Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 5- -7- -2007 Maite Costa, presidente de la Comisión Nacional de Energía Enel considera asumibles las condiciones fijadas por la CNE a la opa sobre Endesa 45 La operadora, indignada, anuncia que recurrirá la sanción, mientras el Gobierno se desentiende La compañía tacha de injusta y desproporcionada la multa de Bruselas y dice que se produce inseguridad jurídica DAVID BLÁZQUEZ LEÓN MADRID. Telefónica recurrirá en los próximos días en solitario ante el Tribunal de Luxemburgo la desproporcionada multa de más de 151 millones de euros impuesta por la Comisión Europea y solicitará su total anulación. El Gobierno, por su parte, no quiso ayer manifestarse sobre el asunto, mientras que la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) que dio su apoyo moral a la operadora, aseguró que no puede adherirse al recurso al no ser parte del proceso del mercado de banda ancha en los últimos años en España totalmente favorable desde el punto de vista de la competencia. Si la cuota de Telefónica en el mercado de banda ancha ha ido reduciéndose de forma significativa y constante en los últimos años, mientras que, proporcionalmente, sus competidores crecen, no es lógica la sanción por atentar contra la competencia asegura la operadora en el comunicado. Esta decisión crea, según Telefónica, una inseguridad jurídica que alterará inevitablemente los futuros planes de actuación de todos los operadores, con un impacto directo en el desarrollo del sector en perjuicio del usuario final europeo. ella por un asunto relacionado con la competencia, aunque curiosamente nunca consideró la posibilidad de imponer medidas cautelares para paliar la situación La operadora también señala que pese a la constante y exhaustiva supervisión ejercida por el organismo regulador de las telecomunicaciones español (CMT) que ha controlado y regulado la política de precios de Telefónica en servicios de banda ancha, nunca ha detectado en ningún momento estrechamiento de márgenes, como dice la denuncia presentada por Wanadoo (actual Orange) que precisamente es una compañía controlada por el Estado francés Y contraataca diciendo que es la primera vez que la Comisión impone una multa por estrechamiento de márgenes en relación a un servicio no esencial como es el servicio mayorista de acceso indirecto, que ni siquiera existe como obligación regulatoria en algunos países de nuestro entorno Según Telefónica, el aumento de las conexiones de banda ancha en España entre 2001 y 2005 ha estado en línea con el de otros Estados Miembros comparables de la Unión Europea. La propia Comisión reconocía en su último informe anual que la penetración de la banda ancha en España avanzaba de modo satisfactorio Además, la operadora cree que el mercado español de banda ancha se caracteriza por la presencia de competidores fuertes y suficientemente capitalizados, incluidas operadoras de cable, aspecto diferencial con respecto a muchos países de la UE que también pone en entredicho la legitimidad de la acusación Telefónica cerró ayer la sesión al alza con un 0,67 de subida tras conocerse el importe de la multa recibida, que situó el precio de sus acciones en 16,55 euros. La compañía se situó durante toda la jornada en terreno positivo y sus títulos llegaron a alcanzar un precio máximo de 16,55 euros, frente a un mínimo de 16,46 euros, mientras que su volumen de negocio alcanzó los 446,74 millones de euros. Durante la jornada se intercambiaron 27 millones de títulos de la operadora. La denuncia francesa Telefónica recuerda en su comunicado que en febrero de 2006, la Comisión Europea abrió un procedimiento formal de investigación contra Inseguridad jurídica En un comunicado, Telefónica discrepa de la inexplicable e injustificada sanción y se ampara en la evolución favorable del mercado de banda ancha en España y en el escrupuloso cumplimiento que ha llevado siempre de la normativa vigente impuesta por la CMT. La operadora afirma que la decisión de Bruselas plantea una enorme incertidumbre acerca del papel que el propio marco europeo asigna a los organismos reguladores nacionales del sector de las telecomunicaciones y pone en tela de juicio las funciones supervisoras de las autoridades españolas. Telefónica, convencida de haber cumplido a rajatabla con los exigentes parámetros del regulador español cree que hace todavía más incomprensible la decisión de la Comisión Europea las declaraciones del presidente de la CMT, Reinaldo Rodríguez, sobre la evolución France Telecom asegura que el castigo económico no es la solución D. B. L. MADRID. France Telecom celebró ayer la sanción de la Comisión Europea contra Telefónica, en cuyo origen estuvo la demanda de su filial española Orange, que viene a confirmar sus planteamientos formulados sobre los graves condicionantes competitivos del mercado de ADSL en España y consideró que es normal que el operador histórico español se aplique las reglas europeas en su mercado doméstico. Orange señaló que la sanción pecunaria no es la mejor de las soluciones a estos problemas, puesto que hubiera sido deseable que los hechos denunciados no se hubieran producido, que se hubieran corregido y evitado antes por otras vías más efectivas También recordó que su denuncia se debía a que Telefónica, desde el año 2001, llevó a cabo actuaciones contrarias a la libre competencia que no han sido corregidas y han impedido el desarrollo equilibrado del mercado español de ADSL Por otra parte, hizo hincapié en que la mayor preocupación de Orange en estos momentos es la intención de Telefónica en elevar la velocidad de sus clientes de 1 Mb a 3 Mb sin garantías previas para los demás operadores La operadora espera que la decisión inspire el proceso de consulta iniciado por el regulador sobre el acceso a redes de nueva generación, elemento crítico en el futuro del mercado de banda ancha, con objeto de que se fomente el dinamismo. Sube un 0,67 en Bolsa Nos sancionan, pero en algunos países de nuestro entorno ni siquiera existe obligación regulatoria La compañía cerró la sesión con una subida de un 0,67 y situó el precio de sus acciones en 16,55 euros