Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 INTERNACIONAL DOMINGO 1 s 7 s 2007 ABC Narcotraficantes, delincuentes comunes y la guerrilla utilizan el secuestro para presionar y financiarse Las FARC todavía no han entregado los cadáveres de los 11 diputados asesinados El padre y las hermanas del soldado Pablo Emilio Moncayo, secuestrado desde hace diez años por la guerrilla, ayer en Bogotá REUTERS La industria del secuestro Hoy, en Colombia, hay más de 600 personas secuestradas. Hace unos años, la media era de nueve secuestros al día. La cifra ha caído, pero el negocio sigue moviendo millones de dólares POR ALEJANDRA DE VENGOECHEA BOGOTÁ. Ojalá que en Europa dejen de ver a la guerrilla colombiana como unos Robin Hoods que están trabajando por los pobres. Son asesinos, narcotraficantes, inhumanos era lo le decían ayer a este diario los manifestantes de la Plaza de Bolívar, centro de Bogotá, mientras con pañuelos blancos protestaban por el asesinato en cautiverio de los 11 diputados regionales que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) tenían secuestrados hace cinco años. En medio de la tristeza y la incertidumbre sobre unos cadáveres que las FARC aún no entregan, lo cierto es que el asesinato de algunos canjeables -como se conoce el grupo de 45 políticos y militares secuestrados que quieren intercambiar por 400 rebeldes presos- -se convirtió en un colosal error político para esa guerrilla. Justo cuando mostraba un gran interés por salir de la lista de organizaciones terroristas, Estados Unidos, la OEA y hasta Francia, Suiza y España, las tres naciones que gestionan un intercambio humanitario, condenaron a las FARC, pese a la insistencia de la guerrilla de que todo ocurrió durante un fuego cruzado Las FARC saben que es un derecho nuestro poder despedir por última vez a nuestros seres queridos... Que solo les den las coordenadas a quien ellos consideren lo más pronto posible. Qué no se dilate más la entrega de los cuerpos, queremos ya descansar fue el mensaje de Fabiola Perdomo, esposa de uno de los asesinados. El final de este secuestro conmocionó a los colombianos, tan acostumbrados al tema desde hace por lo menos dos décadas. Todos teníamos esperanzas. Hay gente que lleva metida en esa selva más de una década. Verlos muertos es perder la fe en la paz. Hay que lograr un canje le contaba a ABC Marleny Orjuela, directora de Asfamipaz, una asociación que busca la liberación de los soldados y policías en cautiverio. Pero la historia de los secuestros en Colombia es larga desde que fue impulsado por grupos guerrilleros como el Movimiento 19 de Abril (M- 19) -hoy reintegrado a la vida civil- las FARC, el Ejército de Liberación Nacional- -ELN, segunda guerrilla- -y otras agrupaciones de menor relevancia. El primer secuestrado en Colombia fue el industrial Oliverio Lara, quien apareció muerto bajo su propia casa en 1965. Luego, en los ochenta, los cárteles de la droga de Cali y Medellín empezaron a utilizar el secuestro como su mejor herramienta de extorsión. Con coches bombas, asesinatos selectivos y el secuestro de personalidades públicas, como el ex presidente Andrés Pastrana (1998- 2002) lograron importantes presiones políticas como dilatar la extradición a EE. UU. Tras el desmantelamiento de los cárteles del narcotráfico, los delincuentes comunes comenzaron a explotar el secuestro. Más tarde, la guerrilla aumentó su participación en este siniestro negocio que ha dejado unos 35 mil civiles muertos en la última década. Aunque no hay estadísticas concretas sobre ellos, sólo en 1999 2.945 personas fueron raptadas, lo que significa un promedio de nueve diarias. La razón: los ingresos percibidos por este tipo de actividades ha dejado en manos estos nuevos industriales la no despreciable suma de más de más de 200 millones de dólares al año. Hoy las cifras han cedido. Aunque permanecen secuestradas más de 600 personas, lo que significa una reducción del 85 por cinto. Los casos sin embargo siguen siendo desoladores. Hijo de guerrillero EFE Estafadores y agresores de su hija El diario británico The Times publicó ayer que el italiano y su compañera (foto) -detenidos el jueves por intentar estafar a los padres de Madeleine- -habían pasado 18 meses en una cárcel francesa por abusar de su propia hija. La Policía llevó ayer al hombre a la Audienca Nacional, desde donde será extraditado a Francia Junto con la candidata presidencial, Ingrid Betancourt, quizás la canjeable más rentable, fue secuestrada su compañera de trabajo Clara Rojas. Hace un par de meses un soldado que se le fugó de las FARC, tras ocho años de secuestro, contó que Clara Rojas había tenido un hijo de un guerrillero. Se llama Emmanuel, tiene tres años y es el primer niño colombiano que nace y vive secuestrado.