Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 5- -7- -2007 Al Qaida golpea a España s Matanza de turistas en Yemen ESPAÑA 23 Los Príncipes intentaron reconfortar a las familias de los turistas asesinados ALMUDENA MARTÍNEZ- FORNÉS MADRID. Sus Altezas Reales los Príncipes de Asturias se acercaron ayer al hotel Auditorium de Madrid para transmitir el apoyo y afecto de los españoles a los familiares de los siete turistas, cinco catalanes y dos vascos, asesinados en el atentado terrorista de Yemen. Don Felipe y Doña Letizia, acompañados por la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, intentaron reconfortar con palabras, caricias y abrazos a cada uno de los cerca de treinta familiares que se desplazaron a Madrid para recibir los cuerpos de sus seres queridos. Los Príncipes- -ella, de luto riguroso y él con corbata negra- -procuraron aliviar el dolor inconsolable de estas familias destrozadas, pero sobre todo supieron escuchar las palabras de quienes han perdido a sus hijos, padres, parejas o hermanos en tan duras circunstancias. Ante la presencia de los Príncipes, algunos de los familiares no pudieron contener las lágrimas y rompieron a llorar. Antes de abandonar el hotel, los Príncipes también agradecieron a los psicólogos y miembros de Cruz Roja sus esfuerzos por ayudar a las familias de las víctimas. Esta ha sido la segunda ocasión en apenas nueve días en que los Príncipes han tenido que llevar la solidaridad y el cariño del pueblo español a familias destrozadas por el terrorismo. La anterior fue el pasado 26 de junio, en el funeral por los seis soldados asesinados en el Líbano. También han sido éstas las dos únicas veces en las que Doña Letizia ha acompañado a Don Felipe en actos de carácter institucional desde que dio a luz a la segunda de sus hijas, la Infanta Sofía. El gesto de Don Felipe y de Doña Letizia, que las familias agradecieron, se suma a las muestras de pésame que han tenido los demás miembros de la Familia Real. Tras condenar el atentado, el Rey suspendió su asistencia a la última regata de la Copa de América en Valencia y la Infanta Doña Elena prefirió prescindir de un cóctel tras inaugurar una exposición en el Museo del Prado.