Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 1 s 7 s 2007 ÚLTIMO DEBATE DE POLÍTICA GENERAL ANTES DE LAS ELECCIONES SÍNTOMAS DE AGOTAMIENTO EN EL GOBIERNO ESPAÑA 21 Zapatero- Rajoy, primer acto de campaña El martes empieza el debate sobre el estado de la Nación, el último antes de las generales. No será uno más, sino la presentación de la precampaña de dos candidatos que ya inician la carrera de las urnas ÁNGEL COLLADO MADRID. El Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero encadena un mes de fracasos en todo lo que toca- -elecciones municipales, negociación con ETA, Constitución europea, intervención en la guerra de Líbano... no le quedan proyectos de calado y con posibilidad de venta para la opinión pública, tiene a sus socios parlamentarios poco dispuestos para apoyar los próximos Presupuestos Generales del Estado y busca desesperadamente contenidos para justificar la prolongación de una legislatura que agoniza desde diciembre del pasado año. Zapatero llega al debate sobre el estado de la Nación que empieza el martes en el Congreso agotado por falta de proyectos y porque se le viene abajo su principal apuesta: el final dialogado del terrorismo. Ahora, su objetivo consiste en que no se note, alimentar a la Cámara con textos de rango menor y aclararse él mismo, en el seno del Ejecutivo, sobre si le queda margen, impulso y apoyos para acometer reformas del calado técnico del Código Penal. La sesión parlamentaria de pasado mañana servirá de balance de la legislatura, perdida y desestabilizadora para la propia democracia, según la oposición, y de arranque de una precampaña electoral que durará hasta marzo del próximo año, si es que Zapatero aguanta en otoño y no se ve obligado a disolver las Cámaras. El choque Gobierno- oposición se presenta contundente después de la relativa tregua que se habían dado en las últimas tres semanas ante el anuncio de ETA de volver a abrir todos los frentes en su actividad terrorista. Los detalles sobre las negociaciones entre los enviados de Zapatero y los etarras, antes y después del atentado de la T- 4, aportados desde Gara y las denuncias de la oposición sobre la pésima gestión gubernamental en el envío y pro- Zapatero y Almodóvar, que aparecen junto a De la Vega, recibieron ayer el premio Mujeres Progresistas tección de las tropas españolas en Líbano han puesto las cosas donde estaban antes. Una oposición que va a por todas y un Gobierno que basa buena parte de su respuesta a los problemas que tiene o se busca en cargar contra la oposición que lo denuncia. Durante los tres años que lleva en el poder, el jefe del Ejecutivo ha tenido dos obsesiones: pactar con ETA el fin de la violencia y marginar al Partido Popular. A esos dos objetivos ha sometido su acción de gobierno, han resultado un fiasco y, si quiere perseverar en ellos, tiene que ganar las próximas elecciones para volver a intentarlo. De momento, con las encuestas en empate técnico y unas elecciones municipales con una pequeña ventaja para el PP, la opción del PSOE sigue siendo frenar a la oposición, mantener las mejores relaciones posibles con todas las minorías existentes de cualquier color en cualquier rincón del mapa electoral local, y esperar a que lleguen tiempos mejores. La versión oficial que mantiene el Gobierno es la habitual de todos los gabinetes en las presentes circunstancias: se agotará la legislatura. Incluso se apunta que las elecciones podrían ser en abril en vez de en marzo. La ley electoral da de hecho ese margen. La versión oficiosa en fuentes socialistas es que sólo si después de las vacaciones hubiera constancia de que el panorama para marzo pintaba peor- -también por la situación económica- cabría plantearse el adelanto. Si la negociación de los Presupuestos se pone difícil, siempre podría recurrir a un prórroga de los vigentes, electorales ya de por sí. Es lo que hizo Felipe González en el otoño de 1995. El problema que tiene el Ejecutivo es la pobreza del adorno esbozado para los próximos meses por muchas mayúsculas que le ponga. El Gobierno pretende impulsar su acción en ámbitos tales como la política medioambiental, en la Estrategia Española de Seguridad y Salud Laboral, en la gestión de la inmigración regular, en la modernización administrati- EFE Zapatero se enfrenta al debate pendiente de ETA y obligado a demostrar fuelle para acabar la legislatura Nueve meses antes de las elecciones se ha quedado sin su plan principal el final dialogado del terrorismo) y tampoco tiene ya proyectos de calado Encadena un mes de fracasos: municipales, negociación con ETA, Constitución europea o la guerra del Líbano En 48 horas, el Gobierno pasó de proponer al Congreso una reforma veraniega del Código Penal a dejarlo para el otoño va, en la cooperación entre administraciones o en la plena integración de todos los ciudadanos en la sociedad de la información Así reza el guión para el debate que ha enviado al Congreso. Sobre el meollo de esta legislatura de Zapatero, el cuestionamiento del orden constitucional vía Estatuto catalán y negociación con ETA, el texto no puede ser más ambiguo. Nada de derrota del terrorismo ni renuncia al final dialogado Sí comprensión con lo ocurrido, censura sobre el contenido de lo tratado y exigencia de sumisión a lo que decida el Gobierno en la materia. Si el Gobierno tiene poco consistente que ofrecer para lo que quede de legislatura, el Partido Popular va con el balance general del periodo en clave de muestrario de desastres. Y no sólo en el capítulo de la lucha antiterrorista. Mariano Rajoy ni siquiera pedirá anticipo de elecciones, se limitará a describir la situación. En (Pasa a la página siguiente) Ambigüedad calculada Dos obsesiones Al choque