Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 INTERNACIONAL www. abc. es internacional JUEVES 5- -7- -2007 ABC ¡Cabrón, que sepan en Londres que no se puede matar a miles de inocentes en Irak! Alan Johnston s Corresponsal de la BBC en la Franja de Gaza liberado ayer tras cuatro meses de secuestro El corresponsal británico en la franja mediterránea fue puesto ayer en libertad en Gaza. Con una voz débil pero segura, feliz, aturdida, habló con ABC y atribuyó a Hamás el éxito de su liberación POR JUAN CIERCO MADRID. Alan está contento. Y cansado. Y harto. Le duele la cabeza. Quiere quitarse lo antes posible de en medio. Aterrizar en Escocia, en Lochgoilhead. Abrazar a su padre, Graham; a su madre, Margaret; a su hermana, Catriona, y dormir, y comer, y leer, y pasear, solo o en compañía de otro. Pero Alan también está contento. Muy contento. Es más. Alan es feliz. Porque es libre. Porque ha visto el sol. Porque ha hecho caca sin tener que pedir permiso. Porque ha podido hablar sin necesidad de intermediarios. Suena el teléfono. Nadie contesta. Volvemos a llamar. Hola, soy Simon, ¿quién es? Simon Wilson es el máximo responsable de la BBC en Oriente Próximo. Su oficina y su casa están en Jerusalén. Su corazón, como el de muchos compañeros, la mayoría palestinos, ha estado en Gaza. Con Alan. Un par de palabras bastan. La distancia no es un muro como el ilegal de Cisjordania para arrinconar los recuerdos. Espera un momento, te paso a Alan El ex primer ministro palestino y dirigente de Hamás, Ismail Haniye, levanta la mano del periodista liberado, ayer en Gaza en ese aire siempre contaminado. taran qué es la felicidad creo que les contestaría que esto. Pero me duele todo el cuerpo. Me duele la cabeza pero sobre todo me duele todo el cuerpo. Cerca de media hora antes de soltarme me han colocado una capucha, me han atado de pies y manos y me han dado patadas y puñetazos. No decían casi nada AP pero me han dado de lo lindo. -Jodido, pero muy contento. La verdad es que si me pregun- ¿Cómo estás, Alan? -Joder, en todo. En mis padres, en mi hermana, en mis -Casi cuatro meses encerrado. ¿En qué pensabas? Abrazarle en la distancia Hamás exhibe al corresponsal británico en una operación de imagen LAURA L. CARO CORRESPONSAL JERUSALÉN. Con la liberación de Alan Johnston, Hamás ha dejado claro quién es ahora el dueño de Gaza. Primero, ante los palestinos poniendo contra las cuerdas al incómodo clan mafioso de los Durmush, -jefes del Ejército del Islám carcelero del corresponsal- -que ya resultaba demasiado grande, demasiado díscolo y demasiado amenazante para los planes del imperio de la ley y el orden que los islamistas han empezado a instaurar en la franja. Pero sobre todo, con la recuperación del periodista Hamás ha certificado su poder ante el mundo, lanzando el mensaje de que tras su toma del poder al asalto el pasado mes, son capaces de dirigir los asuntos, de hacernos cargo de las cosas. Esto despeja la diferencia entre la era en la que una organización solía alentar la anarquía de la inseguridad y el caos, con la situación actual, en la que Hamás va a estabilizar la situación abundaba el líder espiritual del partido, Jaled Meshal, en referencia a la formación rival Al Fatah. Para entender el calado de la operación de Hamás de mostrar a Johnston sano y salvo ante las cámaras de todo el plane- Es emocionante. Hablar con él tantos días después de estar imaginando que hablabas con él. Soñar con él tantos días después de intentar soñar lo que él soñaba. Oírle. Escucharle. Abrazarle en la distancia, ver ese mar que veíamos juntos casi sin hablarnos cuando mirábamos al Meditérraneo ocupado, cuando sorbíamos ese café amargo, cuando fumábamos esa pipa de agua con la que dibujábamos siluetas de libertad ta, hay que remitirse a la oferta de Ismail Haniye mientras posaba ayer exultante al lado del periodista: que si Israel es razonable, podrá haber acuerdo para liberar al soldado Shalit. O sea, que si Israel quiere al militar, tendrán que negociar con Hamás y preparar una multitudinaria suelta de prisioneros. Más aún cuando el movimiento cuenta con que la Comunidad Internacional, vía Reino Unido y Tony Blair, podría empezar a reconocerles ahora que han demostrado ser tan buenos chicos con un británico. Y ahora que han dejado claro que son los dueños de Gaza.