, estuvo trabajando en la veintena de juicios de faltas que tenía previstos celebrar y que lógicamente se fueron anulando durante el día al conocerse la suspensión cautelar del juez. En los últimos tiempos, su vida discurría de forma diferente a la de su primera etapa en Marbella. Al parecer, un fracaso sentimental le llevó por un camino distinto al que se había trazado. Profesionalmente no descuidaba su trabajo, aunque algunos funcionarios mantienen que en esta época se retrasaban sus llegadas al juzgado. En cualquier caso, fuentes jurídicas consultadas por Efe aseguran que es un juez inaccesible a presiones de ningún tipo y subrayan que es un magistrado muy progresista un hecho que la judicatura conservadora puede que no vea con buenos ojos Aficionado a la lectura Francisco Javier Urquía, junto al juez Torres, a la derecha JOSELE LANZA Al abandonar el juzgado dijo a los funcionarios que trabajan con él que está tranquilo que no ha hecho nada malo y que se defenderá en los tribunales El 29 de junio el TSJA archivó una querella presentada contra él por su actuación en el caso Hidalgo en el que se investiga un blanqueo de dinero La disolución del Ayuntamiento y la detención de la plana mayor de la Corporación municipal marbellí hace 16 meses dio paso al arresto de varios policias y, finalmente, a la imputación de un juez. La pregunta es si el caso Malaya seguirá deparando más sorpresas o si se cerrará la instrucción a finales de este mes. El ex presidente de la Gestora del Ayuntamiento, Diego Martín Reyes, que dirigió el Consistorio tras ser disuelta la corporación, cree que una corrupción tan amplia necesitaba muchos estamentos y que aún hay alguno más Martín Reyes, abogado de profesión, aseguró a Efe que aunque desconoce los hechos concretos que se imputan al juez, siempre he supuesto que para desarrollar una trama de corrupción tan amplia como había en Marbella se necesita el concurso de muchos estamentos sociales, no sólo de los concejales y de Juan Antonio Roca (presunto cerebro) tenía que haber alguna otra complicidad De momento, el juez Torres deberá decidir el 31 de este mes si continúa con la investigación de esta trama o se va a Granada a ocupar la plaza que tiene como titular. En los últimos tiempos, la vida del magistrado discurría de forma diferente a la de su primera etapa en Marbella. Al parecer, un fracaso sentimental, le llevó por otro camino al que se había trazado En un plano más personal, fuentes de su entorno lo describen como una persona divertida y culta, lector infatigable de libros de historia y novela y gran aficionado al cine: También le gusta mucho vivir la vida y salir por la noche añaden esas mismas fuentes consultadas. Aunque el asunto de más relevancia pública que Urquía ha instruido hasta el momento es el denominado caso Hidalgo una operación contra el blanqueo de dinero que se descubrió en abril y que hasta el momento se ha saldado con una veintena de detenidos, entre ellos abogados y notarios, el juez Urquía también ha dirigido en los últimos meses las investigaciones sobre importantes casos urbanísticos. Se trataba de delitos contra la ordenación del territorio, y en ellos aparecían como imputados ex alcaldes y ediles marbellíes relacionados también con el caso Malaya Muchos estamentos Bermejo cree que la decisión demuestra que la Justicia funciona S. E. MADRID. El ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, señaló ayer que la decisión del CGPJ de suspender cautelarmente en funciones al titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Marbella (Málaga) Francisco Javier Urquía, es una noticia desagradable pero un síntoma del funcionamiento de la Justicia. Bermejo no quiso entrar a valorar la decisión del CGPJ e insistió en que cualquier persona tiene derecho a la presunción de inocencia No obstante, admitió que el hecho de que puedan existir indicios o sospechas en relación a un juez es una noticia desagradable pero aseguró que, precisamente decisiones como ésta, son un síntoma también de que el sistema (judicial) funciona Por su parte, el presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, advirtió de que la decisión pone de manifiesto qué ha representado la trama de Gil y de sus sucesores En un encuentro con periodistas tras asistir a la inauguración de la nueva Unidad de Promisión de Negocios (UPN) de la Agencia Andaluza de Promoción Exterior (Extenda) en la ciudad de Shanghai, Chaves dijo que tras esta actuación, se puede concluir hasta dónde ha llegado las ramificaciones de todo lo ocurrido en el Ayuntamiento de Marbella y lo que ha representado la trama de Gil No obstante, el presidente del Gobierno andaluz advirtió de que todavía es una suspensión cautelar la que ha decidido el CGPJ. Por su parte, el parlamentario andaluz de IU por Málaga, Antonio Romero, afirmó que la suspensión cautelar demuestra que el cáncer está muy extendido Así, aseguró que esta decisión no me ha sorprendido en absoluto ni debe sorprender a la ciudadanía de Marbella porque, independientemente de sus derechos y de la presunción de inocencia que tiene, está claro que la corrupción alcanza a todos los poderes del Estado de Derecho: a la Policía, a la política, y a la judicatura ta el informe del fiscal, partidario entonces de archivar las actuaciones. En dicho auto, que fue dictado el 29 de junio pasado, se señalaba que las dudas sobre el modo más correcto de actuar respecto a la detención o no de la imputada no pueden motivar la apertura de una causa criminal contra el juez instructor en el que no se advierte ningún designio prevaricador Chavñes advirtió de que la decisión judicial pone de manifiesto qué ha representado la trama de Gil y de sus sucesores