Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 1- -7- -2007 Diez años de la liberación de Ortega Lara ESPAÑA 17 Había preparado una bolsa de plástico con unos cordeles: era su arma para quitarse la vida, desesperado en aquel agujero húmedo los carceleros alargó la juerga esa noche y hubo que esperar a que volviera. Los cuatro fueron arrestados a la vez en sus casas (poco antes de las tres de la madrugada) El otro punto fuera del plan fue que a esas mismas horas llegó la noticia de que se había liberado a Delclaux en Elorrio, pero los planes no variaron. Bolinaga es llevado a la nave. Se mantuvo impertérrito. Aquello era desesperante. La fábrica era inmensa, llena de cachivaches y máquinas. Cada uno miraba por donde podía. Fue angustioso, más a medida que pasaban las horas. Empezaba a amanecer. Algunos miraban el reloj, otros entraban y salían, unos cuantos tenían fe ciega en que el secuestrado estaba allí. Pero es que los zulos de ETA no se encuentran a no ser que sepas dónde están Al agente se le nota que está próximo el final, que alarga recordando cada momento. Teníamos unos datos previos y no se habían desvirtuado. Allí había una cocina, ruinosa y sucia, sí, pero con restos de comida y platos sin fregar. Pensábamos que no eran de Bolinaga La comisión judicial se vio en la tesitura de esperar a que apareciera Ortega Lara o trasladarse a entrevistar a Delclaux; la Guardia Civil, como es habitual en su forma de trabajo, no iba a tirar la toalla. Decidimos avisar al juzgado y que se hiciera un registro más minucioso; luego no hizo falta Alguien encontró dos máquinas idénticas; en una se movía un tornillo, en la otra no. Era un cilindro de acero y hormigón que colgaba de una cadena y encajaba en el suelo Fue necesaria una grúa porque el mecanismo de apertura, que por fin reveló el carcelero al verse descubierto, no funcionó. El gigantesco mecanismo dio paso a las tripas de la tumba desde la que sólo provenía silencio. Matadme de una vez, hijos de puta fue lo primero y único que oyó el guardia que bajó en primer lugar. Cuando el prisionero asomó la cabeza, decenas de agentes vieron cara a cara el horror de cerca, el de los campos de concentración, el de los muertos en vida. Pero eso ya es historia y aniversario, y Ortega Lara, padre y esposo, recuperó la suya y sigue como símbolo de resistencia contra la banda asesina. Una cocina ruinosa Impresionante y conmovedora imagen de Ortega Lara llegando a su casa; una foto que ya es parte de la historia del horror próximo a la nave. Todas las cautelas son insuficientes porque aún no está nada claro si Bolinaga y sus amigos sólo han puesto la nave y dentro espera un comando liberado. El 30 por la mañana se informa al juez Garzón (estaba de guardia) y al ministro Jaime Mayor Oreja. Yo creo que todos, desde el mando al guardia, éramos conscientes de lo que nos jugábamos Un error podía costarle la vida a Ortega Lara y también a Delclaux, pensaban entonces. El guión era el siguiente: primero detener a Bolinaga y sus amigos etarras- -Javier Ugarte Villar, José Miguel Gaztelu Ochandorena y José Luis Erostegui Bidaguren- -con la máxima discreción; después, centrarse en la nave y más tarde cerrar Mondragón a cal y canto. En ese orden se actúa, sólo con una variación. Uno de FÉLIX ORDÓÑEZ Interior del zulo en el que la víctima estuvo secuestrada más de 500 días ABC