Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 ESPAÑA Al Qaida sigue golpeando a España MIÉRCOLES 4 s 7 s 2007 ABC Una pesadilla absoluta María Begoña Larrabeite, una de las turistas españolas que sobrevivió a la masacre del Yemen, relató ayer el horror que le tocó sufrir s Las familias de los afectados han pasado la noche en un hotel de Madrid y reciben hoy a las víctimas JANOT GUIL ÁLVARO PÉREZ BARCELONA MADRID. Era como una pesadilla absoluta. Salté por la ventanilla. Vi un poco que el primer vehículo estaba quemándose, en el segundo la gente estaba bastante mal y en el mío la gente gritaba... Luego ya no vi lo que pasaba en el cuarto, porque agaché la cabeza y porque estaban disparando Así relataba ayer María Begoña Larrabeiti (de Vizcaya) a la emisora Onda Cero el horror que le tocó sufrir el pasado lunes en Yemen, en la fatídica tarde en la que un coche bomba conducido por Al Qaida se abalanzó sobre un convoy de turistas españoles. Murieron nueve personas. Siete turistas españoles- -dos matrimonios y una mujer que venían de Cataluña, y un hombre y una mujer del País Vasco- así como dos ciudadanos yemeníes. Otros seis españoles resultaron heridos, como María Begoña, que resumía su estado: Tengo heridas, pero estoy bien De los heridos, el peor caso es el de María Asunción Vitorica (de Álava) que fue alcanzada por la metralla en el cerebro. Tuvo que ser intervenida de urgencia en el Hospital Al Zaura de Sanáa (la capital del Yemen) y su grave estado impidió que anoche pudiera ser repatriada a España con el resto de fallecidos y heridos. María Asunción seguía ayer insconsciente y necesitaba respiración asistida. No había despertado del averno. Otro herido, Esteve Massó (de Bañolas, Gerona) sí podía contar lo indecible, mientras se recuperaba de unos brazos quemados, cinco dedos rotos y numerosos cortes. Incluso lucía un meritorio sentido del humor. Me habían dicho que Yemen era peligroso, pero no tanto... declaraba. Pero lo que Esteve no sabía entonces es que su mujer, Marta Borrell, con la que tenía dos hijos, le dejó viudo en Yemen. El atentado de Al Qaida en Yemen, cuna del clan Bin Laden, es una bomba expansiva sin fin. Un big bang devastador cuyos efectos se eternizarán en el tiempo. Alimentado con la gasolina de un terrorismo incendiario, el coche bomba se llevó por delante dos matrimonios enteros, además de dejar a Esteve sin su mujer. Lejos de su tierra murieron Antonio Pomés (Barcelona) y María Teresa Pérez (Burgos) que vivían en la capital catalana y tenían una hija; y María Isabel Arranz y Gabriel Tortosa, también de Barcelona, y sin hijos. Además, fue también el último viaje de Mikel Essery (Zarauz, Guipúzcoa) -guía de la expedición, y socio fundador de la agencia que organizaba la expedición, Banoa- y de Magie Álvarez, de 24 años, que acompañaba a Mikel para recibir formación y convertirse en un futuro en guía. En Zarauz, Barcelona, Burgos y Gerona, se recordó ayer a sus conciudadanos fallecidos en el atentado terrorista. Los gobiernos catalán y vasco instauraron días de luto oficial. De manera más íntima, familiares y amigos recordaban a sus muertos. Aunque sabía que Yemen era un país inseguro, no tenía miedo decía de Mikel su hermano Alberto. Tenían experiencia en viajes y lo hacían especialmente por motivos solidarios apuntó una vecina de Antonio Pomés y María Teresa Pérez. Hacía años que planeaba el viaje y la semana pasada nos dijo que al final había podido convencer a su pareja para ir al Yemen explicó la directora del colegio Taialá de Gerona, Ester Ripoll, en el que trabajaba Marta Borrell, fallecida. Al mediodía de ayer, en casa de los padres de Gabriel Tortosa, se citaban familiares y amigos, encerrados en su dolor. Un sobrino de Gabriel, José Manuel Martínez, cogió el teléfono cuando llamó ABC, pero declinó hacer comentarios. Mira, sólo te puedo decir que Gabriel y María se fueron de viaje el pasado sábado y que los han matado; ya está dijo con resignación. Ayuda de los psicólogos Hacía años que Marta planeaba ir a Yemen y al final convenció a su pareja... Ella murió, su marido fue herido Los familiares se han concentrado en el hotel Auditorium de Madrid. Allí, pasaron una de las noches más duras de su vida. Los afectados no tenían palabras para explicar sus sentimientos. Los psicólogos de la Cruz Roja les están ayudando a superar la tragedia. Sin saber lo peor Familiares de los turistas fallecidos, a su llegada anoche a un hotel próximo al aeropuerto de Barajas JULIÁN DE DOMINGO LAS VÍCTIMAS ESPAÑOLAS DEL HORROR Mikel Essery Arruti Vecino de Zarauz (Guipúzcoa) Tenía 54 años. Era guía de la expedición y socio fundador de la agencia que organizó el viaje a Yemen, Banoa. Magie Álvarez Calleja De Zarauz. 24 años. Iba para formarse como guía. Participó en 2006 en el reality de aventuras El conquistador del mundo del canal vasco ETB 2. M Teresa Pérez Ubago Natural de Burgos, vivía desde hace más de 30 años en Barcelona junto a su marido, Antonio Pomés Tallo, también fallecido. Tenía una hija. M Isabel Arranz Bocos De Barcelona. 33 años. Casada con Gabriel Tortosa Ortega, también fallecido en el atentado del Yemen. El matrimonio no tenía hijos. Antonio Pomés Tallo De Barcelona. Empleado de banca prejubilado. Casado con María Teresa Pérez Ubago, también fallecida en el atentado. La pareja vivía en la capital catalana y sólo tenía una hija, que trabaja en la televisión autonómica catalana. Gabriel Tortosa Ortega Natural de Barcelona. 38 años. Estaba casado con María Isabel Arranz Bocos, también fallecida en el atentado terrorista. Planeaban tener su primer hijo. Él trabajaba en una de las sedes que la compañía Telefónica tiene en Barcelona. Marta Borrell Puig Tenía 54 años y vivía en Gerona junto a su pareja, Esteve Masó, que resultó herido en el atentado. Tenían dos hijos. Maestra de educación infantil y primaria. Los heridos Julia Vilaró Rodríguez (Barcelona) Esteve Masó Vilanova (Gerona) Eva María de Mena (Vizcaya) M Asunción Vitorica Arbaiza (Álava) M Begoña Larrabeiti Meabe (Vizcaya) y M Estíbaliz Díez del Río (Vizcaya)