Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 6 s 7 s 2007 ETA rompe la tregua s Batasuna defiende a su amo dos frustrados de ETA con acciones de kale borroka Ayer, por segunda noche consecutiva, se produjeron ataques de esos grupos. Uno de ellos arrojó de madrugada tres cócteles molotov contra las oficinas de la Tesorería de la Seguridad Social en la localidad navarra de Estella, situada en la calle Fray Diego. También en Navarra, concretamente en Sangüesa, fue atacada la oficina de Correos, en la calle Fermín Lubián, con cuatro cócteles molotov, que ennegrecieron la fachada. La misma noche, en Villabona, los proetarraras cortaron la catenaria de Renfe e interrumpieron durante más de dos horas el tráfico ferroviario en Guipúzcoa. Ese fue el segundo sabotaje perpetrado esta semana contra Renfe en esa provincia, después de que el martes fuera cortada la catenaria a la altura de Tolosa. ESPAÑA 17 Batasuna justifica atentados de ETA que no sean contra civiles Barrena está en contra del uso de la fuerza indiscriminada contra la sociedad civil pero nada dice de otros blancos M. LUISA G. FRANCO BILBAO. Tras la condena que Batasuna realizó pasado miércoles del atentado de Yemen, el dirigente de la formación ilegalizada Pernando Barrena defendió ayer en rueda de prensa a ETA, distinguiendo entre terrorismo malo como el de Al Qaida, que definió como indiscriminado, y el etarra. En su opinión, hay diferencias evidentes entre uno y otro porque, según su punto de vista, mientras Al Qaida buscaba en Yemen hacer daño y actuar indiscriminadamente contra la población civil ETA no tuvo esa intención cuando atentó en la T 4 de Barajas, y ni siquiera fue eso lo que pasó Barrena no tuvo en cuenta las víctimas de aquella bomba de ETA, dos ciudadanos ecuatorianos que se encontraban casualmente en el aparcamiento del aeropuerto de Madrid, ni tampoco se paró a recordar matanzas como la de Hipercor, en su defensa de ETA frente a quienes provocaron el atentado de Yemen contra un grupo de turistas españoles. Batasuna no tiene reparo en condenar el terrorismo de Al Qaida, al tiempo que denuncia el papel que el imperialismo patrocinado por las fuerzas policiales militares y políticas de los Estados Unidos está jugando en los países árabes pero no sólo no es capaz de condenar los atentados de ETA, sino que defiende las buenas intenciones de la banda terrorista, lo cual no sólo es una ofensa para sus víctimas, sino también para quienes se encuentran en la actualidad en la diana de ETA. En un momento en el que el consejero vasco de Interior, Javier Balza, augura un atentado inminente que, de llegar a perpetrarse, Batasuna no condenaría, según su costumbre, la formación ilegalizada insistió en rueda de prensa en San Sebastián en el argumento esgrimido el día anterior en un comunicado, en el sentido de que mantiene una posición contraria al uso de la fuerza de manera indiscriminada, tomando como objetivo a la sociedad civil Barrena simultaneó la defensa de ETA con reproches al PNV por no criticar en el deba, te del Estado de la Nación la actuación absolutamente negativa según dijo, del PSOE en el frustrado proceso de paz y al presidente Rodríguez Zapatero, por afirmar que no estaba por la labor de continuar con ese proceso. El dirigente de Batasuna insistió en el mensaje que transmite últimamente la coalición ilegalizada, en el sentido de que el conflicto tiene solución y de que la situación actual no va a suponer el inicio de una travesía en el desierto para el País Vasco, que, según dijo, cuenta con mimbres suficientes para tirar del carro del derecho a decidir y la superación de la división territorial Mientras Batasuna continúa reclamando la negociación política, ETA sigue intentando cometer atentados para presionar al Gobierno para que se avenga a esa negociación y los grupos proetarras intentan compensar los atenta- Sigue la kale borroka César Alonso de los Ríos EN MANOS DE ETA T Los proetarras mantienen la kale borroka mientras ETA sigue preparando atentados erminado este episodio de nuestra particular liturgia política que es el Estado de la Nación cuya consecuencia más concreta han sido 2.500 euros por nacimiento y la vuelta al optimismode Zapatero, enfilamos el último trancodela legislatura; la peor, la más penosa de la democracia, como la ha calificado Mariano Rajoy en su discurso. Pero, siendo así, parece obligado reconocer que ha servido a los designios revolucionarios de Zapatero y, concretamente, a su empeño, pública y repetidamente proclamado, en cambiar el modelo de Estado Así que, mientras se celebraba el evento parlamentario, proseguía el avance en esa dirección. Por ejemplo, en Cataluña se ha seguido trabajando en la incorporación de los impuestos de sociedades a la práctica estatutaria, y los abogadosdelEstado, encargados de responder al recurso del PP en contra de la constitucionalidad del Estatuto catalán, han denunciado el hecho, ciertamente escandaloso, de que cuarenta artículos de este han sido tomados al pie de la letra por los redactores del andaluz, habiendo sido treinta de ellos los recurridos. Las semejanzas en el preámbulo mismo hacen sonrojar. En estas circunstancias, ¿podrá aspirar el PP a algún tipo de pacto de Gobierno o parlamentario con CiU? Y ¿aceptarán losnacionalistas y los socialistas catalanes quese tratede dinamitar la petita CartaConstitucional deCataluña, niña de los ojos de Artur Masy joyapor laquePascual Maragall cree que va a pasar a la Historia? Por supuesto, en Pamplona no se interrumpieron un solo segundo las conversaciones de Puras, Zabaleta y el resto de la cuadrilla en relación con la formación de un gobierno destinado a la coronación de un status autonómico (término de Otegi) compatible con la construcción de Euskal Herría... Diría más: se pensó que el debate sobre Navarra bajara de tono en las vísperas del Estado de la Nación y en las setenta y dos horas siguientes. Este era el problema más aristado que le quedaba por resolver al PSOE en esta legislatura. ...Mientras tanto, que Dios nos coja confesados. La paz, la verdadera, no la deZapatero, eincluso las suertes política y partidaria, dependen de las decisiones de ETA.