Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
90 DEPORTES NBA s Sorteo del draft SÁBADO 30 s 6 s 2007 ABC Tengo un hermano en América, ¿y usted? Rudy Fernández y Marc Gasol conocieron ayer su suerte en el draft de la NBA. Ambos jugadores podrían seguir los pasos de sus hermanos, de ir a la que, dicen, es la mejor liga de baloncesto. El alero salió en el 24 (por Portland) y el pívot en el 48 (Lakers) POR MIGUEL ÁNGEL BARBERO MADRID. Históricamente, tener un familiar en América siempre había sido síntoma de buena fortuna. Desde la herencia que podía caer de algún desconocido pariente indiano hasta la posibilidad de facilitar trabajo y residencia a los demás en las etapas más duras de nuestro país. Por lo que al baloncesto se refiere, los dos españoles elegidos en el draft de la NBA, Rudy Fernández y Marc Gasol, han tenido muy cerca a quienes les abrieran el paso en el mundo profesional. El escolta verdinegro lleva tiempo siendo el objeto de deseo de muchos de los clubes de la Liga. Y el hecho de que su hermana Marta llevara unas semanas bajo la tutela del equipo femenino de los Lakers también le ha sido de utilidad. Es cierto que no salió tan arriba como esperaba (ocupó el puesto 24) pero el resultado es bastante apetecible. De entrada le escogieron los Suns, el cuadro de su apetencia, pero rápidamente fue traspasado a los Blazers, los protagonistas de la noche. No sólo por convertir a Greg Oden en el número uno, sino por todos los movimientos que hicieron a continuación y que certificaron que el pívot será su jugador franquicia. Traspasaron a Zach Randolph, Fred Jones y Dan Dicau a Nueva York a cambio de Steve Francis y Channing Frye. Los de Oregón apuestan por el futuro y ahí Rudy tiene muchas posibilidades. Además, jugaría con su amigo Sergio Rodríguez en lo que sería el segundo doblete español. Otra cosa es que al balear le interese dar el salto ahora o dentro de un año. Le queda contrato con el DKV Juventud y la libertad le costaría un millón de euros, de los que la mitad deberían salir de su bolsillo. El caso de Marc también tiene miga. Salió con un número muy bajo (48) pero le escogió un equipo en el que jugarían gratis la inmensa mayoría de los mortales: los Lakers. ¿Tendrá algo que ver la cena que mantuvieron en Barcelona su hermano y Kobe Bryant? Con todos los rumores que hay acerca de los angelinos (con las llegadas de Kevin Garnett o el propio Pau tomando fuerza) no sería una mala plaza para él, ni mucho menos. Aparte, el dinero no sería un problema. Su cláusula es muy reducida (300.000 euros) y podrían asumirla los californianos. Los emolumentos que recibiría en Estados Unidos serían muy inferiores a los que le pueden ofrecer el Tau o el Real Madrid en España. Como siempre, manda el vil metal. Juan Carlos Navarro y Fran Vázquez también quieren ir, pero con ellos el Barça tiene la última palabra. El freno actual para ir a la NBA son las cláusulas, aunque se tenga un hermano allí como avanzadilla. Más información sobre el draft http: www. nba. com Españoles en el draft Fernando Martín. Con el número 38 (1985) en 2 ronda (Nueva Jersey) José Antonio Montero. Con el 113 (1987) en 5 ronda (Atlanta) Roberto Dueñas. Con el número 58 (1997) en 2 ronda (Chicago) Pau Gasol. Con el 3 (2001) en 1 ronda (De Atlanta a Memphis) Raúl López. Con el 24 (2001) en 1 ronda (Utah) Juan Carlos Navarro. Con el 40 (2002) en 2 ronda (Washington) Albert Miralles. Con el 39 (2004) en 2 ronda (Los Raptors de Toronto cedieron sus derechos a los Heat de Miami) Fran Vázquez. Con el número 11 (2005) en 1 ronda (Los Magic de Orlando) Sergio Rodríguez. Con el 27 (2006) en 1 ronda (Phoenix y luego traspasado a Portland) Rudy Fernández se cuelga del aro en un partido EFE Rudy está preparado para dar el salto a la NBA Marta Fernández s Jugadora de Los Ángeles Sparks La hermana de Rudy, como ya hizo Amaya Valdemoro, ha aprovechado el parón liguero para ir a la WNBA POR M. Á. BARBERO MADRID. Pocas parejas de hermanos son tan productivas como la que forman Marta y Rudy Fernández. Los dos son baloncestistas internacionales con España, y adornan su palmarés con el oro mundialista (él) y la presencia en la NBA femenina. Ahora ambos pueden reunirse de nuevo. -Sí, está totalmente preparado para dar el salto, lo ha demostrado este año en la Peña Lo que pasa es que a día de hoy todavía no se puede saber si vendrá de inmediato o tendrá que esperar un año. Le queda un año de contrato en el Juventud, su club de toda la vida. -Sí, pero todo eran especulaciones. No se sabía qué equipo le elegiría y ni en qué puesto. Ahora al menos ya lo tiene claro. ¿Habían hablado mucho del draft po como titular, y hacerlo tan bien en su primer año? ¿Le ha aconsejado sobre el tipo de vida en Estados Unidos? -Hablamos muy a menudo, le explico todo lo que me pasa y lo que estoy viviendo aquí. -Lo normal. Creo que no hay ningún caso de hermanos profesionales en la NBA y en la WNBA y eso llama la atención. -No. Cuando fiché por las Sparks era consciente de que hacerse un hueco iba a ser tarea complicada. Pero Michael Cooper, el entrenador, ha confiado en mi y me ha hecho estar con confianza en la pista. -La WNBA es una Liga muy intensa y competitiva. Hay muchos equipos con posibilidades de ganar el anillo. El objetivo es competir día a día para llegar a los playoffs en el mejor momento de forma. Podemos hacer grandes cosas. ¿Hasta dónde pueden llegar esta temporada? ¿Le han hecho muchas preguntas acerca de él últimamente? Greg Oden, la bestia número uno La noche del draft tuvo un esperado protagonista: Greg Oden. El pívot de Ohio State fue la primera elección de Portland y se recupera así la tradición del pívot nato: el ejemplo de Tim Duncan es garantía de éxito. Oden (19 años y 2 13 de estatura) llevó a su equipo a la final de la NCAA en su único año colegial, aunque cayó ante Florida. Son dos sensaciones distintas. Estoy muy ilusionado con mi futuro NBA, pero esa derrota no la olvidaré nunca Le siguieron en la lista Kevin Durant (Seattle) Al Hortford (Atlanta) Mike Conley (Memphis) y Jeff Green (Seattle) A las pocas horas, empezaron los primeros movimientos post draft Los Supersonics de Seattle traspasan al veterano escolta Ray Allen a los Celtics de Boston a cambió de los derechos de Jeff Green, el base Delonte West y el alero Wally Szczerbiak. -Después de varias semanas fuera de casa, ¿qué es lo que más echa en falta? -Sobre todo mi gente y Badalona. Hablo todos los días con mi familia. Los echo de menos, aunque tengo muchas visitas. ¿Impresiona mucho jugar en la cancha de los Lakers? ¿Cree que Rudy tiene un puesto en los Blazers? -Mi adaptación ha sido fácil. Me gusta mucho la ciudad, el clima y la gente. En el equipo he tenido la suerte de coincidir con grandes profesionales. ¿Qué tal se ve en la mejor competición del mundo? -El Staples Center impone. El primer partido allí no lo olvidaré nunca, fue muy emocionante. El ambiente es fantástico y la ciudad se vuelca. -Más o menos, lo que más me ha sorprendido es el ritmo de la Liga. Treinta y cuatro partidos en tres meses es un no parar. Las mayores diferencias son el físico y el arbitraje. ¿Se lo esperaba así? ¿Se esperaba jugar tanto tiem-