Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 5 s 7 s 2007 DEPORTES 89 Espero volver cuando el club esté a la altura que se merece Torres dijo adiós al Atlético y los aficionados lloraron junto al Calderón sin poder despedirle TOMÁS GONZÁLEZ- MARTÍN MADRID. Fue un día triste en el universo rojiblanco. Trescientos aficionados esperaban la llegada de Torres al Calderón. Tres niñas lloraban, sin poder articular palabra. Se iba el ídolo por el que se hicieron abonadas. A lo mejor se queda decía un mozalbete con unos ojos como platos y una ingenuidad arrolladora. Esperaba que todo se quedara en otro culebrón. No. Esta vez, la telenovela tenía guión y final. Los seguidores no pudieron ver a Fernando, que entró y se marchó del estadio por la puerta del fondo sur, mientras ellos permanecieron en el norte. Incondicionales con lágrimas que se enfadaron al no poder pasar a las gradas para despedirle. El jugador no lo hubiera soportado emocionalmente. Porque muchos, la mayoría, le decían gracias y entendían su adiós. Otros le pagaban con el vocablo pesetero El enojo era expresión de un dolor que sólo otra afición, la de Liverpool, puede comprender. Sentado junto a Enrique Cerezo y Jesús García Pitarch, el futbolista respondió a las críticas: No se me puede achacar nada. Algunos estarán enfadados, pero yo nunca he engañado a nadie. Nunca he mentido a la afición. Durante años comentaron que yo tenía muchas propuestas y no las escuché. Esta es la primera vez que le he dicho al club que escuche una oferta- -la del Liverpool- He tomado una decisión difícil, dejar el equipo de toda mi vida, pero era el momento El presidente subrayó que la situación varió de golpe: Hace doce días llegó esta oferta El futbolista reconoció que fue él quien tomó el toro por los cuernos. Recibí la llamada de Benítez y la decisión ha sido mía. Era el equipo en el que deseaba jugar Las razones son evidentes. Ahora disputará una competición que antes presenciaba por Algunos aficionados estarán enfadados, pero yo nunca he engañado a nadie, nunca he mentido a la afición; esta es la primera vez que le he dicho al club que escuchara una oferta Recibí la llamada de Benítez y la decisión ha sido mía, la más importante de mi vida; era el equipo en el que deseaba jugar, hay oportunidades que sólo llegan una vez Me voy con una espina clavada, no llevar al Atlético a Europa, y espero que otros compañeros sepan conseguir lo que yo no pude lograr Cerezo: Nos ha dado mucho, generando ilusión en momentos muy difíciles Torres, con la camiseta del Liverpool, sujeta junto a Benítez la bufanda del you ll never walk alone televisión, la Liga de Campeones. El delantero fue un compendio de sinceridad: Me he dejado la vida en esta casa. Espero volver cuando la entidad esté a la altura que se merece. Ojalá vuelva a ser lo grande que fue. Me voy con una espina clavada, no llevar al Atlético a Europa. Espero que, ahora, otros compañeros sepan conseguir lo que yo no pude lograr Habló con un halo de tristeza. Por su cabeza pasaban doce años de imágenes, entrenadores, broncas, consejos, alegrías. Aquí perdió la niñez. La presencia de amigos y empleados confirmaba la trascendencia del acto. Veo a la gente triste. Yo lo estoy. Siento melancolía. Son muchos recuerdos Sujetó las lágrimas. Se puso tenso cuando Enrique Cerezo le regaló la camiseta de la próxima campaña, con su nombre. La colocó entre sus manos mientras afrontaba el arsenal de preguntas. El Liverpool me planteaba un proyecto difícil de rechazar Se levantó, firmó camisetas y se marchó por la puerta sur en el BMW rojo de su representante, Antonio AP La afición no pudo verle Sanz, camino del aeropuerto de Torrejón. No abrió la boca durante diez minutos. Digería momentos inolvidables. Mientras los aficionados le esperaban en el fondo norte, el coche rojo pasó por su lado. Fernando observó cómo cincuenta opositores a la gestión de Miguel Ángel Gil y Enrique Cerezo protestaban en la puerta cuatro. Las pancartas y cánticos eran elocuentes: ¡Dirigentes, delincuentes! Habéis vendido a Torres, ¿y ahora, el estadio? ¿Y después, el escudo? Las niñas continuaban llorando en el Manzanares cuan- do Torres ya estaba en el aeropuerto, donde un avión privado le trasladó a Liverpool. Allí vio el cartel this is Anfield y se sobrecogió. Acto seguido, Benítez le colocó la bufanda del You ll never walk alone y le acompañó en la presentación: Ha sido clave la confianza de Rafa. Hay oportunidades que llegan una vez en la vida Fernando comenzará a trabajar el día once y debutará en Suiza a finales de mes precisó el entrenador. Es un jugador de fuerza, velocidad y mucha pasión subrayó. Bye Torres. Melancolía en el adiós Cincuenta opositores se manifestaron contra la gestión de los directivos de la entidad CH. BARROSO