Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 3 s 7 s 2007 Tenis s Wimbledon DEPORTES 89 Serena Williams, lesionada, vence a Hantuchova apelando a la heroica J. M. C. LONDRES. Hubo heroicidad en la pista Central, con mención especial para Serena Williams, que iba ganando a la eslovaca Hantuchova 6- 2 y 6- 5. Estaba al borde de la victoria, dominando y controlando el partido. De repente, después de un punto en la red, la norteamericana dio un paso y cayó redonda al suelo entre grandes muestras de dolor. Le había dado un calambre, se le subió la bola a la rodilla y no había manera de hacerla volver. Casi tienen que llamar a la grúa para levantarla, pues ni entre tres podían con ella de los dolores que tenía. Sin embargo al final, coja y todo pero con el beneplácito del árbitro- -que dejó que la atendieran casi un cuarto de hora, algo antirreglamentario- intentó plantar cara a su rival. No podía dar ni un paso y en la grada su familia la animaba señalando al cielo, a las nubes que venía en su auxilio. Con 6- 6 en el marcador y 4- 2 para la eslovaca, empezó a llover y los Williams suspiraron. El descanso fue crucial porque ahí entraron los fisios, los masajes, lograron bajar la bola de la pierna y pudo salir aunque cojeando ligeramente y vendada. Volvió y aunque Hantuchova logró ganar la manga, Serena estuvo luego irresistible, volvió a golpear con fuerza y con tino y acabó ganando el partido entre el delirio de la grada y su familia. Una heroína la estadounidense. Serena Williams, atendida más de un cuarto de hora entre gestos de dolor, fue la imagen del día en la Central EPA Nadal y el partido imposible Dos días dura ya el duelo que Rafa está jugando con Soderling s Ayer se llegó al quinto set (6- 4, 6- 4, 6- 7, 4- 6 y 2- 0) pero lo aplazó la lluvia JOSÉ MANUEL CUÉLLAR ENVIADO ESPECIAL LONDRES. Un parche de un set y pico por aquí, otro remiendo de dos juegos, un cosido de calentamiento y para desenlace tan surrealista como el partido en sí, una bola final que lo parecía, pero que no lo fue por un centímetro. Así jugó Nadal ayer ante Soderling: un partido troceado, interrumpido cada dos por tres, sin apenas posibilidad de coger ritmo por parte de los jugadores. Y a pesar de todo, el choque dio la sensación en su primer tramo de estar en manos del español, que lo controló, cierto que con más apreturas que en días anteriores y ante un rival más complicado de lo que parecía. Éste, un tallo de saque demoledor, tiene fama de temperamental, dicho de forma educada, aunque uno diría que más que eso lo que parece es un borde de cuidado. Ya de principio le fue al árbitro a decirle que pidiera a Rafa que sacara más rápido. Claro que como quien oía llover antes de que se pusiera a llover. Luego miraba retador a su rival en algunos puntos que ganaba. Muy bien, pero se arrugó en el primer set, se quedó atrás con el dodotis puesto y Rafa pudo restar hasta romperle el servicio y llevarse la primera manga (6- 4) Fiel a su costumbre, el español se abalanzó sobre él cuando el sueco se levantaba del golpe y volvió a cobrar ventaja. Cuando Soderling logró recuperar e igualar 3- 3, Nadal volvió a apretar y otro break le dio la segunda manga (6- 4) En la tercera, Rafa aflojó y se notó mucho. Fue una manga como el tiempo, descontrolada, Hubo continuas pérdidas de servicio por parte de uno y otro hasta la muerte súbita, donde ambos tuvieron el duelo en su mano (el sueco dispuso de una bola de set) y su bola de partido Rafa la envió fuera por un pelo justo antes de que la lluvia volviese a enviar a todos al vestuario. En la reanudación vuelta a empezar, porque el español falló una bola fácil y Soderling ya no perdonó más, 6- 7 (7) El hecho, que parecía nimio, fue crucial porque Rafa se fue del partido. Empezó a jugar muy corto, a abusar del revés cortado y siempre con segundos servicios. Todo eso dio alas al sueco, imparable en el cuarto con su saque, que puso al español contra las cuerdas (4- 6) Pero Rafa no estaba acabado, se puso las pilas, volvió a la carga en la manga decisiva, puso más intensidad ante las provocaciones continuas del sueco (en un momento dado llegó a tirarse del pantalón imitando a Rafa) y logró un break poniendo el 2- 0 en el marcador. Luego llegó la lluvia y una nueva interrupción en lo que es un partido que ya dura dos días, pues empezó el sábado. Por otro lado, perdimos a Vivi Ruano, que cayó de pie ante la rusa Petrova, peleando hasta el final. Resultados Hombres, 3 ronda Berdych (Rch, 7) a Hyung- Taik Lee (Cor. 6- 4, 7- 6 (2) 7- 6 (3) Baghdatis (Chi, 10) a Nalbandian (Arg, 23) 6- 2, 7- 5, 6- 0; Bjorkman (Sue, 19) a Arthurs (Aus. 6- 2, 6- 1, 6- 4; Youzhny (Rus, 14) a Nieminen (Fin, 18) 7- 5, 7- 6 (5) 6- 3. Mujeres, 3 ronda Kuznetsova (Rus, 5) a Radwanska (Pol. 6- 2, 6- 3; Vaidisova (Rch, 14) a Azarenka (Bie. 6- 4, 6- 2; Petrova (Rus, 11) a Virginia Ruano, 6- 3, 7- 6 (3) Ivanovic (Ser, 6) a Rezai (Fra. 6- 3, 6- 2; Henin (Bel, 1) a Schnyder (Sui, 15) 6- 2, 6- 2; Venus Williams (EE. UU. 23) a Morigami (Jap. 6- 2, 3- 6, 7- 5; Paszek (Aut. a Dementieva (Rus, 12) 3- 6, 6- 2, 6- 2; Serena Williams (EE. UU. 7) a Hantuchova (Evq, 10) 6- 2, 6- 7 (2) 6- 2; Krajicek (Hol, 31) a Granville (EE. UU. 6- 3, 6- 4. Navratilova llama vago a Feliciano López Anda Martina Navratilova por aquí recordando sus viejos tiempos, diciendo lo que le costaba ganar, lo sufrido que era esto del tenis y, de pronto, recordó a Feliciano López para poner un ejemplo y le pegó un sopapo así como quien no quiere la cosa: A mí me costó mucho entrar en el buen sendero. Un día me planteé esto y dije que si quería ser alguien tenía que esforzarme al máximo y dar lo mejor de mí misma. Lo hice y por eso empecé a ganar partidos y torneos. Por eso me da rabia la gente como, por ejemplo, Feliciano López. Lo tiene todo para ser un grande, talento, golpes y juego, pero es un vago. Está más preocupado de su imagen que de mejorar el juego que tiene. Es una pena