Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 1- -7- -2007 En portada s España, al aslto de la fábrica global ECONOMÍAyNEGOCIOS 49 China, el gigante asiático Nombre oficial: República Popular China Capital: Pekín (15 millones de habitantes) Población: 1.314,5 millones de habitantes Superficie: 9,5 millones de Km 2 (sólo el 11 es cultivable y el 36 son pastos y terrenos forestales) Crecimiento del PIB en 2006: 10,7 PIB 2006: 2,07 billones de euros PIB per cápita 2006: 1.515 euros Distribución del PIB por sectores- Agricultura: 11,8 -Industria: 48,7 -Servicios: 39,5 Población por sectores- Agricultura: 44,8 -Industria: 23,9 -Servicios: 31,3 Tasa de desempleo: 4,1 Índice de Precios al Consumo: 2,8 China busca su particular Eldorado en Iberoamérica El interés de China por España no reside sólo en la tecnología nacional o en el prestigio de sus firmas. Tal y como quedó de manifiesto en la II Cumbre Empresarial celebrada en Pekín, España intentó erigirse como puente entre China e Iberoamérica, cuyas relaciones comerciales han pasado de los 148 millones de euros de 1975 a los casi 60.000 previstos para este año. Para aprovecharse de sus 3.000 sucursales iberoamericanas y de este ingente volumen de negocio, basado en las materias primas que China compra a los países latinoamericanos a cambio de manufacturas baratas, el BBVA invertirá otros 1.300 millones de euros para duplicar su presencia en el banco Citic, del que ya tiene un 4,83 y un 15 en su filial de Hong Kong. Nuestra ventaja competitiva radicaba en nuestra presencia en Iberoamérica, lo que nos hacía especialmente atractivos para un socio chino reconoció el director general para Asia del BBVA, Manuel Galatas. De igual modo, la fuerte implantación de Telefónica en América y su asociación con China Netcom le han servido para reforzar sus acuerdos con Huawei, el principal fabricante tecnológico chino y uno de sus mayores proveedores. Huawei ya ha acordado abrir un centro de investigación en el Parque Tecnológico de Málaga. Los Reyes de España y el presidente de la CEOE en el II Foro Empresarial Hispano Chino EFE conseguido un proyecto del Banco Asiático de Desarrollo para liderar la redacción del Plan Logístico Director de Xinjiang, una provincia con un gran potencial en comunicaciones indicó el responsable de Prointec, Rafael Peinado. El interés de España por el país asiático es también recíproco, ya que numerosos empresarios chinos acudieron al foro en busca de un socio europeo. Es el caso de Luo Suhong, directora de Beijing 3 J International Steel, una compañía dedicada al acero. La firma de esta menuda pero despierta mujer, que habla español a la perfección, es una de las 23 de China que goza del certificado de primera clase para operar con estructuras de acero. A pesar de los riesgos y dificultades, hay que estar en China coinciden los empresarios españoles El mercado de 1.300 millones de potenciales consumidores es una quimera porque sólo el 10 son clase media quinaria a una fábrica de muebles china. En resumen, que las relaciones entre España y China no son tan fáciles como parecen a pesar de que la globalización está uniendo cada vez más ambas economías y obligando a las compañías nacionales a asentarse en el coloso oriental. Existe el debate de si hemos llegado tarde a China o no, pero aún quedan grandes posibilidades para nosotros en el interior del país animó José María Lacasa, director del Departamento de Relaciones Internacionales de la CEOE, quien confió en que se llegue al objetivo de las 1.000 empresas españoles en China en 2010 ¿Es ya tarde? Para seguir conservando esa posición de liderazgo, Luo Suhong acudió a la Cumbre Empresarial con el fin de unirnos a un socio con el que poder intercambiar su nivel tecnológico por nuestra mano de obra barata y nuestra posición en el mercado Mientras tanto, Josephy Wong, presidente de la socie- dad intermediaria Qingdao Fuli Marine Trade, buscaba productores para ponerlos en contacto con sus clientes chinos. El problema de los empresarios españoles es la falta de promoción y, a veces, su estrechez de miras para los negocios criticó Wong, a quien le costó siete años poder cerrar un trato con una firma familiar hispana para poder vender su ma- Fernando González Urbaneja CUESTIÓN DE PACIENCIA urante los últimos 25 años China ha multiplicado por cuatro su PIB per cápita, y pretende repetir multiplicador en los próximos cincuenta. Se trata de la transformación social más significativo de la historia y de la época actual, un acontecimiento más importante que la celebrada caída del Muro de Berlín, ya que este significó la estación término de un modelo, mientras que la 2 revolución China, la promovida por Deng Xiaoping, fue semilla y punto de partida que puso de evidencia no sólo el fracaso de la planificación central y del llamado socialismo real sino sobre todo el triunfo de la economía de mercado como instrumento para la prosperidad y camino hacia las libertades individuales. D Si algo conviene aprender de esa cultura es la paciencia. Deng Xiao Ping le dijo a Alfonso Guerra en 1987: Qué jóvenes son su Rey y su Presidente, ustedes tiene tiempo para todo Los Reyes han visitado China esta semana, un país que conocen bien ya que la primera visita oficial data de 1978, en un momento especialmente delicado, y han repetido viaje periódicamente. En todas las visitas les acompañó una importante delegación de empresarios interesados en China. Simultáneamente se han confirmado las dos inversiones españolas más importantes de la historia en Asia: la de Telefónica en China Netcom (mil millones de euros para controlar el 10 de esa compañía) y la del BBVA en el grupo financiero Citic, 7 del país por activos, por valor superior a los mil millones de euros. Sin perder de vista la posición estratégica del IESE en Shanghai, la China Europe Internacional Busi- ness School que ya sirve de plataforma de llegada de no pocos interesados en ese prometedor país. Medio millar de empresarios españoles tienen intereses en China, con implantaciones materializadas a los largo de los últimos veinte años. Las cifras de comercio exterior y de inversión española en ese país son crecientes aunque aun insignificantes, inferiores a las que correspondería a al promedio de España en el comercio mundial y en el flujo de inversiones internacionales. Pero no conviene deslizarse hacia el fatalismo pesimista que concluye que el fracaso es inevitable, la apertura económica española es muy reciente, su presencia en Asia también y la potencia inversora y comercial de una economía próspera pero intermedia, disminuye a medida que aumenta la distancia física y mental. China está aun demasiado lejos en todos los sentidos, hay que poner en juego muchos recursos para llegar, para conocer, para obtener respeto y para, finalmente, contratar. El compromiso de los sucesivos gobiernos, desde el primer viaje de los Reyes, a los dos de Felipe González (1985 y 1993) de Aznar (2000) y Zapatero (2005) los de Alfonso Guerra (1987) y Fernández de la Vega (2006) y los cuatro de Rato y otros tantos de Piqué (los dos ministros que mejor entienden China) revelan intensidad política en el acercamiento a China. Si algo conviene aprender de esa cultura es la paciencia. Deng Xiaoping le dijo a Alfonso Guerra en 1987: Qué jóvenes son su Rey y su Presidente, ustedes tiene tiempo para todo Desde entonces, ¿se ha aprovechado todo ese tiempo? Los chinos sí.