Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 1 s 7 s 2007 Matanza en el Líbano ESPAÑA 35 Soldados y mandos denuncian la escasa preparación de la tropa en las misiones El debate se abre en el seno de las Fuerzas Armadas s Los militares extranjeros se concentran en las unidades de elite, las que más rotan en el exterior PALOMA CERVILLA MADRID. Los tres atentados que han sufrido las tropas españolas en las misiones de Afganistán y Líbano tienen dos denominadores comunes: la juventud de los fallecidos y el alto porcentaje de soldados procedentes de Suramérica. Estas circunstancias plantean una serie de cuestiones sobre qué tipo de militares se envían a estas misiones internacionales, cuál es su formación y si realmente un joven de poco más de 20 años, en algunos casos de 18, está preparado para una misión de tan alto riesgo, como ahora se ha demostrado, a pesar de insistir el Gobierno en que son operaciones de paz Este debate ya se plantea en las Fuerzas Armadas, pero se ha reabierto de nuevo como consecuencia de la matanza de seis militares en el Líbano. La veda ya se ha levantado y los soldados reconocen que el Gobierno debería prepararnos más y que apenas se realiza una selección de nivel de formación para ir a estos países en guerra, sino que la mayoría de las veces se va por dinero Unas cantidades muy atractivas, ya que a los mil euros de sueldo mensual medio que reciben en España se le unen los tres mil más que perciben por participar en estos operativos. No hay selección natural para ir a estas misiones, ellos tienen que llenar un porcentaje y tienen que movilizarlos. Te hablan de dinero, pero es verdad que se va voluntariamente, nadie te obliga Sin embargo, y a la vista de lo que ha sucedido en el Líbano, estos soldados reconocen que nos han dicho que son misiones de paz, pero sabemos que son conflictos de guerra Otro de los datos más llamativos es el alto porcentaje de suramericanos, sobre todo peruanos y colombianos, entre los asesinados, y que no es más que el reflejo del aumento progresivo de la presencia de extranjeros en las filas del Ejército español. Tres colombianos y un peruano De los ocho militares asesinados en Afganistán y Líbano, cuatro son iberoamericanos y la mayoría, excepto el peruano Jorge Arnaldo Hernández, de la Bripac, que falleció en Afganistán, de 26 años, supera escasamente los veinte años de edad. En el Líbano fallecieron los colombianos de la Bripac Jefferson Vargas, de 21 años, Yhon Edison, de 20, y Jeyson Castaño, también de 20. Idoia Rodríguez, de la Brilac, tenía 23. A un chaval de 18 años, por su edad, no le ha dado tiempo a formarse para ir a estas misiones EFE Regresan los dos paracaidistas heridos Los dos soldados españoles que resultaron heridos en el atentado perpetrado hace una semana en el Líbano- -el madrileño Enrique Vázquez Matei, de 21 años, y el mallorquín Juan Paz Soler, de 19- -llegaron ayer a la base de Torrejón de Ardoz y fueron ingresados en el Hospital Militar de Madrid para su recuperación. Nadie te obliga Una presencia que es especialmente significativa en las unidades más operativas: la Legión, la Brigada Paracaidista (Bripac) y la Brigada Ligera Aerotransportable (Brilat) las unidades más especializadas y donde se han registrado todas las bajas. La explicación de estas circunstancias es que, cuando se dio vía libre a la entrada de extranjeros en el Ejército, tan sólo se les permitía el ingreso en la Bripac. En la actualidad, los extranjeros llegan a un 25 por ciento y los soldados consultados por ABC se- ñalan que, aunque ahora los suramericanos pueden ir a otras unidades, siguen ingresando un alto porcentaje en la Bripac, ya que los españoles no quieren ir a este tipo de unidades Estos soldados reconocen que son los que están al frente en las situaciones más complicadas, por eso hay un mayor porcentaje de fallecidos. Nosotros somos los que nos exponemos, los mandos están en las bases reiteran. La autorización para que los extranjeros pudieran ingresar en las Fuerzas Armadas es- pañolas fue aprobada por el Gobierno del Partido Popular, que permitió hasta un 3 por ciento de los efectivos. Posteriormente, el ministro de Defensa José Bono subió el porcentaje hasta el 7 por ciento, que volvió a incrementar José Antonio Alonso en mayo hasta llevarlo a un 9 por ciento, pero en estas unidades de elite la cuota sube hasta el 25. El requisito principal para ingresar en las Fuerzas Armadas es tener el permiso de residencia en vigor y el tiempo en el que pueden permanecer es Más extranjeros para un Ejército que pierde efectivos La entrada de extranjeros en las Fuerzas Armadas ha sido la medida recurrente tanto por el Gobierno del Partido Popular como el del PSOE para evitar la sangría que se estaba produciendo en el Ejército, que año tras año estaba viendo disminuir el número de efectivos, desde que se convirtió en profesional y la mili dejó de ser obligatoria. Este descenso en el número de militares se ha hecho especialmente significativo en el Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero, según se refleja en los informes sobre Personal al servicio del sector público estatal correspondiente a los años 2003 y 2006. Según los datos aportados por este informe, durante esta legislatura las Fuerzas Armadas han perdido hasta once mil efectivos. Así, en 2006 el número de militares era de 137.699, mientras que en 2003 la cifra era de 148.731. Este descenso ha afectado tanto al personal militar en activo como al número de efectivos que ya han pasado a la reserva. La pérdida se detecta, en gran parte, en las categorías más altas del escalafón. de un máximo de seis años, a no ser que consigan la nacionalidad española. En 2006, de los cerca de 120.000 efectivos, los extranjeros eran tres mil. Las críticas a la escasa formación de los militares que se desplazan al extranjero no sólo proceden de los propios soldados que se ven afectados, sino que los propios militares apoyan esta reivindicación, así como las organizaciones que los representan. Desde la Asociación Unificada de Militares Españoles (Aume) su secretario general, Mariano Casado, denuncia que un chaval de dieciocho años, por su edad, no le ha dado tiempo de formarse, no tiene preparación técnica, pero tampoco psicológica. Hay que preguntarse cuáles son los criterios seguidos para enviar a la gente a las misiones internacionales y por qué van a la primera línea Entre los militares apuntan que cuál es el plan de instrucción que tiene la OTAN para los militares que se envían a estas misiones. Más información en D 7 y en la Revista Española de Defensa: www. mde. es