Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
90 DEPORTES MARTES 3 s 7 s 2007 ABC MI GRAN PREMIO Heikki Kovalainen Piloto de ING Renault TRULLI COMETIÓ UN ERROR Apenas ha concluido el G. P. de Francia y la adrenalina va poco a poco desapareciendo. Me siento positivo a pesar de no haber puntuado. Como probablemente visteis en TV todo cam, bió cuando me golpeó Jarno Trulli en la primera vuelta. Me reventó una rueda, perdí casi una vuelta al tener que entrar en boxes y salí en última posición, con la obligación de reducir velocidad casi en cada vuelta por las banderas azules para los líderes. No fue culpa mía y es una oportunidad perdida, pero las carreras son así. A veces cometemos errores y le pasó a Jarno. Eso es todo. En lugar de sentir lástima por mí mismo, prefiero mirar hacia delante. Además, hay razones para sentirse contento. Antes de Magny- Cours habíamos hecho dos carreras con una baja carga aerodinámica en el R 27, configuración que resultó ser bastante competitiva. Para esta pista tuvimos que usar una carga aerodinámica alta y no estábamos seguros de cómo iban a salir las cosas. El sábado me califiqué sexto a pesar de perder la dirección asistida y de que el coche tiraba con fuerza hacia la izquierda. Fisi fue quinto, por lo que resultó nuestro mejor resultado en una calificación. Demostración de los progresos que hemos hecho las últimas semanas. Yo quería lograr un buen puesto en la carrera pero, lamentablemente, todo terminó a pocos centenares de metros del comienzo. Aún así hubo cosas buenas en las otras 69 vueltas. Cuando estaba solo con la pista despejada mis tiempos de vuelta eran competitivos. Y corrí con el mismo grupo de líderes desde el comienzo de la carrera, lo que demuestra que pude mantener el ritmo. Después de mi última parada, sabíamos que era inútil tratar de atacar al máximo. Y dimos descanso al motor para cuidarlo. Era nuevo y tiene que estar en perfectas condiciones para Silverstone, un circuito muy duro para el coche. Ahora nos vamos a Inglaterra. Sigo motivado y me entregaré al cien por cien, como de costumbre. Además, se cumple el 30 aniversario de la primera vez que Renault participó en una carrera de F- 1. Un auténtico hito para el equipo, ¡y espero que también lo sea para mí! Un policía revisa los bajos de un vehículo en la entrada al aparcamiento del All England Club EPA Wimbledon se hace fuerte El deporte no ha podido escapar a la tenebrosa actualidad. Después de los atentados, o intentos, del viernes, la Policía recomendó a la organización del torneo que reforzara su seguridad. Ahora, al llegar a las instalaciones te revisan hasta el alma POR J. M. CUÉLLAR LONDRES. Wimbledon amaneció nuboso, nuboso y pertrechado, muy pertrechado. Desde los atentados de Londres y Glasgow las autoridades advirtieron a los organizadores del torneo del peligro y la tentación de ir contra el evento. Así que todas las entradas al recinto aparecieron resguardadas con barreras de cemento (unos pilones de hormigón) cubriendo las puertas, a una distancia prudencial, lo máximo que permite la estrechez de la calle, como previsión para posibles coches bomba suicidas. No ha sido el único refuerzo. De per se, en los primeros días las revisiones eran exhaustivas. Para entrar hay empleados con maquinitas que enchufan a tu credencial para cotejar que efectivamente eres quien dices ser. En su monitor sale el rostro del acreditado, que es la misma foto que reza en la credencial que llevas colgada al cuello. Cuando sales, te vuelven a registrar para tener controladas en todo momento las entradas y salidas. Una vez que pasas el primer control hay una mesa larga, a veces dos si el retraso en la entrada es mucho, en la que se instalan de seis a siete policías. Allí vas poniendo las mochilas o bolsas donde llevas el ordenador, enchufes y demás enseres, y los abren para ver que no portes objetos extraños. Esto fue así desde el principio, pero tras la alarma suscitada, dicho control ha ido a más. Te abren las fundas donde llevas guardadas las gafas de sol (bueno, una utopía con este tiempo) la máquina de fotos o cualquier bolsa donde puedas guardar algo. También, al azar y dependiendo de la pinta que lleves o simplemente por el olfato del que decide, se elige a alguien y es cacheado de arriba abajo. Pero el registro no afecta sólo a las personas, sino también a los coches. Las navettes que llevan a los periodistas al evento son paradas a la entrada del parking y con espejos van revisando los bajos de las furgonetas, de todos los coches de directivos o los que llevan a los jueces al torneo. Y a todo esto, un helicóptero sobrevuela de continuo el cielo para cerrar huecos y evitar posibles ataque aéreos. De hecho, el director ejecutivo del All England Club, Ian Ritchie, anunciaba ayer en un comunicado oficial ese refuerzo de las medidas de seguridad por consejo y en coordinación con la Policía señalando que como resultado de los recientes acontecimientos ocurridos en Londres y Glasgow y después de mantener conversaciones con la Policía y otras autoridades y tras considerar, también, que los niveles de seguridad han aumentado de forma general en Londres y en todo el país, hemos recibido consejo de la Policía para adoptar medidas de seguridad extra para proteger las áreas de mayor riesgo del club Al mismo tiempo, Ritchie advertía que los bloques de cemento en la calzada harían que la entrada al torneo fuese más lenta, por lo que pedía la comprensión de los aficionados pues es por su propia seguridad Además les invitaba a ir con más tiempo al club porque preveía que las colas para entrar iban a ser más largas que en estos días anteriores. Todo parece estar previsto y encontrarse bajo control, y hasta se agradece que te revisen hasta la mente si es necesario. Pero nada de esto logra quitarte la congoja, pues un cierto temor siempre está presente y nunca acaba de descolgarse del interior de uno mismo. Colas más largas Vallas de cemento, revisiones exhaustivas y el refuerzo de las medidas de seguridad llegan al evento