Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 2- -7- -2007 GENTE www. abc. es gente 103 Los príncipes Guillermo y Enrique (éste junto a su novia, Chelsy Davy) muy animados durante el concierto de homenaje a su madre AFP Seis horas con Diana Los príncipes Guillermo y Enrique vibraron ayer en el concierto que ambos organizaron en memoria de su madre, Diana de Gales. Los jóvenes bailaron y cantaron junto a un público entregado al recuerdo de la princesa en el estadio de Wembley POR EMILI J. BLASCO CORRESPONSAL LONDRES. Con el estadio de Wembley en pie, miles de brazos ondenando y un manto de pequeñas llamas mecidas al viento, el teclado de Elton John en Candle in the Wind clausuró el Concierto por Diana Seis horas de espectáculo que los príncipes Guillermo y Enrique siguieron dando palmas y bailando, arropados en el recuerdo de su madre, en su 46 cumpleaños y a punto de cumplirse los diez años de su muerte, por más 60.000 espectadores y una audiencia potencial de televisión de quinientos millones de personas. El concierto es sobre todo lo que nuestra madre amó en la vida: música, baile, ayuda humanitaria, familia y amigos dijo Guillermo al comienzo de la tarde. Él y su hermano aparecieron en el estrado después de que el telón se levantara con Elton John interpretando Your song mientras una sucesión de fotografías de Mario Testino presentaba una Diana de Gales jovial y llena de vida. Como diría después el actor Dennis Hopper, esto no es un ejercicio de nostalgia, sino una fiesta Cuando los dos anfitriones del concierto, algo nerviosos, llegaron al escenario, Enrique arrancó con un potente Hello, Wembley! que fue respondido atronadoramente por los asistentes. El hijo menor de Lady Di dirigió un saludo especial para los soldados británicos en Irak. Me gustaría estar con vosotros- -dijo- pero como no me ha sido posible, lo único que puedo decir es que deseo que estéis seguros Luego Guillermo dio paso a Duran Duran, uno de los grupos favoritos de nuestra madre A partir de ahí, las actuaciones se sucedieron, mientras se proyectaban imágenes de la labor humanitaria de Diana de Gales. A algunas de esas ONG se destinarán los ingresos del concierto, cuyas entradas valían unos 68 euros. También hubo saludos grabados, como el de Tony Blair, que quiso rendir especial tributo a Guillermo y Enrique y les deseó que hereden la sensibilidad de su madre. Los micrófonos pasaron de artistas ya consagrados, como Rod Steward, Tom Jones, Status Quo, Bryan Ferry y Roger Hodgson, a otros más jóvenes, como James Morrison, Lily Allen, Will Young y The Feeling. También actuó el English National Ballet, ponien- Aquí está todo lo que nuestra madre amó: música, baile, ayuda humanitaria, familia y amigos dijo Guillermo do en escena El lago de los cisnes y se interpretaron temas de los musicales de Andrew Lloyd Weber. Con continuos tributos a la personalidad de la princesa, las actuaciones fueron introducidas por un largo elenco de figuras del espectáculo y del mundo del cine. Al concierto no acudió el Príncipe de Gales ni la duquesa de Cornualles, ya que existía el deseo de dar todo el protagonismo a los dos jóvenes príncipes, quienes estuvieron acompañados en la tribuna por amigos, además de sus primas Beatriz y Eugenia. Tampoco quisieron perderse este histórico concierto los hermanos de Diana- -Charles, Sarah y Jane- así como el futbolista David Beckham. El colofón final fue Candle in the Wind en la versión que Elton John interpretó en el funeral de Diana. El tema fue especialmente solicitado por Guillermo y Enrique, y el cantante accedió a pesar de que desde entonces no había vuelto a cantar esa versión.