Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
78 CULTURAyESPECTÁCULOS www. abc. es culturayespectaculos MARTES 3- -7- -2007 ABC La ministra de Cultura (que sofocaba el calor con un original abanico) junto a Woody Allen, ayer en Barcelona ELENA CARRERAS Woody Allen: Espero que mi película sea una carta de amor a Barcelona El director neoyorquino presentó ayer el filme que empezará a rodar la próxima semana en la capital catalana DAVID MORÁN BARCELONA. El gotero informativo que durante las últimas semanas ha venido dosificando las noticias relacionadas con el filme que Woody Allen rodará este verano en Barcelona desembocó ayer en una fastuosa presentación que, a falta de grandes titulares, sirvió para coronar al director neoyorquino como nueva estrella mediática del verano barcelonés. Así, en la piscina de un lujoso hotel de la montaña de Montjuïc, y escoltado por media docena de políticos de toda clase y condición, el director neoyorquino se convirtió en la estrella invitada de una suerte de acto institucional con el que se quiso presentar en sociedad una película aún sin título y bautizada a efectos prácticos bajo el lema de Summer Project 2007 No hubo focos, pero sí un sol inclemente bajo el que los políticos lucieron cargo y sonrisa mientras Allen, camuflado bajo un gorro de pescador, se mantenía en un discreto segundo plano. Ni siquiera se molestaron en traducirle los parlamentos que, uno a uno, fueron pronunciando el concejal de Cultura del Ayuntamiento de Barcelona, Jordi Martí; el concejal de Cultura de la Generalitat de Cataluña, Joan Manuel Tresserras; y la ministra de Cultura, Carmen Calvo. Quizá sea esa timidez a la que se refirió esta última la que llevó al cineasta neoyorquino a hacer oídos sordos a una colección de piropos en la que no faltaron menciones a su ironía, su humanidad, su visión europea de la cultura norteamericana y esa innegable habilidad para enmascarar la profundidad con un velo de vistosa e hilarante ligereza. La ministra, orgullosa de compartir tarima y micrófono con uno de los grandes talentos del cine de nuestra época aseguró que Allen se siente cómodo en un país en el que se le entiende y aprecia y presagió que el rodaje cristalizaría en una historia para el mundo desde Barcelona Algo parecido se ha propuesto el autor de Match Point para quien su regreso a Europa después de rodar tres películas en Londres es, además de un sueño hecho realidad un gran desafío. Para mí es un reto hacer una película en un país que tiene un idioma diferente al mío señaló Allen poco antes de reconocer que, a pesar de haber estudiado español en el colegio, nunca le prestó demasiada atención Allen, que llegó a Barcelona el pasado 11 de junio, empezará a rodar la semana próxima en la capital catalana. Se ha propuesto poder presentar Barcelona al mundo tal y como yo la he visto, del mismo modo que hice con Manhattan Me gustaría que fuese una carta de amor mía a Barcelona y de Barcelona al mundo añadió. De momento, ya ha visitado algunos de los lugares más hermosos de la ciudad guiado por el director de fotografía, Javier Aguirresarobe, y ha planeado repartir las siete semanas que pasará en España entre Barcelona y Avilés, ciudad que también aparecerá en el filme y en la que Allen tiene previsto rodar durante aproximadamente una semana. Su propia ciudad, Nueva York, será el tercer vértice de un triángulo geográfico y cinematográfico que cuenta ya con un reparto cerrado. Así, a los nombres ya conocidos de Scarlett Johanson, Javier Bardem y Penélope Cruz, hay que sumar las incorporaciones de los catalanes Lluís Homar, Mireia Ros, Abel Folk y Joel Joan. Patricia Clarkson, Kevin Dunn, Rebecca Hall, Chris Messina y Zak Orth, entre otros, completan un reparto del que Allen no pudo sino hablar maravillas. Soy muy afortunado de poder Con sus propios ojos Es un reto hacer una película en un país que tiene un idioma diferente al mío aseguró el director