Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 2 s 7 s 2007 Campeonato del Mundo de Fórmula 1 s Gran Premio de Francia DEPORTES 93 Iñaki Rueda Ingeniero de control de F- 1 EL GPS Y LA FORMULA 1 on el gran auge que ha surgido a partir de los sistemas de navegación, como el conocido tom tom no sería difícil imaginar que a Fernando Alonso le hablase una voz metálica por el pinganillo durante la carrera indicándole a doscientos metros, gire a la izquierda, y tenga cuidado con el Ferrari que tiene a 2 metros Por suerte, la Fórmula 1 no ha llegado a tal punto de automatización, pero sí es verdad que este año todos los monoplazas van equipados con equipos de GPS como los que tienen la mayoría de los coches de alta gama hoy en día. Una fría mañana de febrero, hace ya tres años, un chaval español se presenta como ingeniero de una conocida escudería inglesa en el circuito de Cheste. Con apenas medio año de experiencia en la Fórmula 1, a éste le sorprende la cantidad de gente que la sede Inglesa ha mandado a Valencia para probar dos coches. Más de diez mecánicos por coche, doce ingenieros, él incluido y, por si surgieran problemas, un completo turno de noche. La labor del joven ingeniero consistía en hacer funcionar un secreto sistema de GPS en el monoplaza. Estos eran los primeros pa- C sos que daba la Fórmula 1 en el campo de Posición vía Satélite, y como todo aquello que es pionero, lleno de grandes dificultades. El sistema en sí se componía de una caja negra del tamaño de una tableta de chocolate, una antena de las que usan los Boeing 747 y un conglomerado de giroscopios, que aunque están diseñados para guiar misiles tienen la misma forma y color que una lata de fabada. Todo ello, pues, con un aspecto que no es el que cabe esperar en un mundo tan sofisticado como el de la Fórmula 1. Los problemas más habituales fueron de cobertura; el simple paso por debajo de uno de los escuetos postes publicitarios del circuito era obstáculo suficiente para empeorar la milimétrica precisión requerida por la escudería inglesa. El proyecto, que tuvo el lujo de estar fundado por una de las escuderías con más dinero del mundo, siguió adelante llegando a una precisión de la cual, hoy por hoy, no pueden disfrutar más que los vehículos militares. Esta temporada, la FIA ha impuesto un sistema de GPS para así poder localizar a todos los monoplazas en pista y poder alertar a los pilotos si hay un accidente. El navegador de la Fórmula 1 no es de precisión bélica, pero es suficientemente bueno para que el piloto pueda ser alertado de incidentes en pista. Aunque Fernando Alonso todavía no tenga una voz diciéndole donde frenar y donde girar, sí que tiene tres luces en su campo de visión que, gracias al GPS, le alertan de accidentes con una luz amarilla, de suspensión de carrera con una roja y, un mal día, de que va a ser doblado con una azul. Kubica realizó ayer una carrera perfecta a la que sólo faltó el podio AP Kubica, brillante cuarto puesto en su vuelta tras el milagro de Montreal J. M. C. MAGNY- COURS. Espero que la beatificación no se deba a mi accidente bromeaba Robert Kubica tras ser interpretado como milagroso el capote que le echó Juan Pablo II en Montreal. El anterior Pontífice tiene su puesto de privilegio en el casco y el cockpit de su paisano polaco, que ayer confirmó su perfecto estado de revista con su cuarto puesto en la carrera francesa. Las cámaras le han perseguido en Magny- Cours. Él hubiera preferido no perderse la carrera de Indianápolis, por razones obvias y para haber superado ya antes de regresar a Europa el trance de ser objeto de atención. Es normal tanto revuelo, pero a la vez te impide en parte olvidar lo ocurrido y centrarte en tu trabajo. Como la atención incluye la amabilidad y la alegría de la gente por verte bien, no puedo quejarme se explica en un notable italiano. Calificado por primera vez en la segunda fila de la formación, el polaco se ha restablecido del susto canadiense hasta el punto de haber mejorado sus resultados médicos. Así, en las pruebas realizadas de cara a la carrera de Magny- Cours ha superado en un diez por ciento la velocidad de respuesta a los estímulos externos respecto a las mediciones que le realizaron al inicio del campeonato. Ya dije que me encontraba como nunca bromea. Sobre la carrera y su notable cuarta plaza, por delante de su compañero Heidfeld, destacó que sólo ha habido la lástima de no poder seguir el ritmo de Hamilton para luchar por el podio. Al comienzo lo intenté, pero casi me salgo de la pista. Física y mentalmente estoy al cien por ciento Una vez más... ¡ESTAMOS ARRIBA! ¡Enhorabuena! SANTANDER PRESENTE EN MÁS DE 40 PAÍSES