Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 3 s 7 s 2007 INTERNACIONAL 43 Asesinado en un garaje de París el hijo del presidente del Chad La autopsia revela que murió asfixiado al ingerir espuma de un extintor JUAN PEDRO QUIÑONERO CORRESPONSAL PARÍS. Brahim Déby (27 años) hijo del presidente del Chad, Idriss Déby, apareció ayer por la mañana muerto, quizá asesinado, en el aparcamiento subterráneo del inmueble donde vivía, en Courbevoie (Hauts- deSeine) al norte de París. La personalidad del fallecido alimenta todas las sospechas: del crimen crapuloso a la venganza política, ensangrentada. Brahim Déby fue detenido por la policía francesa en junio del 2006, y condenado a seis meses de cárcel, con remisión de pena, por detención de estupefacientes y tenencia ilícita de armas de fuego. Su padre, el presidente chadiano, destituyó inmediatamente a su hijo de sus cargos oficiales como consejero técnico para el urbanismo y la ordenación del territorio Hace algún tiempo, Brahim Déby todavía era percibido como posible sucesor de su padre en la jefatura del Estado. Sin embargo, su afición a las drogas y las mujeres fáciles lo convirtieron pronto en un personaje vigilado por varias policías, odiado por numerosos miembros del gobierno de su propio padre. Se cuentan negras historias de Brahim Déby, que humillaba a ministros y entraba y salía a tiros de clubs nocturnos. trema discreción un caso con posibles ramificaciones diplomáticas. El Chad es un aliado histórico de Francia, que tiene desplegados en el país africano 1.100 soldados, desde 1986, en el marco de la operación Epervier de apoyo y defensa militar. Idris Déby llegó al poder en 1990, tras una sublevación apoyada por Francia. En 2006 fue reelegido por tercera vez, en unos comicios boicoteados por la oposición. Brahim Déby había roto oficialmente con su padre, pero se beneficiaba de ayudas, contactos y relaciones de alto nivel. Visita del presidente del Chad a Chirac, en septiembre de 2006 AP Posible venganza Quienes lo sufrieron en NDjadema consideran plausible una venganza personal. Muchos hombres políticos chadianos, condenados al destierro, víctimas de los caprichos del presidente, han podido vengarse. Sin embargo, la policía francesa también tiene otras pistas. Brahim Déby consumía y traficaba con drogas desde hace años. Antes de ser detenido y condenado, el verano pasado, tuvo muchos encontronazos con la policía francesa, en numerosos hoteles y cabarets, donde sus fiestas terminaban con frecuencia con altercados. El cadáver tenía una herida en la cabeza. Varias manchas de sangre eran visibles en la puerta y varios lugares del parking subterráneo, donde el muerto se hallaba en un mercedes negro con matrícula alemana. Laautopsiarevelóquesufallecimiento se había debido a la ingestión de espuma de un extintor lo que apunta al homicidio. Francia trata con la más ex-