Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 INTERNACIONAL www. abc. es internacional MIÉRCOLES 4- -7- -2007 ABC Brown se estrena en los Comunes con una reforma que da más poder al Parlamento Los diputados tendrán la última palabra para declarar la guerra y ratificar tratados internacionales EMILI J BLASCO CORRESPONSAL LONDRES. Gordon Brown quiere instalar de inmediato la imagen de un primer ministro con capacidad de estadista, dispuesto a la mayor reforma de aspectos constitucionales del país. A la vez enérgico y abierto al diálogo, tan garante de buen gobierno como valedor de la concesión de mayores poderes al Parlamento. En su primera comparecencia ante la Cámara de los Comunes, Brown se presentó con un largo paquete de propuestas, muchas de ellas destinadas a entregar o limitar algunas de sus propias competencias en favor de los diputados. La intervención se demoró un día debido a la emergencia terrorista que vive el país, pero Brown no quiso posponerla más para no dar la impresión de parálisis ante los ataques. Así, el nuevo premier anunció que será el Parlamento el que obligatoriamente tenga la última palabra a la hora de decidir si se declara una guerra (la de Irak se sometió a votación por deseo de Tony Blair) y de ratificar tratados internacionales (por ejemplo, los referidos a la Unión Europea) Se trata de prerrogativas reales que el Monarca delega en el primer ministro. El paso, como algunos otros, necesita la aquiescencia de Isabel II, quien ya le habría dado luz verde a la reforma. Los diputados también podrán requerir la disolución del Parlamento y la reunión de éste en periodos sin sesiones, y podrán pronunciarse sobre determinados nombramientos, como el jefe de Scotland Yard (habrá sesiones de escrutinio sobre la idoneidad de los candidatos como ocurre en Estados Unidos) Asimismo, intervendrán en la designación de jueces. El primer ministro también cederá a la Iglesia de Inglaterra la potestad que tiene delegada de la Reina de nombrar los obispos anglicanos, y traspasará a un personaje independiente el cumplimiento de un nuevo código de conducta ministerial. También se levantará la mano en la absoluta restricción que cia el Gobierno y de los ciudadanos hacia los diputados. Se trata de prestar un mejor servicio a la gente indicó Brown. Un tercer capítulo son otras reformas que el primer ministro quiere someter a un amplio debate de la sociedad. No se trata de un borrador- -precisó- -sino de una hoja de ruta para la consulta En este apartado apuntó la posibilidad de rebajar la edad mínima para votar a los 16 años y que las elecciones no tengan lugar los jueves, como es habitual, sino en domingo. Igualmente lanzó la idea de que el Reino Unido debe pensar si apuesta por tener una Constitución escrita. En todo caso, defendió la redacción de un acta de derechos y deberes, para la que debería convocarse una convención que integre personalidades de todos los sectores. Con su tropel de reformas, Gordon Brown desea marcar un punto y aparte respecto a los diez años de Tony Blair, tanto por cambio en el contenido político como en el de las formas. Uno de los objetivos del premier es romper con la política del sofá de su antecesor. Así se llamaba a la toma de decisiones de Blair con sus colaboradores sentados alrededor de un tresillo. Tampoco es que Brown haya sido hasta ahora un espejo de colegialidad, pero al menos desea cambiar esa imagen. El objetivo declarado de devolver la confianza de la gente a la política fue cuestionado por Cameron, en su primer cara a cara tras el cambio en Downing Street. Además de señalar que muchas de las propuestas él mismo ya las había puesto sobre la mesa, indicó que las reformas no son la solución para ganar la confianza en la política, cuando en realidad ésta se ha perdido porque el Gobierno ha venido rompiendo sus promesas Marcar un punto y aparte Gordon Brown hace un gesto a la Prensa durante una comparecencia sobre los atentados recientes hay para que manifestantes protesten delante del Parlamento. Otra medida es la creación de un Consejo Nacional de Seguridad en el seno del Gobierno, que coordinará la acción militar, diplomática y de inteligencia. Una estretegia de seguridad nacional será publicada regularmente, señalando las presuntas amenazas y los objetivos que el Gobierno se marca en la materia. En las Cámaras también se crearán nuevas comisiones, una por cada región de Inglaterra, como las que existen para POOL Protestas ante el Parlamento La creación de un Consejo Nacional de Seguridad y la posibilidad de una Constitución escrita, entre sus propuestas El primer ministro también cederá a la Iglesia de Inglaterra la potestad de nombrar los obispos anglicanos los asuntos relacionados con Escocia, Gales e Irlanda del Norte. Pero Gordon Brown rechazó la petición realizada por el líder conservador, David Cameron, de que los diputados de Escocia en Westminster se abstengan de votar en leyes que sólo afectan a Inglaterra y muchas veces también a Gales. Todo este programa será plasmado en leyes progresivamente, después de atender las sugerencias de la oposición. El paquete anunciado incluye tanto medidas para reforzar el Parlamento como para asegurar el debido escrutinio de éste ha- ABC. es Vídeo del supuesto instigador de los atentados en el Reino Unido en abc. es internacional