Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 ESPAÑA AL QAIDA GOLPEA DE NUEVO A ESPAÑA MATANZA DE SOLDADOS EN EL LÍBANO MARTES 3 s 7 s 2007 ABC El Gobierno rectifica y evita ahora culpar al Ejército del retraso en los inhibidores Alonso apuntó a grupos terroristas yihadistas como responsables del atentado en Líbano PALOMA CERVILLA MADRID. No entonó ningún mea culpa exoneró al Ejército de Tierra de la responsabilidad que había insinuado en el retraso en la contratación de los inhibidores, que aseguró que no son la panacea y apuntó como responsable del atentado a una célula extranjera procedente de fuera del Líbano apoyado por grupos yihadistas. La esperada comparecencia ayer del ministro de Defensa, José Antonio Alonso, en la Comisión de Defensa del Congreso de los Diputados para explicar las causas del atentado con coche bomba contra las tropas españolas en el Líbano, que se saldó con la muerte de seis militares, no aportó ningún dato nuevo y el ministro se escudó en la lentitud de la burocracia administrativa para explicar el retraso en la compra e instalación de los inhibidores en los vehículos blindados BMR. En su primera parte de la intervención, Alonso trató de hacer ver que ya se conocía la posibilidad de riesgos de ataques de grupos incontrolados aunque precisó que la probabilidad no era alta y que incluso el Estado Mayor de la Defensa y el Mando Operativo le habían comunicado que esta amenaza no era significativa Tras escudarse en los mandos militares para argumentar la existencia de una amenaza que no ponía en riesgo la seguridad del contingente español, Alonso se detuvo en otro de los aspectos que más se ha cuestionado en la misión en el Líbano: la falta de medios y la idoneidad de los que se han enviado a esta zona de Oriente Medio. El ministro argumentó que nuestras fuerzas han ido protegidas y se han cumplido las medidas de protección por encima de los riesgos previstos. Estos medios de seguridad están en consonancia con los análisis de los servicios de inteligencia En este sentido, cifró en 108 millones la inversión que se ha realizado en la misión del Líbano. En el capítulo de los medios, dedicó una atención especial a los inhibidores, justificando la demora en la instalación de los mismos a la lentitud de la burocracia. Sin embargo, después de anunciar una investigación De la acusación a la defensa Eduardo Zaplana Portavoz del PP Para la paz auténtica es mucho más útil gastar el dinero en inhibidores y medidas de seguridad que en Alianzas de Civilizaciones Gaspar Llamazares Portavoz de IU Nadie tiene derecho a mentir sobre la peligrosidad de la misión Jesús Cuadrado Portavoz del PSOE Riesgo de ataques El ministro Alonso, junto al presidente de la Comisión de Defensa, Joaquín Leguina y de apuntar a una posible responsabilidad del Ejército de Tierra, ayer salió en su defensa y alabó la diligencia demostrada Así, precisó que gracias a este buen trabajo los inhibidores se han entregado medio año antes de lo previsto. Alonso aseguró que, por temas burocráticos, no se pudo completar el expediente antes del 31 de diciembre de 2006 y que fue en enero de este año cuando se recibió la asignación de Hacienda para hacer frente a este gasto. tar que provocó en el seno de las Fuerzas Armadas este intento del Gobierno de eludir cualquier responsabilidad. Como ha venido desvelando ABC, mandos militares pusieron en cuestión la actitud del Ejecutivo socialista de Rodríguez Zapatero. En cuanto a la investigación sobre el atentado, afirmó que la hipótesis más probable es que el coche bomba fuera ac- FRANCISCO SECO El Gobierno del PP no fue capaz de poner inhibidores en los vehículos blindados. No se cansa usted de mentir que mandan a nuestros soldados en vehículos basura. Afortunadamente, ustedes y nosotros, ante tragedias, no actuamos de la misma forma Una dureza que mantuvo durante todo su discurso, al afirmar que el Gobierno se encuentra ahora preso de sus propios excesos ya que, desde que llegaron al Gobierno cargaron su política de defensa de formalismos legales y parlamentarios que ahora incumplen con un sólo objetivo: justificar su comportamiento desleal y demagógico de entonces y seguir buscando réditos políticos Zaplana instó al ministro a decir la verdad sobre los riesgos que afrontan los militares. Desde el comienzo de la misión en el Líbano, como en la de Afganistán, el Gobierno se ha empeñado en ocultar su verdadera naturaleza. Las tropas españolas no están en misión humanitaria. No están manteniendo la paz, como ustedes dicen. Allí no hay ninguna paz que mantener, ni la paz existía cuando llegaron nuestras tropas, ni existe ahora Los populares acusaron al Gobierno de enviar a los soldados a un hervidero de terroristas y le instaron a hacer públicos los documentos que utilizó en su comparecencia para informar sobre los riesgos y amenazas de la misión Malestar en el Ejército Esta marcha atrás del Gobierno, evitando ahora culpar al Ejército de la responsabilidad en la contratación de inhibidores en los vehículos blindados BMR, puede obedecer al males- El PP acusó al Ejecutivo de enviar a los soldados españoles a un hervidero de terroristas cionado por radio control, apuntando a que la autoría puede ser de una célula terrorista extranjera, apoyada por una organización terrorista local vinculada a grupos islámicos. Finalmente, reconoció que la seguridad absoluta y el riesgo cero no existe en el Líbano. La crítica más dura contra la respuesta del Gobierno ante este atentado llegó de las filas populares, cuyo portavoz parlamentario, Eduardo Zaplana, inició su intervención con unas duras palabras recordando cómo actuaron los socialistas en situaciones similares: Nosotros no llamaremos asesino al presidente del Gobierno, ni a los terroristas les llamaremos insurgentes, ni buscaremos justificaciones para su acción criminal, ni diremos Cambios en el decreto de concesión de medallas Si hay algún momento de su intervención en el que el ministro de Defensa mantuvo una agria actitud fue cuando se refirió a la polémica sobre la categoría de las condecoraciones impuestas a los soldados fallecidos. Me duele que digan que el Gobierno es cicatero en honrar a las víctimas. Me repugna quien lo hace afirmó. Calificó de polémica manipulada, falsa y absurda el debate que se ha abierto sobre la categoría, roja o amarilla, del distintivo impuesto a los militares fallecidos y descargó en el anterior Gobierno del PP la redacción del decreto. El régimen de medallas- -dijo- -fue propuesto por el PP. La técnica del decreto es mala y nosotros sólo tenemos que aplicarla A la vista de su exposición, el ministro anunció que el Gobierno va a modificar el decreto de concesión para que no haya diferencias entre la muerte por atentado terrorista y en acto de guerra. Por su parte, Zaplana insistió en que el Gobierno no ha estado a la altura del derroche y dignidad de los soldados caídos en el Líbano