Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 ESPAÑA LUNES 2 s 7 s 2007 ABC Una mujer de 92 años contó su violación en un vídeo por si moría antes del juicio La vista se celebra mañanas Un marroquí de 32 años está en la cárcel por ese delito ANA MARTÍNEZ PONTEVEDRA. La Audiencia Provincial de Pontevedra juzgará mañana a un ciudadano marroquí acusado de robar y violar el año pasado a una nonagenaria gallega, Elisa Santamaría Cabo, que recuerda con congoja y desasosiego el 26 de febrero de 2006. Al saber que su exposición resulta clave, y por el temor de perder facultades o incluso de fallecer antes de la celebración de la vista oral, la damnificada decidió grabar en un vídeo su declaración de los hechos delictivos (posibilidad que contempla la Ley de Enjuiciamiento Criminal) para que esta cinta sirva como testimonio en el proceso, en caso de imposibilidad sobrevenida. Pese a sus 92 años, relata a la perfección como aquel fatídico día se apresuró a abrir la puerta cuando, sin esperar visitas, sonó el timbre de su domicilio, sito en Villagarcía de Arosa (Pontevedra) Al otro lado se encontró a un hombre joven, identificado posteriormente como Abdelghafour Lourtassi, de 32 años y natural de Casablanca (Marruecos) Según comenta la anciana, la empujó violentamente hacia el interior de la vivienda, le preguntó si tenía comida, dinero y dónde dormía, y al ver una habitación con la puerta abierta, la condujo a empujones y la amenazó con una pistola, que simplemente simulaba tener en el bolsillo. Entonces, según este mismo testimonio, ella, temerosa de su agresividad, le ofreció una bolsita que guardaba en el sujetador con 1.100 euros. En ese momento, y siempre según esta versión, el supuesto asaltante, convencido de que en la casa no había más dinero, la desnudó y abusó de ella. Acto seguido, la agredida salió al balcón y, tras pedir auxilio, fue asistida por algunos vecinos. Al principio, la reacción en el pueblo fue de incredulidad. Pero la rigurosa explicación de la víctima de todo lo acontecido permitió a la Policía Nacional localizar y detener al supuesto agresor en menos de veinticuatro horas. La Fiscalía ya ha solicitado el visionado de este CD, y ha pedido incorporarlo como pieza de convicción en la causa. Los recursos presentados por la defensa, que pretendían imponer la figura del jurado, han ido demorando las fechas del litigio. No obstante, la opción triunfante ha sido la de la acusación particular, que representa a la víctima, y, por tanto, será un tribunal ordinario el encargado de juzgar. Si Elisa Santamaría acude, su abogada ha pedido que un biombo la separe del imputado. El Ministerio Fiscal solicita para el acusado la pena de 15 años de prisión por la agresión sexual, cinco años más de cárcel por allanamiento de morada en concurso medial con delito de robo, y en concepto de responsabilidad civil, pide una indemnización de 18.030 euros por los daños morales y psicológicos sufridos, 1.100 euros por el dinero sustraído, y 3.000 euros por los días que tardaron en curar las lesiones físicas. La acusación particular eleva la petición de penas a 24 años de cárcel, ya que introduce también la acusación por un delito de robo. De este modo, solicita para el procesado 15 años de prisión por delito de agresión sexual con agravante de alevosía; cinco años por delito de robo, cuatro por allanamiento de morada y una multa de 12 meses a 20 euros diarios. En la responsabilidad civil, propone una indemnización de 1.000 euros por los días que tardaron en curar las lesiones, y 30.000 euros por daños morales. El acusado está en prisión desde que fue detenido. Cianuro sin compasión El 80 de los fallecidos en los incendios mueren a causa de la intoxicación por humo, básicamente por culpa del cianuro s Sólo el 40 de los hospitales españoles disponen del antídoto que salvaría muchas vidas POR DOMINGO PÉREZ MADRID. El calor empieza a apretar. El riesgo de incendios, con los campos y bosques llenos de maleza tras una primavera muy lluviosa, es enorme. Inevitablemente vamos a vivir numerosos fuegos forestales. Desgraciadamente se producirán heridos y muertos. Al respecto, conviene saber que más del 80 de los fallecidos en un incendio mueren por culpa de la intoxicación del humo, concretamente por el cianuro, y no por quemaduras o politraumatismos. Esto fue cuestión de debate en el XIX Congreso Nacional de la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias, en el que los doctores Ervigio Corral, subdirector del Samur de Madrid, y Antonio Dueñas- Laita, jefe de la Unidad de Toxicología Clínica del Hospital Río Hortega de Valladolid, ofrecieron interesantes estudios. Del trabajo del doctor Dueñas se desprende que a la hora de sufrir las consecuencias de un incendio y una grave intoxicación- -parada cardiorrespiratoria, apnea, coma o altos niveles de lactato... -hay que tener, además, mucha suerte. Porque las posibilidades de morir por culpa de una intoxicación por cianuro se multiplican alarmantemente según donde se sufra. De acuerdo con el informe de Dueñas, en Murcia, por ejemplo, ni uno sólo de sus nueve hospitales dispone del antídoto. Sin embargo, los cuatro navarros o los ocho extremeños cuentan con al menos una megadosis de hidroxocobalamina (o B 12 a) Pero el desequilibrio no sólo se produce entre comunidades, sino dentro de una misma región. Por ejemplo, en Madrid, el Samur sí utiliza regularmente el antídoto en sus unidades móviles, pero no así el Summa 112. Hospitales que son de referencia para grandes quemados como La Paz o Getafe carecen de las megadosis- -tampoco el 12 de Octubre, Princesa, Puerta de Hierro o Niño Jesús- mientras que el Grego- HOSPITALES PÚBLICOS CON ANTÍDOTOS PARA VÍCTIMAS GRAVES DE INCENDIOS En porcentaje Navarra Extremadura Cantabria Canarias Castilla y León Cataluña La Rioja Madrid Asturias País Vasco Baleares Castilla- La Mancha Aragón Com. Valenciana Andalucía Galicia Murcia 18 ABC 100 100 75 66 64 58 50 50 42 40 40 38 33 28 12 0 Petición de un biombo rio Marañón, Móstoles, Fuenlabrada o Alcorcón sí la poseen. Recientemente, el Hospital de Getafe tuvo que solicitar el antídoto al Samur. Sin embargo, el doctor Dueñas prefiere destacar lo positivo: Hace cinco años, en España no había ni una sola dosis de antídoto y ahora la tienen el 40 de los hospitales, por lo que estamos en la vanguardia europea y mundial de disponibilidad y utilización de la hidroxocobalamina Un fármaco del que se han descrito tasas de supervivencia de hasta un 67 Pero estos datos no ocultan otros más preocupantes. Por ejemplo, la capacidad de atender un accidente con múltiples víctimas graves intoxicadas por el humo procedente de un incendio se reduce drásticamente. Sólo el 31 de los hospitales públicos estarían preparados para atender a dos o más afectados, únicamente cuatro privados (el 8 y ningún hospital militar. Ervigio Corral expuso el estudio Disminución de los niveles de lactato tras la administración precoz de hidroxocobalamina realizado por el Samur, para evaluar la eficacia del antídoto hidroxocobalamina en los intoxicados por humo de incendios. Los resultados fueron significativos. Los niveles de lactato- -indicador de la gravedad de la intoxicación por cianuro- -se redujeron en un 35 %28 minutos después de la administración. El Samur de Madrid fue el primer servicio de emergencias en España en utilizar la hidroxocobalamina para tratar los envenenamientos por cianuro derivados de la inhalación del humo de incendios. Esta condición pionera permite a Corral asegurar que ya no es justificable no utilizar este antídoto. Es indispensable que esté disponible en todas las unidades de emergencias pre- hospitalarias La experiencia del Samur 500 euros por una vida La hidroxocobalamina o vitamina B 12 a es un fármaco que siempre ha estado disponible en los hospitales españoles, pero en ampollas de 10 miligramos. Para intoxicados por humo, la megadosis recomendada es de 5 ó 10 gramos, algo que no ha sido farmacéuticamente posible hasta hace unos cinco años. El coste de cada megadosis es de 500 euros. Lo recomendable es que cada hospital tenga disponible al menos una. La nonagenaria dice que ofreció al presunto agresor 1.100 euros que guardaba en el sostén para intentar calmarlo La rigurosa declaración de la víctima permitió a la Policía Nacional localizar al imputado En Madrid, hospitales de referencia para grandes quemados como La Paz o Getafe carecen del antídoto