Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 INTERNACIONAL Ataque terrorista en el Reino Unido DOMINGO 1 s 7 s 2007 ABC HORIZONTE Ramón Pérez- Maura SER DÉBILES DEMOSTREMOS l mismo día en que algunos medios de comunicación- -especialmente españoles- -parecían regocijarse sosteniendo que el primer Gobierno de Gordon Brown estátrufadode ministros contrarios a la línea seguida por Blair en Irak y frentealterrorismo islamista, la policía británicadesactivabadoscoches bomba con una capacidad destructiva casi apocalíptica. Una vez más, el discurso de algunos amantes delapaz es desbaratadopor unosinterlocutores queestán encantados de ver cualquier muestra de debilidad de nuestra parte. Y nosotros no perdemos ocasión de demostrar precisamente eso: que somos débiles. ¿De verdad puede quedar alguien- -aparte de Rodríguez Zapatero y Mayor Zaragoza- -que crea que la vía para superar esta crisis es el diálogo? Occidente parece empeñado en dar muestras de debilidad. Es evidente que el Gobierno de Brown tiene criterios distintos del de Blair, como no podía ser de otra forma cuando hablamos de dos políticos que han sido rivales durante lustros. Pero hablar de una política nueva cuando Brown lleva en la Cámara de los Comunes desde la noche de los tiempos, y ha sido ministro de Hacienda durante la última década, parece algo exagerado. Y si, además, se entrega al más leal de los blairistas, David Miliband, la cartera de Exteriores, no parece posible ni deseada una ruptura radical. Pero lo cierto es que seguimos inmersos en una lucha desigual. Los terroristas se aprovechan de quienes defendemos una sociedad abierta y libre y nosotros nos ponemos cortapisas que nos impiden luchar con las mismas armas que ellos emplean. Una sociedad en la que Guantánamo chirría y en la que la Justicia norteamericana sirve de garante de los derechos de los allí detenidos. Ya hace un año quedó claro que no había limbo legal cuando el chófer de Bin Laden, detenido allí, derrotó al Gobierno norteamericano gracias a los buenas artes de un abogado de oficio- -pagado por el propio Gobierno norteamericano. Hace una semana un miembro del Tribunal Supremo de Estados Unidos me ratificaba en Washington lo que hace tiempo sabíamos: Guantánamo no es un problema de legalidad, es un problema de imagen Somos débiles. Y ellos lo saben. E Ayer se reestableció el tráfico en Park Lane, junto a Hyde Park, después de que la Policía se llevara el segundo coche bomba AFP Brown da muestras de que no cederá para una inmediata retirada de tropas Los soldados británicos permanecerán en Irak mientras lo exija la situación E. J. B. CORRESPONSAL LONDRES. Solidez es lo que ha querido demostrar Gordon Brown a su llegada al puesto de primer ministro, y los fallidos atentados con los que sido recibido no doblegarán su pulso. Así lo han indicado fuentes de Downing Street, que han recordado que el Reino Unido no responde a chantajes. En sus pocas referencias hasta ahora sobre la presencia de las tropas británicas en Irak, Gordon Brown ha mantenido los planes ya anunciados por Blair de una sustancial reducción de soldados durante este años y ha recordado que la presencia británica en ese país se prolongará mientras lo exija lasituación. Cumpliremos con nuestros compromisos internacionales aseguró Brown hace una semana en su discurso como nuevo líder laborista. Ningún medio pedía ayer, entre la multitud de artículos dedicados al nuevo ataque terrorista contra el Reino Unido, la inmediata retirada de tropas como medio para evitar el riesgo de que finalmente una fuerte bomba o una ola de ellas acabe provocando el alto número de muertes pretendido. No debemos permitir que la amenaza del terror nos pare ha advertido la nueva ministra del Interior, Jacqui Smith, que, novata en materia de seguridad, con sólo responsabilidades menores hasta ahora en la Administración, se ha estrenado con situación de emergencia de estas características. La amenaza terrorista ha sido programada para hacer temblar el pulso de Brown, con la pretensión además de celebrar el segundo aniversario de los ataques del 7- J, en el que murieron 56 personas. Pero la inclusión en el nuevo Gobierno de algunos minis- Un agente vigila la entrada en el aeropuerto de Manchester tros disconformes con la guerra de Irak, según apuntan los analistas, no modificará la política del Reino Unido respecto a Irak, donde una final retirada ya estaba contemplada hacía tiempo. REUTERS Que tiemble el pulso Miliband, fiel aliado de Blair No debemos permitir que la amenaza del terror nos pare ha dicho la ministra del Interior, Jacqui Smith El titular del Foreing Office, David Miliband, ha sido un fiel aliado de Tony Blair y aunque personalmente, según la prensa, consideró un error la gestión de la invasión, por la que en su día votó a favor en el Parlamento, siempre cerró filas públicamente con el primer ministro. En el momento del cambio de vara de mando, Gordon Brown se ha negado a establecer un calendario para la completa salida de las tropas de Irak, y probablemente se mantendrá ahora aún más en esa posición para no parecer que se doblega ante los terroristas. El Reino Unido no es ningún eslabón débil. La debilidad en realidad le perjudicaría, cuando las encuestas le están dando la bienvenida. El conservador The Daily Telegraph publicaba ayer un sondeo que da en estos momentos a los labororistas el 38 por ciento de los votos, tres puntos por encima de los tories que hasta ahora iban claramente en cabeza. Por su parte, el izquierdista The Guardian otorga al laborismo un 39 por ciento, con una recuperación de siete puntos, frente al 35 por ciento de los conservadores. ABC. es Galería de imágenes de los ataques a Londres y Glasgow abc. es internacional