Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 ESPAÑA www. abc. es DOMINGO 1- -7- -2007 ABC Los pactos postelectorales llevan al tripartito vasco al borde de la ruptura EA e IU acusan al PNV de Imaz de preparar el terreno para pactar con el PSE s Pugna interna entre los nacionalistas en pleno proceso electoral para renovar cargos VÍCTOR ORTEGA VITORIA. La definición de los pactos postelectorales en las corporaciones municipales y provinciales ha abierto grietas en las relaciones entre PNV EA e IU y ha puesto en cuestión el futuro del tripartito como fórmula para gobernar las instituciones públicas del País Vasco. La tensión generada ha destapado también las distintas estrategias que conviven en el seno del partido que preside Josu Jon Imaz. El detonante de este episodio de enfrentamiento entre los socios que garantizan estabilidad al Gobierno de Ibarretxe fue el incumplimiento del acuerdo PNV- EA para apoyarse mutuamente ante la posibilidad de formar gobiernos municipales. EA, que ha ido por libre en las municipales, incumplió ese pacto en siete localidades del País Vasco (Zumaya y Azpeitia, en Guipúzcoa; Musquiz, Górliz, Arteaga y Busturia, en Vizcaya; y Lesaca, en Navarra) e impidió a sus socios nacionalistas acceder a las alcaldías de estos pueblos. El PNV exhibió su malestar por estos casos y EA anunció que intentaría reconducir la situación y devolver las alcaldías que, según el citado acuerdo, deberían estar en manos de la otra formación nacionalista. El tiempo pasó, nada se recondujo y las cosas se complicaron todavía más con la decisión de IU de votar junto a PSE y PP para elegir a la socialista Rafaela Romero presidenta de las Juntas Generales de Guipúzcoa. Destacados dirigentes del PNV fieles a la línea moderada de Imaz abandonaron el discurso prudente que habían mantenido hasta entonces y advirtieron con claridad que el tripartito podía tener fecha de caducidad. El más claro fue el dirigente José Antonio Rubalkaba, cuando reconoció abiertamente que el tripartito puede estar en fase de liquidación El propio Josu Jon Imaz terció en la polémica y su intervención no pasó desapercibida para nadie. Imaz censuró con contundencia a EA, acotó la garantía de permanencia del tripartito en el Gobierno vasco hasta las próximas elecciones autonómicas y dejó, de esta forma, abierta la posibilidad a otros tipos de alianzas a partir del año 2009. El sector soberanista- -alineado con las tesis de Joseba Egibar de buscar la concentración de fuerzas entre los partidos nacionalistas y aquellos que, como IU, asumen el derecho de autodeterminación- -guardó silencio. El lendakari Juan José Ibarretxe habló por ellos: realizó una encendida defensa del tripartito, le auguró futuro más allá de 2009 y abogó por su extensión a todas las instituciones. Elecciones internas Fecha de caducidad La fotografía se revela nítida. El sector moderado del PNV quiere abrir el abanico de opciones para gobernar las instituciones debido a una mera cuestión tanto práctica como ideológica, mientras que el sector soberanista- -del que participa cada vez con más claridad Ibarretxe- -se aferra a la fórmula del tripartito y rechaza todo acercamiento al Partido Socialista. No coincido plenamente con las ideas de ninguna de las personas con las que he estado en mi vida, ni siquiera con las de mi partido ni con las del Consejo de Gobierno El presidente del Ejecutivo autónomo del País Vasco pronunció estas palabras el pasado jueves en un encuentro con empresarios para explicar la buena relación que mantiene con sus adversarios políticos, pero quizá dejó traslucir sus pensamientos. Esta pugna interna cobra especial relevancia al haberse dado el pistoletazo de salida al proceso electoral para renovar la dirección del PNV Todavía es pronto para asegurar si los sectores moderado y soberanis- En EA se dice abiertamente que Imaz trabaja contra Ibarretxe para romper su tripartito ABC