Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 INTERNACIONAL MARTES 3 s 7 s 2007 ABC Florentino Portero Bush y Putin se declaran unidos frente al reto nuclear planteado por Irán Los dos líderes no superan la tensión creada por el escudo antimisiles del Pentágono PEDRO RODRÍGUEZ CORRESPONSAL WASHINGTON. A simple vista parecían dos viejos amigos aprovechando el verano para reunirse, navegar, pescar, cenar y compartir recuerdos agradables. Sin embargo, la informal minicumbre celebrada ayer por el presidente Bush y su colega ruso, Vladimir Putin, pasó de la banalidad estival para convertirse en un intento de hacer frente a las crecientes e inquietantes divergencias acumuladas a lo largo de los últimos meses por Washington y Moscú. Hasta llegar a lo que ahora se considera como el peor momento de las relaciones entre Estados Unidos y Rusia desde el final de la Guerra Fría. Tras el encuentro celebrado en la mansión familiar de los Bush en Kennebunkport, en la rocosa y elegante costa de Maine, se ha logrado al menos presentar un frente de cierta unidad ante el desafío nuclear de la teocracia de Irán. En unos breves comentarios, el presidente Bush y Putin indicaron la necesidad de enviar un mensaje común a Teherán. Aunque sin llegar hasta el punto de ponerse de acuerdo en multiplicar las presiones punitivas por la vía sancionadora en el marco del Consejo de Seguridad de la ONU. Pese a la exhibición de cordialidad, los dos líderes no consiguieron salvar sus profundas diferencias sobre el escudo antimisiles que el Pentágono quiere expandir a Europa del Este. Iniciativa que Rusia no quiere ver en la periferia de EL SENADOR LUGAR a esperada revuelta republicana contra la política iraquí de Bush se hizo realidad. El senador Lugar, desde hace varias legislaturas portavoz conservador en la Comisión de Exteriores, pronunció un meditado discurso que supone dar la espalda a la Casa Blanca y buscar un acuerdo con los demócratas para establecer una estrategia de salida. El senador contó con el apoyo del líder de los republicanos en la Cámara Alta, Mitch McConell. Lugar hizo un excelente análisis del punto débil de la actual estrategia: ¿de qué vale mejorar la seguridad si el consenso político está desapareciendo en aquel país, si el Gobierno iraquí no trabaja para lograr acuerdos, si nuestros amigos se comportan como si no lo fueran, si el mapa político se fragmenta, si los iraquíes parecen dispuestos a ir a un conflicto civil con múltiples contendientes? En estas circunstancias, ¿qué sentido tiene esperar hasta septiembre para oír el informe del general Petraeus sobre la aplicación de la nueva estrategia? Sin embargo, sus conclusiones sonaban huecas, resultado de dificultades en la política interior más que del análisis de la situación en Irak. Lugar invitaba a una posición común a partir de una reducción sensible de la presencia militar, para poder concentrarse en la defensa de los auténticos intereses de EE. UU. en la región, Afganistán, Irán, islamismo... y recuperar prestigio e influencia. Si el Congreso impone una retirada será responsable de sus consecuencias, que, desde luego, no supondrán la recuperación del prestigio y la influencia perdida. La retirada representará la victoria de al Qaida sobre EE. UU. un nuevo triunfo que sumar al que ya lograron sobre la URSS. El efecto que este hecho tendrá en la calle árabe es imaginable. Pero además, con una policía y un ejército en proceso de formación, el régimen iraquí se vendrá abajo al tiempo que la violencia interna aumentará. Inevitablemente, Estados Unidos será criticado por ello, por su indudable, aunque no total, responsabilidad. Les guste o no a sus señorías, Irak es hoy el frente central, y de allí saldrá un vencedor y un derrotado. L Putin y Bush pescaron juntos ayer durante su retiro compartido en Maine sus fronteras hasta el punto de haber llegado a amenazar con volver a apuntar parte de su arsenal nuclear contra sus vecinos europeos. instalado en Polonia o la Republica Checa. Putin también incluyó la propuesta de incluir una nueva estación de radar dentro del territorio ruso. Una improbable cooperación que, de lograrse, elevaría las relaciones ruso- americanas a un nivel enteramente nuevo Con respetuosa diplomacia, el presidente Bush describió estas propuestas como innovadoras y estratégicas pero insistiendo en la necesidad de utilizar bases en Europa del Este. AP Cumbre de la langosta Putin aprovechó la llamada cumbredelalangosta parapresentar a su anfitrión una serie de alternativas que incluyen la modernización de una estación de radar en Azerbaiján, para evitar que parte del propuesto escudo defensivo sea La Fiscalía rusa presenta cargos por conspiración contra Berezovsky ABC MOSCÚ. La Fiscalía de Moscú ha presentado cargos criminales contra el magnate ruso Boris Berezovsky por supuesta conspiración para hacerse con el poder, según anunció ayer su abogado. Berezovsky, que vive en Reino Unido donde se le ha otorgado estatuto de refugiado, ha sido acusado por el servicio federal de seguridad ruso- -FSB- -de planificar un golpe de estado. El pasado mes de abril afirmaba en una entrevista concedida al diario británico The Guardian que es necesaria la fuerza para provocar un cambio de poder en Rusia, lo que constituye para las autoridades de ese país como una clara incitación al intento de derrocar el actual gobierno. Ha sido acusado de conspiración para hacerse con el poder por la fuerza dijo Andrei Borovkov, abogado del multimillonario a varios periodistas, pero sin precisar la fecha de la presentación de los cargos. De ser encontrado culpable el magnate ruso, muy crítico con el gobierno de Putin, podría ser condenado a una pena de doce a veinte años de prisión. Berezovsky ha afirmado que estas acusaciones de su gobierno no son nada nuevo y uno de sus colaboradores afirmaba que en su entorno estos cargos son vistos como un esfuerzo del Kremlin por desviar la atención sobre la posible participación del gobierno en el envenenamiento en Londres del agente del KGB, Alexander Litvinenko. Vladimir Putin, por su parte, ha insistido en la participación de otros países miembros de la OTAN en la toma de decisiones sobre el polémico y multimillonario escudo anti- misiles promovido por la Administración Bush. Ambos se encargaron de conjurar la posibilidad de grandes avances en esta reunión, presentada como un esfuerzo para recuperar la buena sintonía inicial entre Bush y Putin. En este sentido, el líder estadounidense ha reconocido que no le gusta todo lo que dice su colega ruso pero que reconoce su honestidad y valora la relación constructiva que existe entre los dos. Este agasajo diplomático llevó al presidente de Estados Unidos a reconocer que su colega ruso tuvo ayer bastante más suerte que él durante un matutino intento de pescar. Excursión marinera durante la que el ocupante del Kremlin logró enganchar una espectacular lubina devuelta inmediatamente al agua. Aunque, según Putin, es verdad que pescamos un pez, pero ha sido un esfuerzo de equipo ABC. es Más información en Visiones del mundo en abc. es pedrorodriguez