Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
92 DEPORTES Tenis s Wimbledon MIÉRCOLES 4 s 7 s 2007 ABC Los jugadores están hartos Nadal volvió a ver suspendido su partido y todos están cansados... de la organización JOSÉ MANUEL CUÉLLAR ENVIADO ESPECIAL LONDRES. Sale Nadal del entrenamiento de la mañana. Lleva una cara que había que verle: ¿Qué pasa? Esto es tremendo. Es muy duro jugar así, saliendo y entrando, influye en el juego, influye en todo, pero no hay más remedio dijo a Canal Plus. Nadal y Soderling habían entrado siete veces en la pista hasta la última suspensión de ayer y al español se le veía con cara de asqueado a pesar de que nunca ha perdido un quinto set. Muchos dicen que el cuarto lo tiró a la basura harto de tanta interrupción, y los jugadores están hasta las narices de estar en el vestuario y, sobre todo, de cómo la organización monta el orden de juego. Piensan que primero deberían jugarse los partidos aplazados (hoy reanudan Nadal y Soderling a partir de las 13.00, si se puede) para acabarlos de una vez por la mañana, cuando Un duelo de cuatro días Sábado 30- 06 11.50 Nadal y Soderling calientan, pero el partido no comienza. Lunes 02- 07 12.57 Comienzan a jugar. La lluvia interrumpe con 6- 4 y 4- 3 para Nadal (14.22) 15.51 Vuelta a la pista. En el calentamiento (16.01) suspensión 17.04 Se reanuda el juego, que se detiene por la lluvia a las 18.34 tras fallar Nadal bola de partido 19.13 Los jugadores saltan a la pista... y comienza a llover 20.15 Nuevo intento. Soderling gana el tie- break del tercer set. Se para a las 21.17, con 2- 0 en el quinto set para Nadal. Martes 03- 07 17.52 Continúa el partido. Lluvia con 3- 2 para Nadal (18.07) 19.22 Se reanuda... ¡y se para con 4- 4! (19.36) Los operarios que quitan el agua de las pistas están haciendo horas extra aún aguanta el buen tiempo, pero la organización mete a las chicas y cuando quieren entrar ellos las nubes se les echan encima. Pero el enfado llega a más con la decisión de no jugar el domingo, el único día desde que empezó Wimbledon que hizo sol. Nadal se quejó en el blog que hace para The Times diciendo que no entendía cómo no se podía jugar el único día que hacía buen tiempo, aunque ante la repercusión que tuvieron sus palabras, dijera ayer que no quería criticar al torneo, pero sí hacer ver la incongruencia de la medida. David Nalbandian fue más taxativo: Aquí a nadie le importan los jugadores. Hacen lo que quieren, como siempre. Esto está muy mal. Qué sé yo, tenernos esperando todo el día AP Nalbandian, directo para nada sabiendo, como pasó el sábado, que los días son complicados. Y no quieren jugar el domingo. Me parece una estupidez como una casa. Son así, no van a cambiar y me parece como el orto (culo) Los nervios están tan a flor de piel que el lunes, cuando Federer llegaba a la pista de entrenamiento, un guardia le paró preguntándole dónde iba y que mostrara la acreditación. Y no lo hizo con buenos modales. El suizo se quedó tan pasmado que ni reaccionó. Afortunadamente pasaba por allí Roddick, que con su locuacidad habitual se fue a por el de seguridad y le dijo que se relajara, que si no sabía quién era Roger. A todo esto, el que pudo terminar el partido fue Ferrero, que dio buena cuenta de Tipsarevic con un tenis de casi lujo. Sirvió fenomenal, estuvo muy tranquilo durante todo el partido y siempre llevó la iniciativa. El serbio sólo pudo exhibir un poderoso saque, pero cuando el español lograba restar ahí se acababa el punto. Sé que puedo hacer daño a Federer Juan Carlos Ferrero está en cuartos. Es el tercer español que ha llegado a esta ronda de todos los Grand Slam junto a Orantes y Nadal, y desde esa perspectiva afronta con esperanza su duelo ante Federer. Dice que su agresividad le dará problemas J. M. C. LONDRES. Juan Carlos Ferrero parece otro. Más confiado, exultante, con nuevas armas que esgrimir a la hora de jugar y disfrutando sobre la hierba, una superficie que siempre se le suele dar bien. Va a por Roger Federer en cuartos de final con optimismo a pesar de que tiene un 8- 3 desfavorable con e l suizo en el balance particular. Sólo ha jugado una vez contra él en hierba y perdió, pero no tiene malos recuerdos de aquello: Me acuerdo de que estaba cómodo con su juego, pude jugar desde el fondo de la pista y sé que sacó mejor que yo y por eso ganó los puntos decisivos. Sin embargo, ahora estoy sirviendo muy bien y tengo otro concepto de mi juego. Creo que puedo hacerle daño con mi agresividad, aunque difícil va a ser, eso es evidente. Estamos hablando del número uno del mundo El español asegura que ha hecho un largo camino para su reconversión, que hace poco tiempo hizo una reflexión sobre su juego y decidió cambiar: Me he visto los últimos partidos de los torneos que he disputado, los he analizado y he llegado a la conclusión de que tenía que volver a ser agresivo, a arriesgar. Cuando era joven lo hacía, pero con la edad, cuando te vas haciendo mayor, de forma automática te vas, digamos, arrugando, ya no pegaba tanto como antes. Pero ahora he cambiado, he decidido seguir pegando sí o sí, siempre arriesgando y jugar como antes. Esta reflexión la hice después del partido ante Youzhny en Roland Garros Respecto al encuentro ante Roger, tiene un plan: Puedo cruzar mi revés con el suyo sin problemas para intentar buscar luego una buena derecha. De cualquier forma, no puedo abusar de intentar buscar su revés porque acabará pillándome el golpe Juan Carlos ve en el descanso que lleva Federer un arma de doble filo: No sé cómo le puede afectar. Por un lado esta- Después de Roland Garros vi los vídeos de mis últimos torneos, hice una reflexión y llegué a la conclusión de que tenía que volver a pegar todas las bolas sí o sí Con Federer puedo cruzar revés con revés y esperar la oportunidad para meter mi derecha. Tengo posibilidades Un plan rá muy descansado y él suele entrenarse con mucha tranquilidad, pero por otro puede acusar falta de ritmo. Ojalá sea esto último lo que ocurra, pero siempre es una incógnita. De cualquier forma una cosa es segura, mi agresividad a él no le va bien Hablando de su juego actual, se ve mejor que nunca. Ayer hizo un 75 por ciento de primeros servicios y funcionó su derecha: La verdad es que estoy sirviendo muy bien y en juego muevo la bola con facilidad. Veo cada jugada muy pronto y me da tiempo a elegir dónde colocarla. Es lo que tengo que hacer con Federer, no darle mucha opción a su derecha, que es con la que le gana a todos, y así no dejarle que tenga iniciativa en los puntos Dice que se muestra confiado porque a pesar del 8- 3 hubo algunos encuentros en los que tuvo buenas opciones: Por ejemplo, en el de 2005 llegué a tener dos bolas de partido. En líneas generales, no creo que yo sea uno de los jugadores con los que él se encuentra más cómodo