Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 ESPAÑA ETA rompe la tregua s Debate de política general MARTES 3 s 7 s 2007 ABC Los socialistas dictan su sentencia política contra el PP por el 11- M y acusan a Rajoy de dañar al Estado El secretario general del PP, Ángel Acebes, durante su comparecencia de ayer ÁNGEL DE ANTONIO Rajoy pedirá cuentas a Zapatero por confundir las prioridades de España El PSOE condiciona una posible resolución sobre terrorismo al desarrollo del debate y grado de consenso s Los populares creen que este Gobierno no da más de sí M. CALLEJA G. LÓPEZ ALBA MADRID. Socialistas y populares siguieron caldeando ayer el ambiente para el último debate sobre el estado de la Nación previo a las elecciones generales que comienza hoy en el Congreso de los Diputados. La política antiterrorista que ha llevado a cabo Zapatero en los últimos años estará presente en el debate. Así lo había adelantado el Gobierno y lo confirmó ayer el secretario general del PP, Ángel Acebes, quien subrayó que este asunto no puede hurtarse al debate político ya que es uno de los más importantes, que afecta a los derechos y deberes de los ciudadanos y porque la inmensa mayoría de los españoles no sabe lo que piensa Zapatero de la política terrorista, si es la de la negociación o la de la derrota Acebes calificó de muy importante la información que publicaba ayer ABC sobre los emisarios de Moncloa que han hablado con ETA días después de romper la tregua, y advirtió de que es necesaria una explicación Lo mismo dijo de unas declaraciones de Patxi López en las que el secretario general de los socialistas vascos se mostraba partidario de abrir otro proceso El debate sobre el estado de la Nación será una ocasión para hacer balance de la legislatura. El PP considera que el proyecto de Zapatero no da más de sí y está totalmente agotado Por eso, Mariano Rajoy aprovechará para pedir cuentas al presidente del Gobierno por algunas de sus decisiones. Acebes recordó que Zapatero ya empezó mal cuando al comienzo de la legislatura hizo la insólita afirmación de que la Nación es un concepto discutido y discutible A partir de ahí confundió gravemente las prioridades Acebes detalló las que considera que son las tres grandes equivocaciones de Zapatero: la ruptura del consenso constitucional, la división de los españoles por la ley de Memoria Histórica y la negociación política del Gobierno con ETA. Ninguna de estas iniciativas era necesaria y han perjudicado los intereses generales y la convivencia entre los españoles insistió Acebes. La dirección nacional del PP expresó además su hartazgo por los insultos que la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, dedica cada viernes al líder de la oposición desde la tribuna del Consejo de Ministros. Estamos hartos y cansados del uso torticero que hace de esa tribuna, que es un órgano del Gobier- Los insultos de De la Vega El PSC secunda las amenazas de ERC e IC de no votar los Presupuestos M. J. CAÑIZARES BARCELONA. El PSC necesitaba de un golpe de efecto para demostrar que es capaz de plantar cara ante el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. Y ya lo tiene. El consejero de Economía de la Generalitat, Antoni Castells, amenazó ayer con no votar los Presupuestos Generales del Estado si el PSOE no concede la inversión en infraestructuras para Cataluña prevista en el nuevo Estatuto. Castells mantiene el pulso con el ministro de Economía, Pedro Solbes, reacio a aplicar la disposición adicional tercera del texto estatutario, según la cual la inversión debe ser equivalente al peso de Cataluña en el PIB (18,8 durante los próximos siete años. Duramente criticados por su incapacidad de desarrollar el Estatuto- -en siete meses no se ha logrado ningún traspaso- los socialistas catalanes advierten de que su apoyo a los Presupuestos depende de esa condición. Su reto se produce después de que ERC e ICV también hayan puesto esa condición, no sólo para votar las cuentas del Estado de 2008, sino para aprobar la gestión de Zapatero en el debate sobre el Estado de la Nación que comienza hoy. no de todos lo españoles. Es intolerable señaló Acebes. El calentamiento previo del debate se llevaba a cabo también desde la sede socialista, en la calle de Ferraz. Allí, el número dos del PSOE, José Blanco, que dirigió la reunión de la ejecutiva en ausencia de Zapatero- -que dedicó la jornada a ultimar personalmente su discurso- volvió a acusar al líder de la oposición de desleal hasta el extremo de que- -dijo- no ha dudado en hacer daño al Estado en momentos decisivos y en los asuntos más delicados Agregó que Rajoy no es quién para repartir credenciales de pureza antiterrorista Blanco no se paró en barras y, aprovechando que ayer quedó visto para sentencia el juicio sobre el 11- M, se adelantó a emitir lo que él mismo calificó de sentencia política El Gobierno del PP ignoró las señales que alertaban del riesgo inminente de atentados islamistas y mintió a los españoles al intentar ocultar la verdadera identidad de los autores afirmó el dirigente socialista, para concluir que algún día tendrá que pedir perdón Y, tercero, acusó al PP de incurrir en una desvergüenza oportunista e insensata por pretender vincular la formación del Gobierno de Navarra con la lucha antiterrorista A este respecto, aseveró que no vamos a consentir chantajes de Rajoy y del PP Así las cosas, Blanco dijo que ni sí, ni no, ni todo lo contrario respecto a la posibilidad de que se apruebe alguna resolución sobre la política antiterrorista. Se verá a lo largo del debate, en función de cómo se desarrolle indicó. No obstante, apuntó que cualquier propuesta que refuerce la unidad es positiva, y cualquiera que nos divida es negativa, por lo que si el Parlamento expresa alguna posición debe ser sobre la base del consenso y la unidad Por lo demás, Blanco confirmó que el presidente del Gobierno combinará en su discurso el balance con propuestas para marcar horizontes de futuro con referencia al pleno empleo, el cambio climático o la vivienda. Y, como seña de identidad, se presentará como el presidente de un Gobierno reformista, moderado y moderno que intentará contraponer con lo que los socialistas juzgan una oposición reaccionaria, crispadora y antigua